eldiario.es

Menú

Los problemas económicos copan las preocupaciones de los españoles

EL BARÓMETRO DEL CIS SITÚA EL PARO Y LA VIVIENDA EN LOS PRIMEROS PUESTOS

- PUBLICIDAD -

La preocupación de los ciudadanos por los problemas económicos está creciendo, según el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que sitúa el paro como el mayor de todos, mencionado por el 40%, seguido de la vivienda y de las dificultades económicas, que por vez primera entran en el tercer puesto de esta estadística.

Según la encuesta facilitada este viernes a conocer y correspondiente a noviembre pasado, el terrorismo se mantenía entonces como cuarto problema, con un descenso porcentual de 2,5 puntos, justo antes del atentado de ETA en Capbreton (Francia) contra dos guardias civiles, cometido el 1 de diciembre. Al mismo tiempo, la inmigración ha experimentado un descenso, al pasar del tercer puesto de preocupaciones en octubre al quinto de la tabla, con el 28,6%.

De esta manera las cuestiones económicas acaparan los primeros puestos. Como en octubre, el paro sigue encabezando la lista, con el 40% (2,6 puntos más); inmediatamente detrás está la vivienda, pese a haber bajado dos puntos y quedarse en un 32,9%; el tercer puesto es para "los problemas de índole económica", que suben 4,9 puntos hasta un porcentaje del 29,4.

El terrorismo, con un 29,1%, continúa en el cuarto puesto, según la misma encuesta del CIS elaborada entre el 23 y el 30 de noviembre, en vísperas del último atentado etarra con víctimas mortales.

Mayor pesimismo

La percepción de la situación económica es también más pesimista, ya que si en octubre el 22,4 por ciento la consideraba "buena" o "muy buena", un mes más tarde pensaba así el 21,1; el 46,1 la califica de "regular" y el 31,6 de "mala" o "muy mala". De cara al futuro, la mayoría (42,6%) vaticina que seguirá igual, un 32,4 que irá a peor y sólo un 10,7 augura que mejorará.

En el ámbito político, la situación es "mala" o "muy mala" para el 34,3% y "buena" o "muy buena" para el 17%; un 41,1 dice que la situación política es "regular". Dentro de un año, los ciudadanos opinan mayoritariamente (47,2%) que seguirá igual, un 15,8%, que empeorará, y un 13,5% que irá a mejor.

Al ser preguntados los encuestados por los problemas que más les afectan personalmente, vuelven a repetirse las cuestiones económicas. El mayor de todos son las dificultades económicas (30,3%, cuatro puntos más que en el anterior barómetro); en segundo puesto se sitúa la vivienda, que con el 22,7% cae del primer puesto que tenía en octubre al perder 4,3 puntos.

El tercer lugar es para el desempleo, que un 18,8% dice que es lo que más le afecta personalmente.

Cambio de hábitos por el cambio climático

La mayoría de los españoles (el 87,6%) están dispuestos a modificar sus hábitos de consumo y su estilo de vida para adaptarse al cambio climático. El 4,9% de los españoles no se plantea sin embargo cambiar esos hábitos para adaptarse al calentamiento global, pero sólo el 2,7% asevera con rotundidad que no está dispuesto a modificar su estilo de vida a causa de ese fenómeno.

El muestreo, realizado a partir de 2.462 entrevistas en 237 municipios, refleja la opinión generalizada entre los españoles de que lo que uno hace no tiene ningún impacto si el resto de los ciudadanos no hacen lo mismo, y sobre todo si las empresas y las industrias más contaminantes no hacen más esfuerzos para proteger el medio ambiente. El estudio sociológico refleja la opinión generalizada de que el medio ambiente está en peligro, aunque el 31% de los encuestados reconocen que tienen cosas más importantes en qué pensar.

De hecho, al ser preguntados por los principales problemas del país, aparecen en los primeros puestos el paro, las drogas, la inseguridad ciudadana, el terrorismo o las infraestructuras, y "los problemas medioambientales" aparecen en el puesto 23 de esa lista. El 75,2% de las personas consultadas asegura que ha seguido con mucho o bastante interés los problemas del medio ambiente.

Respecto a sus hábitos cotidianos, el 42,1% asegura que usa habitualmente bombillas de bajo consumo, el 57,8% que separa las basuras, el 18,2 que usa agua fría y no caliente para lavar, fregar o ducharse, el 48,3 recicla el papel usado, y el 30,7% utiliza las escaleras en lugar del ascensor. El 64,1% dice también que apaga los electrodomésticos -usando el interruptor- cuando no los usa, el 36,6 compra electrodomésticos de bajo consumo, el 51,2% llena la lavadora, y el 26,4% usa el transporte público para desplazarse por su localidad.

Escasez de energía

La práctica totalidad de los encuestados (el 97,8%) no tienen paneles de energía solar en sus viviendas, aunque la mayoría (el 63,7%) considera que este tipo de instalaciones son rentables a largo plazo.

El barómetro del CIS revela que casi el 80% de los españoles considera que la escasez de energía puede ser uno de los problemas más importantes en el futuro y el 55,8 opina que el sector industrial es el primero que debería adoptar medidas de ahorro. Entre las fuentes energéticas que según los encuestados se deberían reducir destacan la nuclear (el 40,3% aboga por utilizarla menos), el petróleo (el 26,7) y el carbón (el 17,5).

Al señalar las causas por las que a su juicio deberían reducirse esas fuentes energéticas los ciudadanos señalan que contaminan el aire o el agua, que no son seguras o que producen residuos. La mayoría de los encuestados (el 63,6%) considera que la calidad de vida mejoraría en España si se gastara menos electricidad, gas o gasolina.

Casi todos los encuestados (el 95%) han oído hablar del calentamiento del planeta y del cambio climático, y el 47,6% de ellos expresan con rotundidad su disposición a cambiar los hábitos de consumo y el estilo de vida para adaptarse a ese proceso y el 40% manifiestan que "probablemente" lo harán.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha