eldiario.es

Menú

Urkullu pide "una política penitenciaria diferente" a presos arrepentidos "hace tiempo"

BILBAO

El presidente del EBB y candidato a lehendakari por el PNV, Iñigo Urkullu, ha instado al Gobierno del PP a aplicar "una política penitenciaria diferente" a los presos de ETA que se arrepintieron "hace tiempo" de su trayectoria y que apostaron por "una revisión crítica pública" de su pasado, a los que, a su juicio, ahora "da la razón" el exportavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi.

- PUBLICIDAD -

BILBAO, 17 (EUROPA PRESS)

Iñigo Urkullu

Iñigo Urkullu

El presidente del EBB y candidato a lehendakari por el PNV, Iñigo Urkullu, ha instado al Gobierno del PP a aplicar "una política penitenciaria diferente" a los presos de ETA que se arrepintieron "hace tiempo" de su trayectoria y que apostaron por "una revisión crítica pública" de su pasado, a los que, a su juicio, ahora "da la razón" el exportavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi.

Durante su intervención en el desayuno de Fórum Europa-Tribuna Euskadi, Urkullu ha respondido, de esta forma, a las preguntas que se le han realizado sobre el extracto de un libro-entrevista de Otegi, en el que dice que siente, "de corazón" si, desde su posición política, ha añadido "un ápice de dolor, sufrimiento o humillación" a las familias de las víctimas del terrorismo.

"Si es verdad lo que se dice que dice Arnaldo Otegi, bienvenido sea", ha apuntado el líder nacionalista, para precisar que el exportavoz de Batasuna "viene a dar la razón a los presos que ya se adelantaron en mostrar una vía de arrepentimiento".

"Espero que, no sólo Arnaldo Otegi, sino que, a partir de lo que diga Arnaldo Otegi, también los restantes 500 presos más que existen en las cárceles por pertenencia a ETA o por acciones terroristas cometidas, también hagan una revisión crítica pública", ha reiterado.

Además, ha demandado al Gobierno de Mariano Rajoy que "aquéllos que ya hace tiempo hicieron una revisión crítica y tuvieron la valentía de dar ese paso adelante y de decirlo públicamente, se vean respondidos con una política penitenciaria diferente".

AUSENCIA DE VIOLENCIA

Durante su discurso, el candidato del PNV a lehendakari ha destacado que el próximo 21 de octubre se vivirán las primeras elecciones "en el deseado escenario de ausencia definitiva de la violencia terrorista", algo "desconocido para todos" hasta ahora.

A su juicio, "la declaración de cese definitivo de la actividad armada por parte de ETA" el 20 de octubre del pasado año y "la consiguiente ausencia de violencia, constituyen junto con la crisis, el elemento más determinante del contexto en que se van a celebrar estos comicios"

En esta línea, ha recordado que se han vivido ya "meses de alivio personal y colectivo, de esperanza, y lo más importante de todo, hoy hay personas que no temen por su vida, han recuperado gran parte de su libertad y de su intimidad".

"Y aunque no haya una paz definitiva, miles y miles de personas están disfrutando de una mayor paz personal, algunas con temores, con miedos, muchas con secuelas, todas con duros recuerdos, pero sin el miedo diario a que mañana ETA pueda atentar contra ellas", ha destacado.

El máximo representante del PNV ha recordado a la víctimas que han sufrido la violencia "en sus propias carnes" y a sus familiares, "personas que no podrán borrar nunca lo que la violencia les ha hecho, que nunca podrán recuperar maridos o mujeres, padres o madres, hijos o hijas, amigos, compañeros...".

"Nos quedan las consecuencias de décadas de fanatismo que tendremos que saber reparar y superar. Lo conseguiremos, porque ahora vivimos este tiempo de alivio personal y colectivo, de esperanza. Vivimos el tiempo que todos queremos vivir", ha señalado.

En este punto, se ha dirigido a los asistentes en el desayuno informativo para señalar que bastantes de los presentes "se han visto amenazados, han perdido compañeros, y han vivido la presión de la violencia". "Y en esas condiciones, han apostado por vivir y trabajar por este país, por Euskadi", ha añadido.

PAZ Y CONVIVENCIA

Iñigo Urkullu ha asegurado que la paz "es patrimonio colectivo de todos y llegar hasta aquí ha costado muchos años de sacrificio y esfuerzo".

Tras considerar que todavía "queda por delante mucho trabajo durante mucho tiempo", ha apuntado que "la paz ni puede ni debe ser utilizada para enfrentar a unos contra otros". "La ausencia de violencia supone abrir un camino por el que transitar hacia la convivencia social y la normalización política", ha dicho.

A su juicio, hay todavía "mucho por hacer hasta alcanzar la necesaria convivencia política y social", pero ha precisado que "estamos en el buen camino" y existe "determinación para transitarlo".

Para el candidato nacionalista, la única línea para avanzar en el diálogo y el acuerdo, para alcanzar la convivencia y la concordia, es "la discreción y la lealtad", un compromiso que, según ha asegurado, es "personal" y "no de hoy", sino de toda su trayectoria.

Iñigo Urkullu ha asegurado que su partido seguirá "ejerciendo de motor de inducción" para que el movimiento emprendido hacia la paz "no se detenga". "Cada paso que demos, por pequeño que sea, hará más irreversible el camino de la paz", ha señalado, para emplazar a avanzar hacia la paz "desde la memoria, la verdad, la justicia y la generosidad".

PARTICIPACIÓN POLÍTICA

Asimismo, ha subrayado de la pacificación y la participación política "plena" eran "dos necesidades" que la sociedad vasca tenía "hace tan solo unos meses y que hoy son una realidad". "La celebración de elecciones sin exclusiones era esencial para avanzar en la normalización y la convivencia política", ha indicado.

Por ello, ha destacado la importancia de estos comicios, tras los cuales "el Parlamento será la expresión democrática y fiel de la sociedad vasca, la expresión libre y plena de la soberanía de los ciudadanos de la Comunidad Autónoma Vasca". A su juicio, éste era "el escenario imprescindible para poder hablar del futuro económico, social y político de Euskadi".

Urkullu ha manifestado que, "en la violencia que ha sufrido Euskadi, es evidente que ha habido unos mucho más responsables que otros", al igual que en la crisis y "en la situación política del país, también hay responsabilidades desiguales".

"Pero para superar la crisis, para dejar atrás la violencia definitivamente y normalizar la convivencia política, para lograr un mayor autogobierno para el desarrollo de nuestro pueblo y, por lo tanto, para incrementar el bienestar de sus gentes, serán necesarios esfuerzos compartidos", ha apuntado.

En su opinión, "será necesario el diálogo, complicidades políticas, institucionales, sociales, y también personales" con el fin de alcanzar "grandes acuerdos". "Euskadi nos va a necesitar a todos, no se va a poder avanzar con visiones únicas, avanzaremos en el acuerdo y, como nuestro compromiso es avanzar, acordaremos", ha apuntado.

En referencia al nombre del programa electoral del PNV 'Compromiso Euskadi', se ha comprometido a construir "una Euskadi sin violencia, con el empleo, con la economía productiva, abierta al mundo, sostenible, solidaria, líder en Sanidad y Educación, con el euskera, que apuesta por la cultura y la juventud, y dueña de su propio destino".

El presidente del PNV ha comenzado su intervención con "un sentido recuerdo personal" para Anabella Domínguez, la esposa del alcalde de Bilbao Iñaki Azkuna, que falleció este pasado viernes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha