eldiario.es

Menú

El Cabildo coordina con los ayuntamientos de Tenerife las directrices para el funcionamiento de los guachinches

SANTA CRUZ DE TENERIFE

Las tradicionales 'casas de comida' podrán vender sólo vino de cosecha propia

- PUBLICIDAD -

Las tradicionales 'casas de comida' podrán vender sólo vino de cosecha propia

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 27 (EUROPA PRESS)

El Cabildo de Tenerife ha aprobado un documento que ha remitido a los ayuntamientos de la isla con las directrices y recomendaciones en cuanto al funcionamiento de los guachinches como establecimientos de venta de vino, de cosecha propia, al menor, temporal e inocuo. Por consiguiente tendrá la consideración de actividad comercializadora de vino que permita al agricultor obtener una renta complementaria a su tarea agrícola y no como actividad clasificada, como podría ser un restaurante, según ha informado la institución insular en un comunicado.

En este sentido, la pasada semana el consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca, José Joaquín Bethencourt, se reunió con políticos y técnicos municipales para lograr el consenso en torno a estas recomendaciones. Este señaló que "la iniciativa del Cabildo responde a la solicitud de intervención planteada por la Asociación de Pequeños y Medianos Comerciantes del Valle de La Orotava (APYMEVO) y la Asociación de Viticultores de Tenerife (ASVITEN). Ambas organizaciones suscribieron un acuerdo relativo a la venta directa de vino por parte de los viticultores isleños con el fin de evitar que esta actividad perjudique los interés de los propios cosecheros y del sector de la restauración".

Entre las propuestas planteadas en el documento destaca la obligatoriedad de realizar esta actividad en un plazo máximo de tres meses, que el único vino a la venta sea de cosecha propia y que cuente con los registros de industrias agrarias y de embotellador. Asimismo, se deberán realizar controles de calidad del vino, declaración de la cosecha correspondiente y disponer del correspondiente carné de manipulador de alimentos.

Asimismo, se podrán abrir estos punto de venta de vino en suelo rústico de protección agraria siempre que la actividad esté vinculada a la producción, transformación, comercialización o cualquier otra actividad que permita la obtención de renta complementaria a la tarea agrícola, diversificando la economía del medio rural y la calidad de vida de los agricultores. En el caso de que los establecimientos se encuentren ubicados en suelo que no sea rústico se deberá aplicar la normativa del planeamiento municipal en vigor. Por último, la solicitud para obtener la correspondiente licencia deberá presentarse en el ayuntamiento correspondiente.

"Esta medida trata en definitiva de mantener la idiosincrasia de estos establecimientos tan característicos de nuestra cultura y tradición, permitiendo aportar un valor añadido a las elaboraciones locales . Acercar la bodega al consumidor constituye un atractivo que se debe mantener y que sin duda repercutirá en una mejor comercialización de los mismos, pero no se puede permitir la competencia desleal con los restaurantes de Tenerife ni con los vinos con denominación de origen", concluyó el consejero insular.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha