eldiario.es

Menú

La Dermatitis Atópica afecta a unos 200.000 habitantes de las Islas Canarias, principalmente a niños

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

La dermatitis atópica, una enfermedad crónica de la piel que debe tratarse de por vida, afecta actualmente a unos 200.000 habitantes de las Islas Canarias, y a alrededor de 100.000 personas de la provincia de Las Palmas.

- PUBLICIDAD -

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 13 (EUROPA PRESS)

La dermatitis atópica, una enfermedad crónica de la piel que debe tratarse de por vida, afecta actualmente a unos 200.000 habitantes de las Islas Canarias, y a alrededor de 100.000 personas de la provincia de Las Palmas.

Así lo explicaron hoy en rueda de prensa el dermatólogo, Cristobal del Rosario, la pediatra, Esther Benítez, y el secretario de la Asociación de Familiares y Pacientes de Dermatitis Atópica (DEA), José Diniz Almeida, quienes insistieron en la importancia de acudir a un experto en medicina para tratar esta enfermedad.

La Dermatitis Atópica, o Ezcema atópico, es una enfermedad de la piel que que tiene una incidencia "muy alta" en los más jóvenes, ya que "en los países industrializados afecta al 15-30 por ciento de los niños", indicó la pediatra.

El 18 por ciento de los menores de dos años sufre Dermatitis Atópica. Lo que conlleva que el 20 por ciento de las consultas de dermatología pediátrica se corresponden a esta enfermedad. "El 60 por ciento de los niños debutan en la dermatitis antes del primer año de vida", afirmó la doctor Benítez.

Según los expertos, si bien no se han podido determinar las causas exactas de esta enfermedad, si se ha corroborado que es una patología de origen hereditario. En este sentido, la pediatra manifestó que "el 39 por ciento de los niños con antecedentes familiares de primer nivel (padres o madres) tiene posibilidad de tener dermatitis", mientras que si es un signo hereditario de segundo nivel (tíos, abuelos) suele afectar al 19 por ciento.

Al llegar a la adolescencia, dos de cada tres niños dejan de tener brotes, mientras que sólo uno de cada cinco enfermos son adultos. Actualmente no existe una cura definitiva para la Dermatitis Atópica, aunque sí existes tratamientos para controlar los síntomas.

El otoño es la época en la que se producen más consultas médicas. Esto es debido al frío, a la mayor humedad en el ambiente, el aumento de uso de la calefacción y el contacto con tejidos (lana), que alteran la piel atópica. Septiembre es además el mes de la reincorporación al trabajo en adultos y al colegio en niños, lo que puede suponer un estrés emocional, otro factor que provoca reagudizaciones.

GRAN COSTE SOCIAL Y ECONOMICO

La Dermatitis Atópica es una enfermdad inflamatoria crónica que se cursa en brotes, y que surge porque el sistema inmunitario del paciente responde de forma exagerada a los estímulos externos, ya sean sudoración, sustancias irritantes o gérmenes. El principal síntoma durante los brotes es un intenso picor que lleva al paciente a rascarse, lo que provoca lesiones en forma de placas rojas. También es frecuente el enrojecimiento de la piel, hinchazón y calor.

"Los niños a partir de los cinco años tienen pudor para mostrar su patología y es entonces cuando la Dermatitis Atópica se convierte en un complejo estético", señaló la pediatra. Además, los afectados suelen padecer cierta "irritabilidad" debido al picor que suele derivar en "noches sin dormir" que luego degeneran en problemas escolares como la falta de atención.

A pesar de la repercusión social que tiene esta enfermedad, las familias deben hacer frente a un coste adicional ya que deben comprar "ropas especiales" para sus hijos ya que algunos tejidos como el poliester incrementan la sensación de picor en los niños.

Asimismo, los expertos aseguraron que los tratamientos para esta enfermedad tienen un coste "muy elevado" y que además se deben suministrar varias veces al día por lo que tienen que acudir a la compra de estos productos de forma constante.

Para José Diniz Almedia, "como todas las enfermedades crónicas, en las que no peligra la vida, puede haber una cierta relajación en los hábitos" de los pacientes en los periodos en los que no sufren brotes.

Entre los errores más frecuentes de enfermos y familiares se encuentra la idea, muy extendida, de que las cremas hidrantantes sirven para paliar los síntomas cuando se manifiesta la enfermedad. "La crema hidratante sólo sirve para tratar la sequedad de la piel, incluso no debe ser utilizada sobre las lesiones activas de la enfermedad, porque puede empeorarlas", advirtió el dermatólogo, Cristobal del Rosario.

CAMPAÑA 'ACÉRCATE Y ALEJA LOS BROTES'

El secretario de DEA informó de que esta tarde se llevará a cabo una charla coloquio en Las Palmas de Gran Canaria para dar a conocer la enfermedad a la sociedad en general y concienciar a los pacientes de la importancia que tiene tener un buen control de su enfermedad y no abandonar los tratamientos determinados por el médico.

Esta iniciativa forma parte de la campaña 'Dermatitis Atópica. Acércate y aleja los brotes' que recorrerá durante los próximos meses 10 ciudades españolas, donde especialistas en pediatría y dermatología impartirán conferencias a los asistentes.

Durante estas charlas, el público podrá preguntar sus dudas a los médicos y podrá consultar material informativo acerca de esta enfermedad que ha conseguido triplicar el número de casos en los últimos 30 años.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha