eldiario.es

Menú

Blas Acosta vendió toda su promoción a la empresa beneficiada en Pájara

LA VENTA PRIVADA DE 22 VIVIENDAS A GARDENKIT SE CERRÓ AL AÑO DE FIRMAR CON EL AYUNTAMIENTO

- PUBLICIDAD -

La venta irregular de doce parcelas del patrimonio municipal de Pájara, el 16 de febrero de 2005 a una empresa del administrador de Grupo Europa, José Manuel Antón Marín, tuvo un año después un segundo capítulo en el plano privado: los concejales socialistas Blas Acosta y Jesús Umpiérrez, socios en las entidades Jamdía Futuro SL y Promociones Maxo-Sur SL, cerraron un contrato de cesión de compraventa de toda una promoción de 22 dúplex en el mismo Plan Parcial La Lajita 2000 con Gardenkit SL, la adjudicataria del procedimiento negociado sin publicidad de las doce parcelas municipales de 17.511 metros cuadrados de suelo y 20.996 de edificabilidad.

El concejal de Urbanismo, Blas Acosta Cabrera, y el edil de Deportes, Jesús Manuel Umpiérrez Cano, en nombre de las mercantiles citadas, firmaron con el apoderado de Gardenkit, Andrés Fernández Rodríguez, un socio minoritario de José Manuel Antón Marín, la cesión de compraventa de los dúplex en un conjunto edificatorio de 22 viviendas unifamiliares en hilera y 20 plazas de garaje en sótano, emplazadas en el polígono 1B, parcela 1, subparcela 2 del sector de suelo urbanizable programado número 10 La Lajita 2000, según figura en la documentación consultada por CANARIAS AHORA.

Se trata de 2.392,06 metros cuadrados adquiridos en su momento por la mercantil Jamdía Futuro SL, que obtuvo licencia de obras en la manzana descrita para 65 viviendas y 60 plazas de garaje en el expediente 68/2001 LUM, del cual se desarrolló una primera fase de 21 viviendas y 20 plazas de garaje vendidas con anterioridad a este acuerdo. La licencia de obras fue concedida por el grupo de gobierno de AM-CC en el anterior mandato, cuando el actual concejal de Urbanismo del PSOE era consejero insular en la oposición del Cabildo de Fuerteventura.

El precio de compra fue de 2.644.456, 21 euros, más el 5% de IGIC, y a la firma del contrato cerrado el 15 de marzo de 2006, trece meses después de la venta de las parcelas municipales a la propia Gardenkit SL, ésta ya había abonado 555.335,24 euros, un 20% de la totalidad del precio pactado incluído el IGIC (5%), a Jamdía Futuro SL, por un acuerdo anterior con la mercantil de José Manuel Antón Marín. Jamdía Futuro vendió a su vez a Promociones Maxo-Sur SL, como pago a cuenta del precio de las viviendas adquiridas por Gardenkit SL.

El acuerdo suscrito contempla que el resto del precio hasta los 2,64 millones de euros será abonado por Gardenkit a las mercantiles de los dos concejales al mes exacto de la terminación de las obras, fijada para el 31 de marzo de este año. Las obras de construcción corren a cargo de Promociones Maxo-Sur SL conforme al proyecto original, si bien el acuerdo admite modificaciones y adiciones que estime conveniente siempre que sean aprobadas por el arquitecto director facultativo. Las ha subcontratado a un constructor local, la mercantil Lalín-Fuerte.

Un primer acuerdo interno con una de las empresas creadas durante este mandato

Hubo un primer acuerdo interno entre las dos mercantiles de Acosta y Umpiérrez, al que se hace referencia en el contrato de cesión definitivo a Gardenkit SL del 15 de marzo de 2006. Esos contratos de compraventa se celebraron el 13 de febrero de ese año, a punto de cumplirse el año de la venta irregular del patrimonio municipal de La Lajita.

Concierne a las propiedades de Jamdía Futuro SL, constituída el 25 de octubre de 2001, cedidos en su totalidad a la mercantil de nueva creación, Promociones Maxo-Sur SL, una de las dos empresas creadas por Blas Acosta durante su mandato como concejal de Urbanismo, con fecha de constitución en el Registro Mercantil posterior a este acuerdo interno del día 13, el 21 de febrero de 2006.

Gracias a este trasvase de propiedades, es la empresa de nueva creación la que adquiere todas las obligaciones y derechos con la compradora de los 22 dúplex, de Antón Marín y su socio Andrés Fernández, ya que los contratos celebrados el 13 de febrero de 2006, conjuntamente con la compraventa del 15 de marzo de 2006, anulan cualquier acuerdo anterior de conformidad por ambas partes.

Esta operación entre Jamdía Futuro SL y Promociones Maxo-Sur SL fue un paso, de obligado cumplimiento, al haber sido la primera de ellas la que firmara un contrato anterior con Gardenkit SL para la compra de los 22 dúplex, y la que cobró el primer pago del 20%, esos 555.000 euros. Meses después, Acosta y Umpiérrez, ante las deudas que arrastraba Jamdía Futuro SL, decidieron hacer la operación con una empresa nueva, Promociones Maxo-Sur SL.

Contradicciones del concejal y promotor de viviendas

Acosta explicó el pasado 1 de marzo a este periódico, en su despacho del Ayuntamiento de Pájara, que "vendimos en su momento dos promociones de viviendas, una de ellas de 22 dúplex en La Lajita, y ahora el nuevo propietario ha querido comprarnos otra parte de 22 viviendas porque no quiere competencia en la zona", en referencia al propietario que ha adquirido tanto el control mayoritario de la Junta de Compensación La Lajita 2000 y el aprovechamiento municipal por medio de la venta irregular descrita este miércoles, José Manuel Antón Marín.

Sin embargo, el propio Blas Acosta, el día que compareció ante el Tribunal Superior de Justicia de Canarias para declarar como testigo de la defensa de González Arroyo en el caso del kilillo, comentó en los pasillos de la Audiencia a CANARIAS AHORA sobre la constitución de la empresa Promociones Maxo-Sur SL dentro de su mandato como concejal, que es una promotora "que tiene pendiente la promoción de 22 viviendas en La Lajita y se creó al diluirse en ella una anterior, Jamdía Futuro".

Esas viviendas han sido vendidas "a un promotor alemán de Costa Calma", indicó Blas Acosta, que defendió su derecho "a mantener lo que me he ganado desde los 27 años dentro de una actividad legal", aunque admite que se puede discutir "si es ético que un concejal de Urbanismo tenga empresas de promoción de viviendas".

En este aspecto asegura el candidato socialista a la presidencia del Cabildo de Fuerteventura que "toda mi actividad ha estado dentro de la legalidad, nunca me he dado una licencia de obra siendo concejal de Urbanismo, y nunca se va a encontrar nada delictivo en mi actividad pública".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha