eldiario.es

Menú

Afganistán.- La emotividad y el silencio presiden el funeral del cabo Cristo Ancor en Las Palmas de Gran Canaria

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Los restos mortales del cabo Cristo Ancor Cabello Santana, fallecido el pasado miércoles tras sufrir un atentado en Afganistán, han sido trasladados al Panteón Militar de San Lázaro, en Las Palmas de Gran Canaria, una vez ha concluido el funeral oficiado por el arzobispo castrense Juan del Río Martín y el obispo de Las Palmas, Francisco Cases.

- PUBLICIDAD -

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 9 (EUROPA PRESS)

Los restos mortales del cabo Cristo Ancor Cabello Santana, fallecido el pasado miércoles tras sufrir un atentado en Afganistán, han sido trasladados al Panteón Militar de San Lázaro, en Las Palmas de Gran Canaria, una vez ha concluido el funeral oficiado por el arzobispo castrense Juan del Río Martín y el obispo de Las Palmas, Francisco Cases.

La ceremonia, que comenzó alrededor de las 09.30 horas --hora canaria--, estuvo presidida por el Príncipe de Asturias, así como por el presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, el presidente del Ejecutivo canario, Paulino Rivero, y la ministra de Defensa, Carme Chacón, entre otras autoridades civiles y militares.

El funeral se desarrolló a lo largo de una hora cargado de la emotividad y el silencio de los presentes entre los que se encontraban familiares y amigos del soldado fallecido, a quien le fue impuesto, a título póstumo, la Cruz del Mérito Militar con distintivo Rojo, que reconoce la labor de los soldados en zonas de conflicto.

El Príncipe de Asturias saludó a su llegada a los familiares del militar fallecido e intercambió unas palabras con la madre y abuela de Cristo Ancor, a quienes trasladó sus más sentidas condolencias.

En cuanto a la ceremonia, giró alrededor del homenaje al cabo grancanario, cuyo féretro fue llevado hasta el túmulo instalado en el centro del lugar donde se ofició la misa fúnebre por ocho de sus compañeros.

El arzobispo Juan del Río Martín, durante las palabras que pronunció en la homilía, destacó la labor del cabo en su "corta vida militar", ya que Cristo Ancor Cabello Santana había sido condecorado con la medalla de las Naciones Unidas por su participación en la misión del Líbano.

ESPAÑA "NO ESQUIVA SU MIRADA"

Asimismo, el arzobispo subrayó que el cabo grancanario, al igual que otros militares, "han dado la vida por los nobles ideales de la milicia", lo que ha supuesto que España se convierta en un "país que sabe mirar de frente y no esquiva su mirada ante los graves problemas internaciones donde las naciones libres se juegan el futuro de su seguridad e independencia".

En este sentido, señaló que la "dinámica bélica" que se está produciendo en Afganistán, "desborda constantemente las tareas de reconstrucción"; sin embargo, pidió a los presentes en la ceremonia que no se desanimen porque el ejército español está considerado de los "más prestigioso y mejor valorado por la población a la que sirve en aras de la paz y el bien común".

El arzobispo castrense también tuvo palabras sobre el terrorismo, apuntando que la sociedad está "convencida de que acabamos" con él o "terminaremos siendo esclavos de su intrínseca malicia". Finalmente, tuvo unas palabras de aliento para los familiares y amigos del cabo, a los que dijo que la muerte de Cristo Ancor "es semilla de libertad".

Durante la ceremonia militar hubo, además, un homenaje a los caídos en conflictos bélicos, entonándose el himno de 'La muerte no es el final' y realizándose una descarga de fusilería. Acto seguido se pudo escuchar el himno de Infantería, ya que el cabo fallecido pertenecía a dicha Brigada.

Así, tras el plegado de la bandera de España, el general jefe de la Brigada de Infantería Canaria 16, Francisco Javier Martín Alonso, hizo entrega de las condecoraciones a la familia del cabo fallecido para, posteriormente, despedirlo con el himno nacional y acompañando, el féretro, por sus familiares y amigos.

Los familiares de Cristo Ancor Cabello Santana tuvieron el apoyo de compañeros del cabo pertenecientes del Regimiento Soria 9 de Fuerteventura, que se trasladaron hasta Las Palmas de Gran Canaria, ya que era el contingente con el que el militar fallecido estaba desarrollando su labor militar en Afganistán.

Además, en la ceremonia también se encontraban los militares pertenecientes a la Compañía de Regimiento Canarias 50 porque fue donde sentó plaza Cristo Ancor Cabello Santana.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha