eldiario.es

Menú

'Txeroki' se niega a declarar

TAMBIÉN SE NEGÓ A FIRMAR LAS ACTAS

Se limitó a pronunciar 'ez' (no en euskera) a las preguntas de instructores y fiscales.

- PUBLICIDAD -

El ex jefe militar de ETA Garikoitz Aspiazu Rubina, Txeroki, se negó este martes a declarar en las cinco primeras causas que se instruyen en su contra en la Audiencia Nacional tras comparecer durante poco más de una hora ante los jueces Ismael Moreno y Santiago Pedraz, informaron fuentes jurídicas.

Aspiazu Rubina, 'Txeroki'. (EP)

Aspiazu Rubina, 'Txeroki'. (EP)

Txeroki utilizó una única palabra ('ez', 'no' en euskera) para negarse a contestar las preguntas que los jueces instructores y los fiscales le dirigieron al objeto de tratar de esclarecer su participación en cinco atentados cometidos en su etapa como líder del comando K-Olaia de ETA, entre enero y febrero de 2002.

Además de no participar en las declaraciones indagatorias, Aspiazu Rubina se negó a firmar las actas de las dos comparecencias y se limitó a designar a su abogada, con la que intercambió una breve conversación antes de comparecer ante el juez Pedraz: "Kaixo. Bai (Hola. Sí)".

Los titulares de los Juzgados Centrales de Instrucción 1 y 2 comunicaron al terrorista su procesamiento por las causas que investigan y prorrogaron su prisión incondicional por las mismas, tal y como solicitó el fiscal Ignacio Gordillo en los dos procedimientos instruidos por Pedraz y Susana Landeras y Daniel Campos en los tres que corresponden a Moreno.

En concreto, el juez Ismael Moreno interrogó a Txeroki por el envío de dos paquetes bomba al presidente del Grupo Correo, Enrique Ybarra, y a la delegada de Antena 3 en el País Vasco, María Luisa Guerrero, (ambos registrados el 17 de enero de 2002); y el intento de asesinato de la teniente de alcalde de Portugalete Esther Cabezudo (PSOE), que se produjo el 28 de febrero de 2002.

Pedraz, por su parte, le preguntó por su participación en el atentado contra el diputado socialista Eduardo Madina, que perdió una pierna al explotar una bomba lapa adosada a los bajos de su vehículo el 19 de febrero de 2002, y por la explosión de un coche bomba en Bilbao el 12 de enero de 2002.

Aspecto serio y tranquilo

Txeroki llegó al tribunal a las 9.50 horas conducido en un furgón de la Guardia Civil escoltado por otro vehículo del instituto armado, que lo trasladaron desde la prisión de Soto del Real (Madrid), donde pasó la noche tras ser entregado este lunes por Francia.

A los dos juzgados entró con semblante serio y tranquilo, esposado, en compañía de tres agentes del Cuerpo Nacional de Policía y vistiendo unos pantalones azules y un polo de manga larga gris que se quitó durante su comparecencia ante Pedraz para lucir una camiseta de color verde.

El etarra fue detenido en Cauterets el 17 de noviembre de 2008 como resultado de una operación contra la cúpula de la banda terrorista. Se trata del primer etarra que Francia entrega a España antes de haber finalizado las investigaciones sobre sus actividades delictivas en territorio galo.

Atentado contra el socialista Madina

Además de estas cinco causas, la Fiscalía de la Audiencia Nacional reclama a Txeroki por otras 16, entre las que se encuentra la orden de atentar contra la T-4 del aeropuerto de Madrid-Barajas el 30 de diciembre de 2006, que provocó la muerte de dos ciudadanos ecuatorianos.

La Fiscalía también instó el pasado viernes al juez Pedraz a reclamar las pruebas que implicarían Txeroki en el atentado de Capbreton (Francia), que costó la vida el 1 de diciembre de 2007 a los guardias civiles Raúl Centeno y Fernando Trapero.

Causas en España

Sin contar el atentado de Capbreton, Txeroki acumula en la Audiencia Nacional 21 órdenes de busca y captura y otros tantos autos de prisión y/o procesamiento por la actividad desarrollada en ETA entre 2000 y 2008: primero como colaborador del comando Ituren, en el año 2000; luego como integrante del comando K-Olaia, al que se atribuyen varios atentados en Vizcaya entre 2001 y 2003; y finalmente como jefe militar de ETA, labor que desarrollaba desde finales de 2003.

Además del atentado de la T-4, Txeroki tendrá que responder en España por el traslado de explosivos a Madrid en febrero de 2004, en lo que se denominó la 'Caravana de la Muerte'; la entrega de un rifle al miembro del comando Adur Javier Pérez Aldunate para que atentara contra el Rey y el encargo de asesinar, entre otros, al juez Fernando Grande-Marlaska.

Según la orden de entrega aprobada por la Corte de Apelación francesa, la primera visita del ex jefe militar de ETA a la Audiencia Nacional finalizará antes del próximo viernes, 26 de septiembre, fecha tope para su retorno a territorio galo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha