eldiario.es

Menú

Canarias se sitúa con un 0,36% entre los últimos puestos en recepción de facturas electrónicas en España

SANTA CRUZ DE TENERIFE

A pesar de los plazos establecidos por la ley son muy pocas las empresas que disponen de una solución de facturación electrónica

- PUBLICIDAD -

A pesar de los plazos establecidos por la ley son muy pocas las empresas que disponen de una solución de facturación electrónica

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 18 (EUROPA PRESS)

Canarias se sitúa en los últimos puestos de recepción de factura electrónica en España, con un 0,36 por ciento, según un estudio realizado por SERES, empresa dedicada al intercambio electrónico seguro de documentos mercantiles con valor legal.

En lo que respecta a emisión de facturas, esta comunidad autónoma alcanza un porcentaje algo más alto: 1,84 por ciento. Estos datos se refieren al volumen de facturas electrónicas pero teniendo en cuenta el volumen de empresas que usan este sistema, la emisión de facturas alcanza un 5,95 por ciento y la recepción un 4,80 por ciento, informó SERES en un comunicado de prensa.

Según este estudio, Cataluña y Madrid se sitúan a la cabeza en emisión de facturas electrónicas con un porcentaje del 48,41 por ciento y 23,27 por ciento respectivamente, así como en recepción de forma telemática, con un 36,89 por ciento y 22,37 por ciento. Le siguen Andalucía, País Vasco y la Comunidad Valenciana con un 5,15 por ciento, 3,42 por ciento y 3,36 por ciento. En cambio, las comunidades autónomas que se sitúan a la cola son Extremadura, La Rioja y Ceuta y Melilla con el 0,32 por ciento, 0,12 por ciento y el 0,01 por ciento.

Por volumen de empresas que utilizan una solución de emisión de factura telemática Cataluña se sitúa de nuevo a la cabeza con 15,06 por ciento, y a continuación Madrid y Andalucía con un 12,87 por ciento y 10,95 por ciento respectivamente.

DATOS DEL ESTUDIO

Este estudio se ha realizado a partir de los datos que SERES, empresa líder en intercambio electrónico de documentos de carácter legal, ha obtenido de sus plataformas. Para ello, ha tomado una muestra de 46.256 empresas repartidas por todo el territorio nacional y de todos los segmentos de mercado. Su objetivo principal es analizar la situación de España en lo que se refiere a intercambio de facturas de forma telemática. Los datos arrojados ponen de manifiesto que España aún está lejos de cumplir con los objetivos establecidos para fomentar la sociedad digital en el ámbito de las administraciones públicas.

Una de las principales conclusiones extraídas del informe en lo que se refiere al tamaño de empresas es que aunque la mayor parte de las compañías que facturan electrónicamente son PYMES, el impulso viene dado por las grandes empresas de la distribución, quienes exigen a sus proveedores la disponibilidad de este tipo de proceso administrativo.

El estudio de SERES pone de manifiesto que el motor de la facturación electrónica en España está siendo el sector de la distribución, por delante de las administraciones públicas, a pesar de la legislación existente en este sentido que obliga al Sector Público a estar dotado de plataformas de facturación telemática.

INCUMPLIMIENTO DE PLAZOS

Tres meses después de entrar en vigor los plazos para facturar electrónicamente en sus contratos con la Administración Pública para aquellas corporaciones que no pueden presentar cuenta de pérdidas y ganancias abreviada, las compañías españolas están aún lejos de cumplir con los plazos marcados por la Ley 30/2007, de 30 de octubre, de Contratos del Sector Público.

Desde el pasado 1 de agosto el uso de la factura electrónica es obligatorio para aquellas empresas que no pueden presentar cuenta de pérdidas y ganancias abreviadas en sus contratos con el Sector Público. Esta obligatoriedad de disponer de un medio de intercambio telemático de facturas también se aplica a empresas de determinados sectores con especial incidencia en la actividad económica, entre las que se encuentran las compañías dedicadas al suministro de electricidad, agua y gas, telecomunicaciones, entidades financieras, aseguradoras, grandes superficies, transportes y agencias de viajes.

Existe, por tanto, una necesidad de informar al empresario español de los plazos establecidos por la ley, así como concienciar a todo tipo de compañías, independientemente de su tamaño, de los beneficios de facturar de manera digital, entre los que se encuentran una importante disminución de los costes de operación, así como una garantía de entrega de facturas al 100 por ciento de los destinatarios.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha