eldiario.es

Menú

La Catedral de Santa Ana en Gran Canaria rescata la Misa Pastorella del Maestro Valle tras 37 años

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

La partitura original desaparecida fue hallada en un baúl en noviembre Dura unos 23 minutos y será interpretada por unas 70 personas

- PUBLICIDAD -

La partitura original desaparecida fue hallada en un baúl en noviembre

Dura unos 23 minutos y será interpretada por unas 70 personas

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 22 (EUROPA PRESS)

La Catedral de Santa Ana en Las Palmas de Gran Canaria rescatará el próximo viernes durante la medianoche, en la Misa de Gallo, la Misa Pastorella del compositor y director de orquesta Bernardino Valle Chiniesta, que se interpretó de forma ininterrumpida en este templo desde 1880 hasta 1973. A partir de ese año se dejó de celebrar.

La crisis aguda del petróleo en aquella época y el hecho de que es en latín motivaron que se dejara de cantar, además de que la partitura desapareció hasta ser hallada el pasado 20 de noviembre mientras se hacía limpieza en un baúl en el despacho de un biznieto del venerado Maestro Valle, también llamado Bernardino Valle.

Así lo explicaron este miércoles en rueda de prensa el Deán de la Santa Iglesia Catedral Basílica de Canarias, Nicolás Monche, el presidente del Cabildo de Gran Canaria, José Miguel Pérez, y Gabriel Navarro, representante de la Comisión para la Recuperación de la Misa Pastorella del Maestro Valle, de quien es biznieto.

PATRIMONIO DE LA MÚSICA RELIGIOSA

Su reciente hallazgo casual en el archivo familiar provocó la "tentación de recuperar este patrimonio de la música religiosa", según admitió Pérez, que destacó el reto de encontrar intérpretes que estén dispuestos a sacrificarse en Nochebuena.

En este sentido, subrayó que "en la memoria popular este concierto siempre tuvo una gran aceptación y, de repente, se dejó de interpretar". De hecho, recordó que lo mismo ocurrió con el Himno de Aragón, creado por el Maestro Valle en honor a su tierra natal y que se interpretó sólo en 1908. Después se perdió en los archivos del Museo Canario, y, tras aparecer se llevó a la Expo de Zaragoza.

El presidente del Cabildo grancanario remarcó el hecho de que vuelva a representarse la Misa Pastorella gracias a la aportación de la corporación insular y de empresas privadas, si bien dijo que la inversión de la institución de la isla es "muy poquita".

"UN GALLO CANARIÓN"

La Misa Pastorella se hizo específicamente para la Catedral de Santa Ana, según incidió el Deán, Nicolás Monche, que comentó que la noche del 24 cantará en este recinto un "Gallo canarión", en alusión al "reencuentro" de la partitura del Maestro Valle.

Añadió que esta misa estaba "prohibida, pero hoy resulta prohibitiva porque la música y voces que lleva económicamente la hacen imposible". "La economía prohíbe que se pueda cantar esa misa todos los años. Este año ha sido gracias al impulso y sensibilidad del Cabildo", apostilló.

Por su parte, el biznieto del Maestro Valle, Gabriel Navarro, afirmó que dicha actividad se podía incluir dentro del programa de apoyo a la candidatura de la ciudad como Capital Europea de la Cultura en 2016.

Incidió en el desafío de reunir a alrededor de 70 personas --unos 40 de la orquesta y 25 del coro-- para esa noche con "poco tiempo para los ensayos". De hecho, sólo llevan ensayando una semana.

MÁS VOCES Y SIN CREDO

Como novedad, la Misa Pastorella de este año tendrá más voces en relación a la original, explicó el director del coro, Rafael Sánchez Araña, que indicó que el coro es de la Orquesta Sinfónica de Las Palmas en colaboración con la Orquesta Maestro Valle, que se ha creado para este evento y que nace del núcleo de la Orquesta Bela Bartok, con casi 20 años de andadura y dirigida por José Brito.

Todos los músicos están o bien terminado la carrera o son profesionales en activo, mientras que el coro está integrado en su mayoría por estudiantes de canto o coralistas con experiencia.

La obra dura aproximadamente 23 minutos, pero esta vez en la misa no se va a interpretar el Credo, que se va a recitar. Si bien sí se desarrollarán todos los demás movimientos de la forma clásica de la misa ordinaria (Kyrie, Gloria, Sanctus, Benedictus y Agnus Dei). La obra está escrita para Orquesta Sinfónica, coro masculino a tres voces y dos solistas del coro, un tenor y un barítono.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha