eldiario.es

Menú

La apuesta de Canarias como Zona Libre de Transgénicos queda 'en poco más' que una declaración de intenciones

SANTA CRUZ DE TENERIFE

El acuerdo del Consejo de Gobierno --en marzo de 2008-- de declarar a Canarias como Zona Libre de Transgénicos ha quedado en 'poco más' que una declaración de intenciones, según han reconocido algunos de los representantes de la Plataforma Canarias Libre de Transgénicos, que desde su aprobación solicitaron un compromiso para lograr que de forma efectiva el archipiélago se 'blindase' a este tipo de cultivos.

- PUBLICIDAD -

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 28 (EUROPA PRESS)

El acuerdo del Consejo de Gobierno --en marzo de 2008-- de declarar a Canarias como Zona Libre de Transgénicos ha quedado en 'poco más' que una declaración de intenciones, según han reconocido algunos de los representantes de la Plataforma Canarias Libre de Transgénicos, que desde su aprobación solicitaron un compromiso para lograr que de forma efectiva el archipiélago se 'blindase' a este tipo de cultivos.

Representantes de la Plataforma como la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos de Canarias (COAG-Canarias), Green Peace, la Red Canaria de Semillas y Ben Magec así lo han reconocido en declaraciones a Europa Press. Todos han apuntado que dicha declaración se centraba en evitar este tipo de cultivos con el fin de evitar daños a la biodiversidad del archipiélago.

Sin embargo, desde las distintas organizaciones se lamenta la falta de regulación en el comercio, esto es, la entrada de millo transgénico para alimentar al ganado en Canarias como dato más destacado. Todos coinciden en que desde la declaración "nada ha cambiado".

En este sentido, el responsable de transgénicos de Greenpeace, Juan Felipe Carrasco, ha insistido en que la importación de millo es "tan malo" como su cultivo, sobre todo porque es lo que consume el ganado canario. Ha incidido en la necesidad de una "voluntad política" para lograr un etiquetado que permita conocer el origen de los productos transgénicos que llegan a Canarias más allá del consumo humano. "Habría que dar un paso adelante y que el mercado elija", apuntó para reconocer que se precisa de "valentía política".

El portavoz de agroecología de Ben Magec, Pablo Vázquez, siguiendo con estos argumentos, ha explicado que tras la declaración del Gobierno de Canarias "no hay vigilancia, ni sensibilización para explicar que los transgénicos son malos". "No se etiqueta el millo importado que es malo no sólo para nuestras cabras, sino también para nuestra biodiversidad", ha declarado Vázquez.

Éste, no obstante, ha defendido que la situación de los piensos y el millo no es para criticar a los ganaderos, sino a aquellos que se oponen a las etiquetas para que se sepa qué consumen los animales. "No se hace nada por la transparencia, ni por el cultivo", ha apuntado para insistir en la necesidad de una apuesta firme por lograr una mayor soberanía alimentaria en Canarias.

"No interesa. Se destinan más fondos a la importación que a la producción interna", ha subrayado para hacer hincapié en la necesidad de contar con una mayor voluntad política.

Desde COAG-Canarias han asegurado que esta declaración ha sido sólo de "principios", después no ha habido nada más. Han lamentado que se haya limitado a la producción de transgénicos cuando no hay ningún tipo de regulación en el comercio. Fuentes de la organización han asegurado que se carece de un registro de entrada o productos que hubiera sido el siguiente paso a dar en este asunto más allá del consumo humano.

EN MARZO DE 2008

El Gobierno de Canarias --que no se ha manifestado sobre este asunto a pesar de ser consultado en reiteradas ocasiones-- publicaba el 25 de marzo de 2008: "El Consejo de Gobierno de Canarias acordó, a propuesta conjunta de los consejeros de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación y de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, declarar la Comunidad Autónoma como zona libre de cultivos transgénicos".

"Es muy importante que las normas sobre coexistencia de los cultivos modificados genéticamente y los cultivos ecológicos que oportunamente se establezcan sean desarrolladas por las Comunidades Autónomas, adaptándolas a circunstancias específicas de su ámbito territorial con especial atención a la protección de la biodiversidad", se argumentaba.

"Atendiendo a los riesgos potenciales para las variedades locales y para la biodiversidad que supondrían los cultivos de transgénicos, se debería aplicar el principio de precaución por razones medioambientales, especialmente cuando ya se han constatado casos de contaminación accidental de cultivos por organismos modificados genéticamente, en España, en otros estados miembros de la Unión Europea y en países terceros", concluía la nota del Gobierno canario.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha