eldiario.es

Menú

CC y PP acuerdan un reparto de poder en la primera reunión para pactar

PRESIDENCIA PARA LOS NACIONALISTAS Y VICEPRESIDENCIA PARA LOS 'POPULARES'

- PUBLICIDAD -

Coalición Canaria y Partido Popular acordaron este lunes negociar la formación de un Gobierno de Canarias conjunto en el que la Presidencia será para el candidato nacionalista, Paulino Rivero, y la Vicepresidencia se reservará para un dirigente popular de Gran Canaria.

Así lo anunciaron los candidatos a presidente autonómico de CC y PP, Paulino Rivero y José Manuel Soria, al término de la primera reunión oficial de ambas formaciones para negociar un pacto en la Comunidad Autónoma, tras descartar los nacionalistas gobernar con el PSC-PSOE.

Ambos aseguraron, en cualquier caso, que en la sesión no se habló de reparto de consejerías entre uno y otro partido, ya que su interés primero -argumentaron- es consensuar un programa de gobierno común para la Comunidad Autónoma, algo que empezarán a hacer este miércoles dos comisiones negociadoras en Tenerife.

Consensuar un modelo de reforma del Estatuto de Autonomía de Canarias que agrade a unos y otros, después de que la propuesta existente ahora en el Congreso de los Diputados fuera aprobada en el Parlamento regional a iniciativa de CC y con el apoyo del PSC-PSOE, pero con el rechazo del PP, será una de las tareas más difíciles de los miembros de cada una de esas comisiones.

Representantes entre los que estará José Manuel Soria, en el caso de la comisión del PP, pero no Paulino Rivero, en la de los nacionalistas, según avanzaron los propios interesados tras su encuentro, celebrado en Las Palmas de Gran Canaria.

Uno y otro insistieron en todo caso en desmentir que, como han publicado varios medios de comunicación y han declarado dirigentes de distintos partidos rivales entre los que se incluye el PSC-PSOE, fuerza más votada en la Comunidad Autónoma el 27-M pero apartada del Gobierno al rechazar CC pactar con ella, su acuerdo para gobernar juntos fuera previo a las elecciones y basado en repartos de cargos.

En esa línea, José Manuel Soria dijo que la labor que acometerán, en primer lugar, las comisiones negociadoras de CC y PP será "iniciar los trabajos para llegar a un programa común de gobierno" en el que se consensúen cuáles son y cómo deben ser abordadas "las cuestiones más importantes que hoy tiene Canarias".

Cuestiones como la reducción de las listas de espera de la sanidad, la carencia de vivienda o las dificultades para afrontar el pago de las hipotecas inmobiliarias, en especial tras las subidas de tipos de interés sucesivas de los últimos tiempos, o el paro que afecta a más de 130.000 residentes en Canarias, para los que se tratará de reservar los nuevos empleos que se creen.

El líder popular añadió que otros asuntos que él y Rivero coincidieron en que es preciso acometer en la legislatura que comienza son la mejora de la seguridad ciudadana y la reforma del Estatuto de Autonomía, que afirmó que el PP podría estar ahora dispuesto a apoyar, después de rechazarlo inicialmente, en caso de que CC se avenga a cambiarlo en la medida en que se le pida.

Reparto de consejerías, pendiente

Y, al ser preguntado por qué consejerías del Gobierno le tocaría gestionar a cada partido en ese pacto, reiteró que ese asunto no se ha tratado todavía.

"Se ha hablado -agregó- de que el presidente, de prosperar este acuerdo, sería, lógicamente, el candidato de la fuerza política más votada de las dos, que es don Paulino Rivero, y, en segundo término, se ha quedado en que la Vicepresidencia sería para el PP, y sería para alguien de la isla de Gran Canaria".

"Pero, desde luego, en modo alguno se ha acordado quién sería esa persona", apostilló Soria.

De ese modo, el dirigente popular quiso salir al paso de los rumores de que ya habría pactado desde semanas atrás que ese cargo sería para él mismo, así como la Consejería de Economía y Hacienda.

Una Consejería de cuyo destino dijo no se había hablado todavía, pese a que, momentos después, Paulino Rivero declaró que se ha decidido que sería "para las islas orientales".

Uno y otro procuraron referirse siempre a su acuerdo para gobernar juntos como algo aún no cerrado, si bien José Manuel Soria llegó a decir que entiende que, después de que CC rompiera el diálogo sobre u posible acuerdo con el PSC-PSOE, el ejecutivo perfilado entre nacionalistas y populares es "la alternativa que queda".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha