eldiario.es

Menú

'Txeroki' se niega a declarar ante la juez Le Vert

ETA COLOCA UNA BOMBA EN UN REPETIDOR DE TELEVISIÓN

- PUBLICIDAD -

La juez Laurence Le Vert imputó este viernes al considerado jefe del aparato militar de ETA, Mikel Garikoitz Aspiazu Txeroki, quien se negó a declarar, por la dirección de la banda terrorista, tras lo cual fue enviado a prisión provisional.

Le Vert consideró ese delito en relación con el sumario abierto por la investigación en la casa de Cauterets (suroeste) donde fue detenido Txeroki el pasado lunes en compañía de Leire López Zurutuza.

Txeroki también fue imputado por el delito de asociación de malhechores con fines terroristas relacionado con otro sumario abierto por Le Vert por el asesinato de dos guardias civiles en Cap Breton el 1 de diciembre de 2007, dijeron a Efe fuentes judiciales galas, quienes precisaron que podría ser condenado hasta a un total de 30 años de cárcel.

La juez del Tribunal de París fue quien ordenó la detención el lunes pasado del presunto jefe de ETA en relación con el crimen de Cap Breton, pero hoy desestimó el cargo de asesinato en este caso, agregaron las fuentes.

Después del interrogatorio, y tal como prevé la legislación francesa, ambos fueron enviados a prisión provisional por decisión del juez de las libertades y la detención (JLD).

La juez imputa a López Zurutuza el delito de "asociación de malhechores" en relación con el sumario abierto por la investigación en la casa de esa localidad francesa, donde se encontraron armas, documentos y matrículas de automóvil falsos y explosivos, agregaron las fuentes.

A Txeroki se le imputan además otros delitos en relación con el crimen de Cap Breton: receptación de robo en banda organizada, de robo con armas, de robo de fondos y de tenencia de sustancias utilizadas para la fabricación de explosivos.

Vinculados al sumario abierto por la investigación en Cauterets, a Txeroki le imputa además la juez por el hallazgo de documentos administrativos falsos, de placas de matrículas falsas y, sobre todo, por el de "dirección" de asociación de malhechores con fines terroristas.

El interrogatorio de Txeroki y López Zurutuza se produjo nada más terminar el período de 96 horas durante el cual estuvieron bajo custodia de la Subdirección Antiterrorista (SDAT) en Levallois-Perret -a las afueras de la capital francesa- adonde habían sido trasladados el pasado martes.

El presunto jefe del aparato militar de ETA había sido detenido en la madrugada del lunes pasado en una intervención ordenada por Le Vert y en la que intervinieron agentes de la SDAT, de la policía judicial de Bayona y del cuerpo especial RAID, con participación de agentes de la Guardia Civil.

Txeroki tiene 22 causas pendientes en los seis juzgados centrales de instrucción de la Audiencia Nacional española, entre las que destacan los asesinatos de Cap Breton y el atentado en el aeropuerto de Barajas en diciembre de 2006, que causó la muerte a dos ciudadanos ecuatorianos y que supuso la ruptura del alto el fuego decretado por la banda en marzo de aquel año.

Según informaron en Madrid fuentes fiscales, estos 22 procedimientos, que tiene abiertos el presunto terrorista como autor material o como inductor, llevan aparejada la prisión provisional y la correspondiente orden europea de detención y entrega (OED o euroorden).

Fuentes judiciales francesas dijeron que por el momento no han recibido petición alguna por parte de las autoridades españolas para que Txeroki sea enviado ante la Justicia española.

El ministerio del Interior español reveló después de conocerse la detención de Txeroki y López Zurutuza -en una intervención conjunta entre fuerzas de seguridad francesas y de la Guardia Civil española- que la detección de las matrículas falsas del vehículo utilizado por los presuntos terroristas condujo a la detención.

La ministra del Interior francesa, Michèle Alliot-Marie, elogió el miércoles pasado la cooperación entre ambos países y destacó que después de la cincuentena de miembros o presuntos miembros detenidos en Francia el pasado año, hasta ahora en 2008 han sido un total de 36.

Artefacto en un repetidor de Bilbao

Por otro lado, la Ertzaintza ha atribuido a ETA la colocación la noche del jueves de un artefacto en un repetidor de televisión en el monte Arnotegi, en Bilbao, cuya explosión causó "daños de importancia" en la instalación.

El departamento de Interior del Gobierno Vasco ha explicado en un comunicado que los artificieros de la Ertzaintza se encuentran trabajando desde el amanecer en el lugar de la explosión y que por ahora no se tienen "datos" sobre el artefacto.

La Policía vasca no ha determinado el momento en el que se produjo la explosión del artefacto, aunque ha señalado que "pudo coincidir" con una voladura controlada realizada a las 21:40 horas en las obras de la autovía conocida como Súper-Sur.

Esta explosión, en la misma zona de los montes Arnotegi y Pagasarri, se escuchó en buena parte de Bilbao y fue confirmada a la Ertzaintza por la Guardia Civil, el cuerpo policial competente en el traslado y utilización de explosivos en obras civiles y minas, tanto anoche como esta mañana.

En el periodo de tiempo en el que se produjo la explosión la Ertzaintza también tuvo constancia de una pérdida en la emisión de señal de televisión en la misma zona, por lo que realizó una inspección preliminar del repetidor del monte Arnotegi.

Los agentes de la Policía Autónoma descubrieron, en esa primera inspección ocular, que la valla que rodea el perímetro del repetidor de televisión estaba rota, pero debido a la falta de luz y por razones de seguridad se pospuso la inspección detallada del repetidor del monte Arnotegi a la mañana de este viernes.

Ya con la luz del día, la Ertzaintza ha localizado carga explosiva, por lo que ha confirmado que anoche se produjo también un sabotaje, y los artificieros continúan trabajando en el lugar para determinar el tipo y cantidad de explosivo utilizado en el atentado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha