eldiario.es

Menú

El Ayuntamiento cambiará la iluminación de la playa de Las Canteras

POR UN ALUMBRADO MENOS CONTAMINANTE

- PUBLICIDAD -

La playa de Las Canteras, considerada la mejor playa de ciudad del mundo, dejará de tener luminarias propias de un complejo deportivo o una autovía para contar con otras menos contaminantes que no dañen a sus fondos marinos "únicos" y que tendrán un diseño evocador del pasado.

Así lo anunció este miércoles la concejal de Servicios Públicos del Ayuntamiento de la ciudad, Bernarda Barrios, antes de inaugura el XXXIV Simposio Nacional de Alumbrado, cuyo presidente, Fernando Ibáñez, destacó que Las Palmas de Gran Canaria "está muy bien iluminada", si bien precisó que, como ocurre en otras urbes españolas, hace falta reducir el consumo de energía del alumbrado público, ya que en la actualidad representa entre el 50 y el 60% de la factura eléctrica de los ayuntamientos, que aumentará considerablemente con la subida del 11% anunciada por el Gobierno.

Para ello, el comité español de Iluminación y un grupo europeo presidido por Ibáñez, que trabaja para que España cumpla con lo establecido en el Protocolo de Kioto, ya que los niveles de la iluminación pública son demasiado altos, lo que se puede reducir con el uso de las nuevas tecnologías.

Este será el objetivo último del concurso que convocará, previsiblemente en noviembre, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria para cambiar las luminarias y también el mobiliario de la playa de Las Canteras.

Barrios indicó que con esta iniciativa se persigue la eficiencia energética porque la potencia actual perturba los fondos marinos de la playa, por lo que se tratará de que la nueva iluminación sólo llegue al paseo y a la arena.

Una de las novedades que se estudiará aplicar en la nueva iluminación pública de la capital grancanaria, que ya se ha instalado en algunas zonas como los alrededores del Teatro Pérez Galdós, será la implantación de la tecnología LED, también conocida como luz fría, que funciona a partir de diodos emisores de luz y cuya vida útil puede llegar a los 25 años, frente a las 12.000 horas de las lámparas del alumbrado público.

Ibáñez explicó que esta nueva tecnología, que se comercializa desde 2000, no genera calor ni consume energía eléctrica "que pueda matar", por lo que consideró que es "la fuente del futuro", aunque de momento habrá que esperar algún tiempo para sustituir con ella de forma masiva a las lámparas convencionales que alumbran las calles españolas, ya que aún no cuenta con potencia suficiente, aunque se ha multiplicado por 50 en ocho años.

En este simposio, que reúne hasta el viernes a 450 asistentes, se expondrán 45 ponencias sobre iluminación urbana y se celebrarán cinco mesas redondas de trabajo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha