eldiario.es

Menú

Curbelo denuncia que fue objeto de una ''detención ilegal''

DICE QUE LAS INFORMACIONES DIFUNDIDAS ''SON SESGADAS''

El senador socialista achaca el altercado en Madrid a "una injusticia" cometida contra su hijo.- "No estuve en una sauna ni en un puticlub'', afirma.

- PUBLICIDAD -

El senador socialista y presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo, ha asegurado que las informaciones sobre su detención en Madrid por parte de la policía han sido "sesgadas", con el fin de "hacer daño político", además de que "produce indefensión".

Curbelo, que fue detenido este jueves por una supuesta agresión a agentes policiales en un local de ocio nocturno de la calle Orense de Madrid, ha asegurado que lo sucedido fue fruto de una "injusticia" que se cometió contra su hijo, Aday Curbelo, que tuvo una "discusión con un camarero" del local y que, cuando quería ir a la comisaría a denunciar que "el camarero no tenía razón", fue "objeto de una detención ilegal" que él mismo denunció ante los agentes.

"No ha habido agresión, el único agredido fue mi ahijado", afirmó el también senador, quien justificó su detención en que, visto el cariz de los acontecimientos, él y su acompañante le recriminaron a los policías su actuación, momento en el que "otro salió, me empujó y tiró al suelo". Tras darle su documentación, Curbelo insiste en que no cesó de transmitir sus quejas acerca lo que él calificó como "una aberración", lo que motivó que, según su versión, que cuatro agentes se abalanzan sobre él y le rompieran las gafas y el teléfono antes de ponerle las esposas por detrás.

"Esa es la realidad de los acontecimientos, lo demás son cosas adulteradas", asegura Curbelo, quien añade que "lo del erotismo y la sauna son inventivas que la policía ha de intentar buscar forzosamente para cubrirse las espaldas". "No hubo ninguna sauna ni puticlub. Eso no es lo real", aseguró.

Además, hizo hincapié en que "para detener a un senador ha de encontrarse en un flagrante delito, pero no lo ha habido porque no hubo agresión ni insultos, aunque sí algo de tensión", asegura una vez más el presidente del Cabildo de La Gomera, quien quedó en libertad sobre las 14.00 horas de este jueves.

En todo momento, el presidente asegura que se trata de "una explotación absoluta de una intervención policial sin parangón" realizada con interés "político", especialmente del PP, aunque, en general, de los grupos de la oposición, quienes, en su opinión, "han tergiversado y falsificado las circunstancias para hacer daño a un político, sin contrastar previamente la información".

Asimismo, reiteró que se trata de un "incidente lamentable que le puede ocurrir a cualquiera" del que se ha hecho "un problema a escala nacional, una polémica interesada para dejar mi imagen pública dañada", motivo por el que su abogado está preparando en este momento las actuaciones que procedan.

Para este viernes también se ha convocado un Pleno Extraordinario y urgente de la Corporación por el mismo motivo, que se celebrará posteriormente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha