eldiario.es

Menú

Rubalcaba: no hay otra estrategia que detener etarras "hasta que esto se acabe"

MADRID

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha afirmado que la operación de esta madrugada ha demostrado que la estrategia compartida entre las Fuerzas de Seguridad y la Policía Autónoma Vasca "no es otra que detener, detener y detener hasta que esto acabe". Ha expresado su satisfacción por la detención de los presuntos etarras implicados en el asesinato de Joseba Pagazaurtundua y ha destacado la ausencia de atentados cometidos por ETA desde hace casi un año.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

Rubalcaba

Rubalcaba

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha afirmado que la operación de esta madrugada ha demostrado que la estrategia compartida entre las Fuerzas de Seguridad y la Policía Autónoma Vasca "no es otra que detener, detener y detener hasta que esto acabe". Ha expresado su satisfacción por la detención de los presuntos etarras implicados en el asesinato de Joseba Pagazaurtundua y ha destacado la ausencia de atentados cometidos por ETA desde hace casi un año.

En rueda de prensa en el Ministerio del Interior, Rubalcaba ha felicitado a la Ertzaintza por la "larga investigación" que ha permitido detener a Gurutz Agirresarobe y Aitziber Ezkerra y ha añadido que se ha localizado la misma pistola que la empleada en el asesinato de senador del PP Giménez Abad.

Después de recordar el aniversario de la muerte de los guardias civiles Diego Salvá y Carlos Saénz de Tejada en Mallorca, ha expuesto que el próximo 9 de agosto se cumple un año en el que no ha habido ningún atentado de ETA. "Ni graves, ni menos grave, ni grandes ni pequeños", ha remachado.

En cualquier caso, ha asegurado que las Fuerzas de Seguridad siguen con la guardia "bien alta" y ha precisado que si no se han cometido atentados es porque "entre todos se los hemos impedido". "No porque ETA no quiera", ha matizado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha