eldiario.es

Menú

El Cabildo de Tenerife finaliza la campaña de recogida de pardelas cenicienta

SANTA CRUZ DE TENERIFE

El Cabildo de Tenerife finaliza la campaña de recogida de juveniles de pardela cenicienta, animales de hábitos nocturnos que en su primer vuelo se guían por las estrellas para llegar a alta mar, según informó hoy la Corporación insular en una nota.

- PUBLICIDAD -

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 12 (EUROPA PRESS)

El Cabildo de Tenerife finaliza la campaña de recogida de juveniles de pardela cenicienta, animales de hábitos nocturnos que en su primer vuelo se guían por las estrellas para llegar a alta mar, según informó hoy la Corporación insular en una nota.

El personal del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre, ubicado en la finca La Tahonilla, ha sido el encargado de realizar esta actividad y ha contado con la colaboración de la Oficina de la Participación y el Voluntariado Ambientales, dependiente de la empresa pública Ideco, el personal de la Asociación GPA-Arafo, Cruz Roja, Seprona de la Guardia Civil, policías locales y Protección Civil.

La colaboración ciudadana y la atención que desde otras asociaciones y entidades se presta en la campaña son fundamentales para el éxito de ésta. Desde hace años, son varios los colectivos y ciudadanos voluntarios los que colaboran en la labor de captura y avisos para que las aves sean tratadas y posteriormente liberadas por el personal cualificado de Medio Ambiente del Cabildo. La última de las liberaciones de pardelas cenicienta tuvo lugar el pasado sábado, en el municipio de Candelaria.

La problemática que afecta a las pardelas está directamente relacionada con la contaminación lumínica de nuestras costas, que hace que los ejemplares jóvenes en su primer vuelo equivoquen la ruta precipitándose a tierra firme. En muchos casos, las aves caen en zonas en donde les resulta imposible reconducirse y volar en dirección al mar, principalmente en las aguas oceánicas, lugar en el que pasan gran parte de su vida.

Dada su condición de ave marina, la pardela cenicienta mantiene una morfología especialmente conformada para sobrevolar con destreza y agilidad las aguas marinas. En tierra no son igualmente eficaces en el vuelo en las zonas de acantilado, donde colocan sus nidos y realizan las puestas de huevos. Ahí permanecen alimentando a los ejemplares juveniles hasta que están lo suficientemente desarrollados como para emprender su primer vuelo en dirección al mar, momento en el que el personal del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre lleva a cabo la campaña para garantizar que el mayor número posible de estos juveniles lleguen a su destino en alta mar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha