eldiario.es

Menú

CC y PP aprueban las cuentas más ''antisociales'' de la historia

SÓLO RESPALDAN DOS DE LAS 212 ENMIENDAS SOCIALISTAS

No habrá más dinero para Sanidad, Educación, Empleo y Servicios Sociales.

- PUBLICIDAD -

CC y PP aprobaron los Presupuestos de 2011, que suponen un "recorte brutal" respecto a los del presente año y que ascienden a 6.894.595.952 euros, un 11,5% menos que en el presente año. Unas cuentas que, en palabras del portavoz nacionalista, José Miguel González, reflejan que "somos más pobres y hay que acostumbrarse a que tenemos que vivir apretándonos el cinturón".

De nada valieron los esfuerzos de convicción que durante más de cuatro horas hicieron los hasta 12 portavoces socialistas que defendieron las 212 enmiendas a las cuentas canarias que este martes se debatieron para intentar incrementar el dinero inicial previsto en el reparto del Gobierno.

Los ex socios del pacto no hicieron ni una sola concesión a aumentar las partidas destinadas a Sanidad, Educación, Empleo y Servicios Sociales.

Los socialistas solamente pudieron colar dos enmiendas, de 50.000 euros cada una, para posibilitar la rehabilitación medioambiental del Charco de San Ginés y la reforma de la biblioteca municipal Argana Alta, ambas en Lanzarote.

Junto a estas modificaciones dinerarias, el PSC consiguió apoyo a dos modificaciones al articulado que posibilitan a los cabildos y ayuntamientos una "prórroga" de un año de duración para "ejecutar y justificar" las subvenciones otorgadas por el Gobierno en el año 2006, por un valor total de 121 millones de euros y, además, "no gravar doblemente la opción y luego la compra" de una vivienda por parte de particulares, fijando la tasa impositiva de la opción en solo un 1%.

Desde el inicio de la sesión plenaria, los portavoces de CC y del PP dejaron claras sus intenciones al avanzar su apoyo a las cuentas de 2011 pese a que, como afirmó el conservador Víctor Moreno, "son unos presupuestos restrictivos y suponen un coste político, pues ha sido una tarea ardua por parte de todos los miembros del Gobierno encajar esta reducción".

Por su parte, el socialista Blas Trujillo ha insistido en que "las enmiendas buscan el rigor y la transparencia presupuestaria. Otras enmiendas se presentaron para fomentar la competitividad y, por último, enmiendas para incrementar los niveles de empleo".

Trujillo indicó que los socialistas buscaban, además, un presupuesto "más dialogante" con los empleados públicos y un presupuesto "más equilibrado territorial e institucionalmente", acabando con el desequilibrio inversor en Lanzarote y con la "bronca institucional importante" entre el Gobierno y el Cabildo.

Ante las acusaciones socialistas de calificar los Presupuestos como los más "antisociales" de la historia de la Comunidad Autónoma, Moreno insistió "el gasto social ha sido una prioridad", por lo que "los socialistas no pueden decir que el presupuesto es antisocial cuando han sido los grandes artífices del mayor recorte social de la historia".

Además, el portavoz conservador insistió en que si el Ejecutivo central hubiera cumplido con el Plan Canarias "no se habría tenido que ajustar el gasto sanitario, sólo con un 25%, tampoco tendría que haber habido un ajuste en educación y sólo con una tercera parte el presupuesto no tendría recortes, similar al de 2010".

Mala gestión

"El problema de Canarias no es tener menos dinero, sino la mala gestión", aseguró la socialista Dolores Padrón durante la defensa de sus 27 enmiendas sanitarias, todas ellas rechazadas, con las que pretendía incrementar en 14 millones de euros la Atención Primaria y Especializada y las infraestructuras sanitarias.

"Podemos hacer más con menos, lo hemos demostrado con las enmiendas, y existe una hiperpresupuestación de imprevistos que, de alguna forma, se encamina a no invertir en infraestructuras sanitarias y favorecer así a la privada", afirmó.

"Más personas y menos obras", le contestó el conservador Asier Antona en su turno en contra de las enmiendas.

Igual fortuna que las modificaciones sanitarias tuvieron las enmiendas socialistas en Educación, Empleo y Servicios Sociales.

Nacionalistas y conservadores rechazaron crear planes de empleo para jóvenes y mayores de 45 años, por 10 millones de euros cada uno, o incrementar con 6 millones de euros el apoyo al sector audiovisual, detrayéndoselos a la RTVC.

El Grupo Socialista tampoco consiguió apoyo para incrementar las partidas para comedores escolares (3 millones de euros) y sustitución de los docentes (4 millones de euros) y disminuir las que el Ejecutivo ha destinado al programa cultural Septenio.

Con todo, desde que se inició el debate presupuestario, los socialistas han conseguido apoyo a otras 26 enmiendas durante el debate en Comisión celebrado la pasada semana, entre las que se encontraban la reducción del sueldo de altos cargos, incluido el del director general de RTVC, y la extinción de varias fundaciones públicas inoperativas.

En total, el PSC solo ha podido mover un total de 346.000 euros de los 142 millones que tenían intención de modificar a través de sus 272 enmiendas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha