eldiario.es

Menú

Suspenden la declaración de Camps, que está ilocalizable

CASO NÓOS

El expresidente valenciano, que debía declarar como testigo por los contratos de la Generalitat con Urdangarín, no ha podido ser encontrado por el juzgado.

- PUBLICIDAD -

Francisco Camps está ilocalizable. En paradero desconocido. Missing. El juzgado de instrucción de Palma que investiga el caso Nóos ha decidido suspender la declaración del expresidente de la Generalitat, que se debía producir este domingo a las 11.30 horas en el lugar que él designara.

Francisco Camps y Rita Barberá.

Francisco Camps y Rita Barberá.

Después de todo un fin de semana de pesquisas frustradas, vía telefónica y a través de la policía, el juez José Castro ha decidido suspender y aplazar la declaración de Camps, que manifestó su voluntad de declarar por escrito acogiéndose a la prerrogativa que le concede su condición de expresidente autonómico de acuerdo con la Ley de Enjuiciamiento Críminal.

Camps tomó esa decisión a última hora del jueves, al límite del plazo legal. Desde entonces, y a instancias del fiscal del caso, que quería tomarle declaración a la mayor brevedad, el juzgado ha intentado dar con él. No ha sido posible a pesar de que la citación fue notificada el 4 de noviembre, con dos semanas de antelación.

Camps y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, son testigos en la investigación del caso Nóos. Ambos tienen relación con la supuesta trama delictiva tras encargar a Urdangarin actos por valor de casi 4 millones de euros sin concurso público o estudio que lo justificara. Por una parte, la empresa de Urgandarin cobró unos 3,6 millones por organizar tres ediciones de la Valencia Summit, un congreso relacionado con los grandes acontecimientos deportivos. Además, Noos se embolsó 382.000 euros del contribuyente por un estudio sobre unos eventuales Juegos Europeos que, por supuesto, nunca se celebraron.

Barberá si declaró el sábado ante el juez Castro en los juzgados de Valencia. Camps, por el contrario, tal vez para evitar ser fotografiado volviendo al Palacio de Justicia, optó por declarar por escrito. El juez intentó emplazarle a hacerlo en las 11.30 del domingo en el lugar que él designase y en presencia de la secretaria judicial, que debía certificar, entre otras cosas, que contestaba a las preguntas de las partes sin consultar a terceros.

Sin embargo, Camps no ha podido ser localizado y, por supuesto, no ha dado señales de vida. Aunque el juzgado ha intentado, asegura el TSJB, dar con él hasta casi al final, finalmente ha optado por suspender y aplazar la declaración. La comitiva judicial presidida por el juez Castro y desplazada a propósito desde Palma a Valencia vuelve a las islas con el trabajo a medio hacer.

¿A qué se dedica Camps?

El expresidente de la Generalitat, defenestrado por su partido antes de ser juzgado (y absuelto) por el caso de los trajes, apenas hace vida pública. Casi nunca ocupa su escaño en las Cortes Valencianas y, aunque es miembro del Consell Jurídic Consultiu, un órgano asesor, no se le conoce actividad relevante alguna. Es el único expresidente autonómico que no ha renunciado al coche oficial y los asesores que, por ley, puede disfrutar.

Barberá carga contra Urdangarín

El sábado Barberá sí declaró. Según explicó la abogada del sindicato Manos Limpias, Virginia López, que ejerce la acusación popular en el caso Nóos, la alcaldesa de Valencia fue tajante: "Urdangarin me engañó". Ella dió una versión ligeramente diferente a su salida del juzgado. Urdangarin "me dice que tiene una entidad sin ánimo de lucro y yo me lo creo". A partir de ahí, Barberá se autoexculpó. "Yo me desentendí. A mí me contó ideas pero nada concreto, le dije que debían valorarlo los expertos. Yo no organicé nada, ni tomé ninguna decisión, ni de llamar a nadie, ni de votar, ni de presionar".

En su declaración, la alcaldesa ha asegurado que fue Juan Antonio Samaranch, expresidente del Comité Olímpico Internacional, quien, con motivo de la adjudicación de la Copa América a Valencia, la llamó para recomendarle que la ciudad hiciera actividades paralelas, tal y como hizo Barcelona con los Juegos Olímpicos del 92. Por ello, mantuvo una entrevista con el Duque de Palma en la que "él me expuso ideas, (..pero..) no concretó nada".

Ha negado que se hubiera reunido con el yerno del Rey en el Palacio de la Zarzuela, residencia de la casa real, y ha desmentido haber sido clave en los contratos firmados por Urdangarin con algunas instituciones valencianas. Se limitó a darle, asegura, los nombres de algunas entidades que podrían estar interesados en trabajar con Nóos, casos de la Ciudad de las Artes y las Ciencias o Valencia Convention Bureau. Si reconoció haberse reunido hasta en tres ocasiones con el marido de la infanta Elena.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha