eldiario.es

Menú

Zapatero reitera que no cambiarán las reglas del juego en el proceso de paz

SOSTIENE QUE ''NO SE MODIFICARÁN'' PORQUE ''NO CABE LA VIOLENCIA''

- PUBLICIDAD -

El Gobierno reiteró este miércoles que "no cabe la violencia" en el proceso de paz e insistió en que el Ejecutivo ha puesto las reglas del juego y que éstas "no se modificarán", a propósito del último boletín interno de ETA que señala que la banda terrorista ampara los actos de kale borroka.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, reaccionó así al ser preguntado por el último "zutabe" de la organización terrorista, que sostiene que la violencia callejera es la respuesta lógica a los "ataques" judiciales y policiales que se están produciendo contra la izquierda abertzale.

"No cabe la violencia", sentenció Rodríguez Zapatero antes de aseverar: "lo que cabe es el fin de la violencia, que es el camino para el diálogo y la paz y, por supuesto, dentro del Estado de Derecho".

En este sentido se pronunció el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien insistió, al ser preguntado por esta cuestión, en que el Gobierno ha sido el que ha marcado las reglas del juego y en que éstas "no se modificarán".

Recomendó a todo el mundo que lea la declaración que el presidente del Gobierno hizo el pasado 29 de junio, cuando anunció en el Congreso el inicio del diálogo con ETA asegurando que "la democracia no va a pagar ningún precio político por alcanzar la paz".

"Ahí están las reglas del juego y una vez más voy a reiterar lo que ustedes ya saben y que es una idea clara: el Gobierno va a mantener firmemente que las reglas del juego no se modifican", señaló Rubalcaba.

Sobre el último boletín interno de ETA también se pronunció el consejero del Interior del gobierno vasco, Javier Balza, quien recordó que la banda terrorista "siempre" ha justificado la lucha armada y dentro de ello la "kale borroka".

Balza opinó que la justificación de la lucha armada por parte de ETA "son algunas de las cosas que hay que volver a recolocar en el inicio del proceso" e insistió en que "sin la ausencia total de violencia no puede seguirse adelante" con el mismo.

El consejero vasco de Justicia, Joseba Azkarraga, opinó que el respaldo de ETA a la violencia callejera es "negativo" para alcanzar la paz y consideró un contrasentido que "se defienda a las diez de la mañana el proceso de paz y a las doce se lancen cócteles molotov a un cajero automático".

Este "no es el concepto que tenemos de un proceso de paz", apuntó Azkarraga, para quien esta iniciativa pasa actualmente por un momento "complicado y difícil", por "la incapacidad de las partes" que tienen "posiciones absolutamente inamovibles".

Para el portavoz del PP del País Vasco, Leopoldo Barreda, la justificación de la organización terrorista confirma que ETA "sigue practicando y auspiciando el terrorismo en todas sus expresiones", que es "la de siempre" y que "nada ha cambiado".

La organización política Aralar advirtió a la banda de que "volver a esquemas del pasado", en referencia a la práctica de la violencia, "sería dar un paso atrás" contrario a la demanda de la sociedad vasca, y se mostró partidaria de las vías políticas como medio para conseguir logros políticos.

Por su parte, el alcalde de San Sebastián, Odón Elorza (PSE/EE), pidió al Gobierno "el máximo esfuerzo para que no haya que recordar, dentro de unos meses o años, episodios tan dramáticos como el asesinato de Gregorio Ordóñez o de los cientos de personas que también fueron asesinadas".

"Pensando en quienes han sido víctimas en el pasado o podrían serlo en el futuro, no podemos resignarnos ni aceptar que el proceso de paz se pueda romper", añadió Elorza.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, confirmó, por otra parte, que las Fuerzas de Seguridad del Estado están en "máxima alerta" tras el robo de 350 pistolas por parte de ETA en Francia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha