eldiario.es

Menú

El Cabildo zanja la polémica en Tunte

LOS VECINOS GANAN EL PULSO

Tras una tensa reunión con los vecinos, el consejero Carlos Sánchez anuncia la reanudación inmediata de los trabajos del víal de acceso al casco. 

- PUBLICIDAD -

El Consejero de Obras Públicas e Infraestructuras del Cabildo de Gran Canaria, Carlos Sánchez, y el alcalde de San Bartolomé de Tirajana, Marco Aurelio Pérez se reunieron este martes con los vecinos de Tunte tras la apertura el pasado sábado, por parte de los residentes, de la carretera de acceso al casco histórico de San Bartolomé de Tirajana, debido al estancamiento en los trabajos de acondicionamiento en el Roque de la Cruz, situado a unos doscientos metros de la entrada del pueblo, que ha mantenido cerrada la carretera durante diez meses.

El consejero de Obras Públicas del Cabildo de Gran Canaria, Carlos Sanchez, en la reunión que mantuvo con los vecinos de Tunte.

El consejero de Obras Públicas del Cabildo de Gran Canaria, Carlos Sanchez, en la reunión que mantuvo con los vecinos de Tunte.

Los vecinos mostraron, una vez más, su rechazo al cierre de la carretera GC-60 que conduce a Tunte porque, según Dunia Ramos, vecina del lugar, "la alternativa que puso el Cabildo con la desviación por la carretera de Las Lagunas entraña más peligro que la carretera cerrada". Ya se han desprendido varias rocas de los riscos que hay detrás de la marquesina que está situada en el mismo cruce a la izquierda de la entrada al casco.

Tras momentos de discusión con Carlos Sánchez, en los que Marco Aurelio Pérez ejerció como mediador, se llegó al acuerdo de cerrar la GC-60, que es la carretera que conduce a Tunte y de aumentar la zona de protección al margen izquierdo de la vía, una zona que, -aunque en un primer momento, quedó fuera del perímetro acotado para las obras de acondicionamiento del talud-, se ha comprobado que se encuentra también en peligro de desprendimiento. "Es lo que tenía que haberse hecho desde un principio-comenta Dunia- puesto que nos han tenido diez meses cerrados mientras el foco de peligro más activo continuaba abierto".

Esta medida se tomará durante dos semanas, en las que tendrá que buscarse una solución alternativa para utilizar la carretera de GC-65- que es la que se está utilizando para acceder a Tunte- sin tener que pasar por el cruce, esto es, evitando la zona de peligro de desprendimiento que supone toda esa área. Por el momento, según declaraciones del alcalde Marco Aurelio Pérez a Canariasahora.com, "los técnicos están estudiando habilitar un antiguo camino que hace años utilizaban coches pequeños y que es de titularidad privada, pero cuyos propietarios han accedido a colaborar con el Ayuntamiento y el Cabildo como medida provisional". Para Pepe Santana, portavoz de la plataforma de vecinos de Tunte, "esta solución dará un carácter de urgencia a la obras paralizadas durante diez meses". No estamos contentos pero, por lo menos ahora han escuchado al pueblo" comenta Santana.

Ayudas para mejorar el casco histórico de Tunte

El consejero Carlos Pérez se comprometió a realizar un seguimiento a la empresa contratista de la obra, Santana Cazorla, así como a comprobar cada martes in situ los avances en las obras, que deberán finalizar el 8 de agosto, aunque la carretera se abrirá para facilitar el acceso al pueblo durante las fiestas patronales de Santiago Apóstol.

También afirmó que presentará en el Cabildo un plan de dinamización económica con el objetivo de mejorar y embellecer el casco histórico de Tunte (muros, accesos, bordillos,?), y resarcir a los vecinos por los daños sufridos durante estos diez meses, entre otras medidas específicas para ayudar a los comerciantes que han sufrido importantes pérdidas en sus negocios debido al cierre prolongado de la carretera.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha