eldiario.es

Menú

Los policías defienden que obligar a desalojar el piso de Leganés fue la opción ''menos mala''

''ENTRAD VOSOTROS, MAMONES'', REPLICARON LOS TERRORISTAS DEL 11-M A LOS GEO

- PUBLICIDAD -

El jefe del Operativo GEO que intentó desalojar a los suicidas del piso de Leganés aseguró este jueves que la opción por la que optó de obligarles a salir de la vivienda, "fue la menos mala" ya que las otras posibilidades hubieran puesto en peligro la vida de los agentes y la de los terroristas.

Así lo manifestó el testigo en la décimo octava sesión del juicio del 11-M, en la que subrayó que "nunca" decidieron entrar porque sabían que los terroristas tenían explosivos en la vivienda, por lo que les obligaron a salir de la misma. "Yo consideré que era la opción menos mala", reiteró el agente antes de insistir que era la alternativa que entrañaba menos riesgo y la que causaría menos víctimas.

El testigo relató cómo sobre las 19.15 horas del 3 de abril de 2004 llegó a la vivienda situada en la calle de Martín Gaite de Leganés junto con catorce efectivos más, porque le informaron de que en el inmueble había "de tres a cinco terroristas supuestamente relacionados con el 11-M atrincherados" y en posesión de explosivos. El agente añadió que el dispositivo se facilitó porque el vecino de al lado del piso de los suicidas era policía, señaló que al entrar en la vivienda de este hombre oyeron "como gritaban y daban alaridos en árabe", y añadió que decidieron derribar la puerta del inmueble de los terroristas.

No obstante, recalcó que "como tenían explosivos" decidieron no entrar, "sino al contrario, obligarles a salir" y recordó que les dijeron "que estaban rodeados y que salieran, que no les iba a pasar nada". "Ellos (los terroristas) nos respondieron: 'entrad, vosotros mamones'", precisó el agente, que agregó que éstos les propusieron enviarles un emisario para negociar, a lo que los GEO indicaron que éste debía salir "desnudo y con los brazos en alto", tras lo que los suicidadas comenzaron a disparar.

Tres minutos después de haber derribado la puerta y mantener este diálogo con los terroristas, continuó el testigo, se produjo la explosión de la vivienda, en la que además de los terroristas murió el subinspector de los GEO Francisco Javier Torronteras. Antes de la explosión, el testigo contó a la sala que los agentes interceptaron una llamada en la que uno de los suicidas comunicó a un familiar que "iba a morir esa misma noche".

"Comenzó a acelerar la marcha y a ponerse nervioso"

Por otra parte, en la jornada de este miércoles también declaró un miembro de la Unidad Central de Información Exterior (UCIE), que identificó al procesado Abdelmajid Bouchar, El Gamo como la persona a la que persiguió después de que éste saliera corriendo del piso de Leganés tras detectar la presencia policial cuando bajó a la calle a tirar la basura aquel día.

"Cuando lo vi pasar, me di cuenta de que era alto, de 25 ó 27 años más menos, delgado y atlético", recordó el testigo, que agregó que esa persona les miró a la cara y en lugar de dirigirse al piso tomó otra dirección, y "comenzó a acelerar la marcha y a ponerse nervioso". "Corría exactamente mucho", aseguró el testigo, que explicó que a pesar de darle el alto policial, el procesado no se detuvo y debido a la gran velocidad, los agentes le perdieron de vista.

En la sesión de la mañana, dos testigos reconocieron, tras mostrarle una fotografía, al suicida Jamal Ahmidan El Chino como la persona que alquiló en enero de 2004 la finca de Chinchón , aunque señalaron que formalizó el trámite con una identidad falsa. Lo reconocieron al mostrarles un pasaporte con la fotografía de Ahmidan y a nombre de Youssef Ben Salah, tras lo que los testigos aseguraron que era la persona que alquiló la casa pero que no sabían su nombre.

Antes de estos dos testigos, declararon varias personas relacionadas con la infraestructura empleada por los terroristas para preparar los atentados, en concreto con la adquisición de los teléfonos y las tarjetas utilizadas en los artefactos explosivos. Además, este miércoles testificó el jefe del grupo de terrorismo internacional de la Brigada Provincial de Madrid, quien al ser preguntado que si tras conocer el mensaje de Osama Bin Laden, en octubre de 2003, en el que situaba a España como un objetivo para atentar, el Ministerio del Interior comunicó a su grupo que incrementara la vigilancia, respondió que no: "Tenemos grupos reducidos, siempre estamos al límite, pero no recuerdo que a mi grupo se le indicara nada al respecto".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha