eldiario.es

Menú

El CICOP elabora un proyecto para corregir el "caos" del Campus Central de la Universidad de La Laguna

SANTA CRUZ DE TENERIFE

El edificio pasaría a albergar el Rectorado y toda la actividad administrativa de la institución académica

- PUBLICIDAD -

El edificio pasaría a albergar el Rectorado y toda la actividad administrativa de la institución académica

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 9 (EUROPA PRESS)

El Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio (CICOP) ha elaborado el avance del plan director del Campus Central de la Universidad de La Laguna (ULL), un documento que se propone corregir en 10 ó 12 años el "caos" en el que se ha convertido este edificio histórico como consecuencia de la "sobrepresión" al que se ha visto sometido todos estos años.

El salón de actos de la Facultad de Física y Matemáticas de la Universidad de La Laguna ha sido el escenario donde Enrique Carvajal Salinas, secretario general del CICOP, arquitecto y catedrático de la Universidad de Sevilla, ha explicado los detalles de un proyecto que supondrá que el Campus Central, inaugurado en 1953, pase a albergar a toda la comunidad administrativa de la institución académica, así como el propio Rectorado.

El plan director del Campus Central de la ULL surge como consecuencia de diversas patologías detectadas en el edificio, algunas de ellas muy graves, causadas mayoritariamente por humedades, falta de mantenimiento, uso excesivo, destrozos causados por algunos usuarios, falta de ventilación, material de baja calidad, estancias cerradas durante años, falta de limpieza, huecos en muros de carga, pavimentos levantados, así como vigas que habían perdido el recubrimiento y que de partirse corrían serio peligro de desprendimiento.

Este plan es, asimismo, un documento fruto de una auditoria arquitectónica e informes previos, cuyo contenido ha servido para la elaboración de un proyecto cualitativo, en cuanto especifica las futuras cualidades del edificio como su estructura y su funcionamiento, y objetivo, toda vez que las cualidades del inmueble se ha basado en dicha auditoria previa.

Así, la elaboración del plan director se ha sustentando en cuatro ejes: preservación, sostenibilidad, sociedad de la información y el conocimiento, y auditoria del edificio, que se ha realizado tras el análisis histórico del mismo y sirve de base para la adopción de planteamientos y conclusiones a las que debe llegar este plan director.

En concreto, explicó Enrique Carvajal, el avance del plan director del Campus Central de la Universidad de La Laguna es, además de una auditoria del edificio, una planificación del inmueble a largo plazo, es decir, una intervención que se desarrollará al cabo de 10 ó 12 años.

REORDENAR EL 'CAOS'

Para llevar a cabo este proyecto y tomando como referencia el proyecto original, el profesor Carvajal indicó que hay que coger "todo aquello que sea positivo y tenga un valor patrimonial" y reordenar todas aquellas actuaciones "caóticas" que se han ido registrando en el edificio a lo largo de todos estos años como consecuencia de las nuevas necesidades, un hecho que, explicó, se viene repitiendo en todas las universidades clásicas.

En este sentido, Enrique Carvajal señaló que el edificio actual es el resultado de una "sobrepresión" fruto de las distintas necesidades, de manera que el inmueble cumple al mismo tiempo funciones no sólo docentes, sino también administrativas, dos campos que, advirtió, no están estructurados dentro del edificio, lo que da lugar a una incorrecta utilización del espacio y a una circulación cruzada y desordenada por parte de los usuarios.

Es por ello por lo que este plan director tratará de 'poner en orden' un edificio en el que se tendrá que respetar el carácter patrimonial del mismo, se hará que la circulación esté perfectamente definida, al igual que las funciones del inmueble; se resolverán los problemas de evacuación; y se organizarán administrativamente cada departamento, para que la gestión interior sea ágil y efectiva, detalló el profesor.

PROPUESTA DE LA PLANTA BAJA

Entrando en detalle, el avance del plan director del Campus Central de la Universidad de La Laguna propone en la planta baja recuperar la función del claustro, ubicando alrededor del mismo aquellas oficinas que están dirigidas a la atención del alumnado (preinscripción, becas, etcétera), al igual que a cada lado de la fachada principal, accediendo a las mismas desde las escaleras laterales, hoy prácticamente en desuso.

De la misma manera, la cafetería se desplazaría hacia la parte trasera del edificio, de forma que se pueda acceder a la misma tanto desde el interior como el exterior. Asimismo, la capilla se convertiría en una sala de usos múltiples, el patio central del edificio quedaría cubierto, y el ala este estaría destinada a la zona económica de la institución académica.

Entretanto, el Edificio de Extensión Universitaria se concebiría como una biblioteca con un espacio central, de manera que desde la planta baja se pueda ver la superior, que funcionaría como sala de lectura.

De cara al sótano, el plan director elaborado por el CICOP destina este espacio a los archivos de la Universidad de La Laguna, que quedarían divididos en distintos sectores (contabilidad, expedientes, archivos de especial interés, etcétera). Junto al archivo habría una sala de consulta y de personal.

PRIMERA Y SEGUNDA PLANTA

El avance del plan director del Campus Central supone trasladar a este edificio el Rectorado. Así, la primera planta del inmueble acogería la Junta de Gobierno de la Universidad, el propio Rectorado, la Secretaría, los despachos de los vicerrectores y la Gerencia, que iría conectada mediante una escalera con la zona económica, que iría en la planta baja.

Asimismo, la primera planta acogería el Departamento de Ordenación Académica, un aula magna, las oficinas de los directores de Secretariado; Relaciones Internacionales, la Fundación Empresa, e incluso, habría un espacio donde se podrían instalar un museo.

En cuanto a las segunda planta, las salas de estudio desaparecerían en beneficio de la biblioteca. Además, albergaría otras dependencias como la Oficina de Infraestructuras, Asesoría Jurídica, Prensa, Servicio de Calidad, Telefonía, Inventario o Servicio de Publicaciones. Incluso, habría espacio disponible que, tal y como sugirió Enrique Carvajal, se podría demoler, dado que son añadidos que rompen la armonía de la fachada, son el resultado de la sobrepresión docente y han desconfigurado sensiblemente el edificio.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha