eldiario.es

Menú

Simancas presenta su dimisión como secretario general del PSM-PSOE

UNA COMISIÓN GESTORA DIRIGIRÁ A LOS SOCIALISTAS MADRILEÑOS

- PUBLICIDAD -

El secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), Rafael Simancas, anunció este lunes su dimisión al frente de la formación en la capital española, una decisión que el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, consideró "un acto de compromiso y nobleza". Simancas dio a conocer su dimisión como líder del PSM tras reunirse con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para comunicarle una "decisión personal", derivada de la necesidad de un Partido Socialista de Madrid "renovado y en plena forma".

La dimisión de Simancas no estaba prevista, ya que el día siguiente de los comicios autonómicos aseguró que continuaría al frente del PSM hasta el próximo Congreso Regional, programado para después de las próximas elecciones generales, aunque ya avanzó que no repetiría como candidato en los comicios autonómicos de 2011. La marcha de Simancas es la segunda dimisión que a causa de los resultados electorales se produce en las filas socialistas, tras la anunciada el pasado jueves por el candidato a la Alcaldía de la capital, Miguel Sebastián.

Simancas, en una multitudinaria conferencia de prensa, subrayó que continuará como diputado en la Asamblea autonómica y como senador. Entretanto, la Ejecutiva Federal nombrará una comisión gestora para dirigir la organización de los socialistas madrileños hasta la convocatoria, "en el plazo que considere oportuno", de un congreso extraordinario.

A este respecto, Simancas recalcó que "hay tiempo de sobra para que la nueva dirección convoque a los órganos correspondientes", ya que la Asamblea de la Comunidad de Madrid se constituirá el próximo 12 de junio, y el Ayuntamiento, el 16.

"Cambios profundos e inaplazables"

Afirmó, no obstante, que los socialistas madrileños deberán acometer "cambios profundos en su estructura, en su proyecto, en sus discursos" y "en sus equipos". Unos cambios que consideró "inaplazables" para hacer del PSM una organización "ganadora" que "más pronto que tarde", apuntó, obtendrá la victoria en la Comunidad.

El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, tras elogiar este gesto de "compromiso y nobleza" de Simancas, aseguró que el partido ha tomado "nota" de lo expresado por las urnas el pasado 27 de mayo. Blanco, quien agradeció el trabajo de Simancas y Sebastián, destacó el "gesto" de los dos candidatos de "asunción de las responsabilidades políticas" y aseguró que, a partir de ahora, el PSOE trabajará para "dar la mejor respuesta" a los ciudadanos de Madrid, para lo que llevarán a cabo "un cambio tranquilo, pero seguro".

El dirigente socialista puso en contraste las decisiones de Simancas y de Sebastián con "el gesto de otras formaciones", en alusión al PP, cuyo líder, Mariano Rajoy, "pasó de la mayoría absoluta a la absoluta derrota".

Desmoronamiento del liderazgo de Zapatero, según el PP

Precisamente desde el PP, su secretario general, Ángel Acebes, acusó a Rodríguez Zapatero de haber provocado en el PSOE una "crisis" que "se extiende por toda España", especialmente en Madrid, Comunidad Valenciana, Cantabria y Castilla y León, añadió. "Zapatero ha abierto una gran brecha en el PSOE y su liderazgo ha comenzado a desmoronarse. Su estrategia de destruir al PP y asociarse con las minorías ha fracasado y las consecuencias desde el 27 de mayo son grietas en el PSOE tanto a nivel local como regional", dijo Acebes tras acusar al presidente del Gobierno de ser un "líder corrosivo" y un "lastre" para su partido.

Según reconoció Simancas, una "reflexión en las últimas horas" precipitó la dimisión, ya que dio un giro a sus pretensiones iniciales y le llevó a comunicar personalmente su cese al presidente del Gobierno, quien le transmitió, en palabras de Simancas, "apoyo y confianza". Rafael Simancas, nacido el 1 de julio de 1966 en Kehl (Alemania), adonde emigraron sus padres desde un pueblo de Córdoba, deja la secretaría general del Partido Socialista de Madrid después de siete años en el cargo, los cuatro últimos marcados por dos fracasos electorales consecutivos y un gobierno abortado en junio de 2003 por la traición de los entonces diputados socialistas Eduardo Tamayo y Teresa Sáez.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha