eldiario.es

Menú

Desmantelada una banda que robaba en viviendas y restaurantes de un barrio de El Rosario (Tenerife)

SANTA CRUZ DE TENERIFE

Uno de los arrestados propinó una paliza a un testigo para atemorizar a otras víctimas y evitar sus declaraciones

- PUBLICIDAD -

Uno de los arrestados propinó una paliza a un testigo para atemorizar a otras víctimas y evitar sus declaraciones

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 29 (EUROPA PRESS)

J.F.A.E., alias "El Cernícalo", G.J.G., J.J.D., E.J.G., J.A.H., J.C. y J.R. , con edades comprendidas entre los 18 y los 49 años y vínculos familiares, han sido arrestados como integrantes de una banda que se dedicaba a robar en viviendas y restaurantes del barrio de Llano del Moro del municipio tinerfeño de El Rosario durante los últimos cuatro meses, según ha informado en un comunicado del prensa la Guardia Civil

Los siete personas lograron sustraer joyas, ordenadores, machetes de grandes dimensiones, una pistola y escopetas, dinero en efectivo, consolas de videojuegos y televisores, valorados en unos 25.000 euros, según constató la Guardia Civil que aseguró que los robos han producido en estos meses "una importante alarma social" entre los habitantes, sobre todo después de que uno de los robos se perpetrase con violencia e intimidación.

Ya que el pasado día 25 de junio, sobre las 23.00 horas, uno de los arrestados encapuchado, y portando un bate de béisbol accedió al interior de un establecimiento e intimidando a la camararera se apropió de 1.200 euros de la caja registradora, así como la cartera de un cliente que contenía 95 euros.

Las primeras investigaciones apuntaron a que en los sucesivos robos cometidos, los detenidos utilizaban un mismo "modus operandi", demostrando tener un amplio conocimiento de la zona donde cometían los hechos delictivos y probablemente eran vecinos de El Rosario. Conforme se iban identificando a los presuntos autores y se procedía a su detención declaraban la participación de otros implicados en la venta de los objetos robados, lo que supuso la puesta a disposición judicial de hasta siete individuos.

Ante estos hechos delictivos, por su gravedad, se determinó que las diligencias e investigaciones fueran trasladadas al Equipo de Delitos contra el Patrimonio de esta Unidad Orgánica de la Guardia Civil quien se hizo cargo de las pesquisas, dado el elevado importe de lo sustraído, que en total alcanzaba unos 25.000 euros y la similitud en su comisión criminal.

Todos los robos, según el Cuerpo Armado, se produjeron en una zona concreta, por lo que desde un principio las sospechas recaían sobre un grupo organizado con un perfecto conocimiento de los lugares y de los mejores momentos para la realización de los hechos criminales, y podrían tratarse de personas residentes en las cercanías de dicha zona.

Durante el desarrollo de la investigación, se produjo el citado robo con violencia e intimidación en un restaurante de la misma zona. A raíz de cuya detención, su propio padre propinó una fuerte paliza a uno de los testigos de los robos que le han producido lesiones de carácter reservado a una de ellas, a fin de evitar que dicha persona declarara en el juzgado, procediendo asimismo a su detención.

Se practicaron, entonces, registros en cuatro de las viviendas de los detenidos donde fueron hallados numerosos objetos procedentes de los robos investigados, entre ellos consolas de videojuegos, "mp3", relojes, un ordenador, además de cuatro escopetas, una pistola, machetes de grandes dimensiones, utilizados para amenazar a sus víctimas, así como 120 metros de cable de cobre de grueso calibre hallados en poder de dos de los sospechosos en el momento de su detención.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha