eldiario.es

Menú

Coalición Canaria y Podemos discrepan sobre los beneficios de la Ley del Suelo en el turismo rural

El Gobierno admite que en 2015 este modelo de turismo fue utilizado por 117.000 personas y facturó 129 millones de euros

- PUBLICIDAD -
Ruta de senderismo entre Veneguera y la Cruz de Mogán

Ruta de senderismo entre Veneguera y la Cruz de Mogán Cedida a Canarias Ahora

Todos los grupos con representación en el Parlamento de Canarias estuvieron de acuerdo este miércoles en que es preciso fomentar el turismo rural, pero si bien para Coalición Canaria los proyectos de Ley del Suelo y de islas verdes favorecen su desarrollo, para Podemos se trata de iniciativas perjudiciales.

La discrepancia en cuanto al efecto que los proyectos de Ley del Suelo y de islas verdes que se tramitan en el Parlamento de Canarias sean perjudiciales o beneficiosos para el turismo rural se produjo durante la comparecencia de la consejera de Turismo, Cultura y Deportes, María Teresa Lorenzo.

La consejera compareció para hablar de la potenciación del turismo rural y durante su intervención María Teresa Lorenzo aseguró que su desarrollo es una gran oportunidad para diversificar el sector, además de ser un nicho de empleo también ayuda a mejorar el patrimonio.

El turismo rural es un mercado relativamente pequeño en las Islas, reconoció la consejera, quien comentó que en 2015 este modelo fue utilizado por 117.000 personas y facturó 129 millones de euros, en un Archipiélago que ofreció 601 establecimientos en los que se aportaron 3.716 plazas atendidas por 880 trabajadores.

La consejera afirmó que el cliente de turismo rural en las Islas es de alta capacidad de gasto y explicó que se trata de un sector que tiene su especial desarrollo en El Hierro, La Gomera y La Palma, así como en algunas zonas de Gran Canaria y Tenerife.

El crecimiento de este sector del turismo no tiene que pasar solo por aumentar el número de visitantes sino por mejorar la rentabilidad, dijo la consejera, quien añadió que para la estrategia promocional se han identificado tres perfiles de clientes, uno de ellos denominados exploradores de la naturaleza.

Otro perfil de clientes de turismo rural es el llamado trascendentes, y que apuestan por su revitalización personal por medio del ejercicio físico, y el tercero es el apasionado del senderimo, añadió la consejera.

La diputada del grupo Nacionalista Guadalupe González opinó que cuando se habla de turismo rural también se debate acerca del futuro del mundo rural, donde reconoció que en ocasiones no es fácil vivir y por ello apostó por generar en él posibilidades de desarrollo.

En este aspecto la diputada del grupo Nacionalista aseguró que cuando se apruebe la ley del suelo se dispondrá de una herramienta que beneficiará el desarrollo del turismo rural.

En cuanto al proyecto de ley de islas verdes aseguró Guadalupe González que permitirá el desarrollo turístico en zonas rurales al evitar la despoblación de esos lugares.

La diputada del grupo Nacionalista también se refirió que el se trata de un turismo que está básicamente en manos de personas que no son profesionales del sector turístico, por lo que será preciso ayudar a su formación, y comentó que los operadores turísticos no apuestan por este sector porque no llena aviones.

Tanto el diputado del grupo Mixto Jesús Ramón Ramos como las diputadas de Nueva Canarias Gladis Acuña y de Podemos Natividad Arnaiz destacaron la importancia del turismo rural.

Pero Natividad Arnaiz no ve que el Gobierno de Canarias apueste de forma clara por el turismo rural cuando lo hace por los proyectos de ley de suelo y de islas verdes que, a su juicio, no favorecen un modelo sostenido.

La diputada de Podemos insistió en que para apostar por un modelo de desarrollo diferente al actual no es suficiente con decirlo, sino que es preciso demostrarlo, y reiteró que "tanto la ley del suelo como la de islas verdes siguen su curso" en el Parlamento canario y no benefician el cambio.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha