eldiario.es

Menú

El juez dicta prisión para dos de los seis islamistas detenidos en Burgos

LA FISCAL SOLICITA LIBERACIÓN DE LOS CUATRO ARRESTADOS

- PUBLICIDAD -

El juez Ismael Moreno envió este lunes a prisión a Abdelkader Ayachine y Wissam Lotfi, dos de los seis presuntos miembros de una red de integristas islámicos detenidos el pasado miércoles en Burgos por incitar a la yihad (guerra santa) a través de Internet y por enviar dinero a presos islamistas. En sendos autos de prisión, el juez de la Audiencia Nacional, que adoptó la decisión a instancias de la fiscal Olga Sánchez, acusa a Ayachine, de origen argelino y que regentaba una carnicería en Burgos, y a su presunto lugarteniente, el marroquí Wissan Lotfi, de un delito de pertenencia a organización terrorista islamista.

A Ayachine el magistrado le atribuye también un delito de pornografía infantil, ya que "asiduamente descarga y transfiere" desde Internet al ordenador instalado en su domicilio, "numerosos archivos de vídeo y fotografías de pornografía infantil, en las que los protagonistas son menores practicando sexo entre ellos o con adultos". Dado que la Audiencia Nacional no es competente para investigar este tipo de delitos, la fiscal ha pedido a Moreno que derive la investigación de estos hechos a un juzgado ordinario.

Al resto de los detenidos que comparecieron este lunes ante el juez (sólo cinco, ya que un sexto, Smaine Kadouci, fue puesto en libertad por la Guardia Civil), Moreno les ha dejado en libertad, aunque con la obligación de comparecer cada quince días en el juzgado. Se trata de los argelinos Mohamed Mouas y Yahia Drif y de la ciudadana marroquí Fátima Zahrae Raissouni.

"Líder extremista, radical y violento"

Según los autos del juez, Ayachine y Lotfi "forman parte de un grupo organizado perteneciente al movimiento salafista-jihadista, con importantes vinculaciones en el ámbito del terrorismo radical islamista, creado alrededor de un líder extremista, radical y violento que ejerce fuerte influencia y poder sobre el resto de miembros del grupo".

Esa persona que lidera el grupo, prosigue el auto, es Ayachine, quien "se define a si mismo como miembro de los Ansar, defensor y seguidor de Al Qaeda como miembro de la organización terrorista Estado Islámico de Irak, encargada de la captación de nuevos simpatizantes" para la yihad "orientada a Irak". Ayachine, a quien, además de material pederasta, se le ha intervenido documentación y material audiovisual yihadista, así como vídeos y manuales para el manejo y fabricación de armas y explosivos, es el sustituto en la citada organización de "otra persona detenida por su implicación en los atentados de Casablanca", en mayo de 2003, Maguer Bouchaib.

En cuanto a Lotfi, el magistrado explica que "actuó como lugarteniente del anterior responsable de la célula de difusión salafista-yihadista, Magher Bouchaib" y en la actualidad se ha convertido en "el hombre de confianza" de Ayachine. Además, de la documentación e intervenciones telefónicas que le han sido intervenidas, y de los foros de Internet en los que participa, se deduce, según Moreno, que "participa de la ideología, pertenencia y objetivos" de Ayachine.

Como ejemplo, el juez cita que Lofti guardaba en su casa obras de el número dos de Al Qaeda, el egipcio Ayman Al Zawahiri; del clérigo islamista Abu Qutada y de la productora Al-Nur, del editor e islamista danés de origen marroquí Said Mansour, quien fue condenado el pasado abril en Dinamarca a tres años de cárcel por incitar al terrorismo a través de la difusión de material audiovisual en el que se invitaba a participar de forma violenta en la yihad islámica. Lotfi, según Moreno, también que era receptor de envíos de dinero de Yahia Drif", la mujer marroquí que ha quedado en libertad, y se comunicaba con Said Mansour y Bouchaib, a los que también enviaba dinero.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha