eldiario.es

Menú

Esperando a Soria

LAS COMISIONES NEGOCIADORAS DE CC Y PP SE DAN QUINCE DÍAS DE PLAZO

- PUBLICIDAD -

Las intervenciones de los portavoces de las comisiones negociadoras de CC y PP, José Miguel Barragán y Larry Álvarez, respectivamente, se centraron en comunicar a los medios que están hablando de programa político y que no se han repartido nada (ni cargos, ni consejerías). Que todo está pendiente y que se dan un plazo de 10 ó 15 días para llegar a un acuerdo definitivo.

En ese acuerdo global del reparto del poder del que no están hablando las comisiones negociadoras se incluye, no obstante, el Parlamento de Canarias, por lo que se trata ahora, según Larry Álvarez, de llegar al lunes con un buen clima de confianza, para en la última reunión proceder al reparto del poder. No obstante, no pudo concretar si el PP presentará o no candidato a la Presidencia de la Cámara autonómica.

José Miguel Barragán tampoco pudo hacerlo. Incluso contestó que desconoce si CC "está en disposición de pedirla (la Presidencia del Parlamento)". También desmintió que Antonio Castro sea el sustituto de Gabriel Mato. "No tenemos candidato a la Presidencia del Parlamento", dijo Barragán, que emplazó al próximo sábado para despejar alguna equis que empiece a indicar el resultado de la ecuación.

Cuando se le preguntó por las notables ausencias de Tomás Padrón y Antonio Castro de la comisión negociadora, Barragán respondió como indican los asesores de comunicación en estos casos. Fue una respuesta preparada ante una pregunta muy posible en la rueda de prensa, de ahí que dijera con rapidez que a partir de este miércoles cambiarán los miembros de la comisión negociadora de CC en función de los temas de los que se vaya a hablar con el PP.

Sin embargo, se le recordó que por la mañana Tomás Padrón había declarado en una emisora local que no pensaba acudir a la reunión porque era un paripé, ya que se había enterado por los periódicos que ya todo estaba decidido, incluyendo no sólo el reparto de poder sino hasta los posibles nombres de los consejeros. Barragán respondió que a partir de ahora veremos cómo se publica cada día cómo va a quedar el Gobierno, cómo se van a repartir el poder Ejecutivo y hasta la Mesa del Parlamento, y, a lo mejor, en algún momento se acierta en algo.

Cálculos sobre el calendario

Es probable que los miembros de las comisiones negociadoras hablaran de programa, como expuso Larry Álvarez. En concreto de tres bloques: de personas (empleo, vivienda, sanidad, etc.), de política-institucional y de economía, desarrollo y medio ambiente. Así que es en otro foro donde se parte el bacalao?o el salmón.

Todos, no obstante, hacen cálculos y miran con descaro el calendario. Desde la toma de posesión de los escaños el próximo lunes hay diez días para que el candidato a presidente lea su discurso de investidura en el Parlamento, es decir, tiene que producirse antes del día 5 de julio la lectura del discurso de ese mago de la dialéctica que es Paulino Rivero para convencer a los diputados (los canarios que quisieron ya votaron) y contar con sus votos de apoyo para formar un gobierno "sólido, estable y duradero". Para los cuatro años de la legislatura, dicen los portavoces de las comisiones negociadoras.

Si no se ha cerrado públicamente el Gobierno es porque José Manuel Soria toma posesión el día 26 de junio como presidente del Cabildo, cargo que tendrá que ejercer al menos durante el tiempo que le permitan PSOE y Nueva Canarias. Un retraso en la moción de censura le impediría asumir la vicepresidencia del Gobierno de Paulino, porque es imposible ser presidente de un cabildo insular y vicepresidente de la Comunidad Autónoma al mismo tiempo. Aunque como estamos en Canarias?quién sabe.

De ahí que Larry Álvarez también haya aclarado que el PP no está poniendo en marcha ninguna artimaña jurídica para impedir que PSOE y NC puedan presentar, si lo desean, una moción de censura.

Mientras se espera por Soria, cunde el malestar entre el clan palmero porque parece que Castro está negociando una jubilación política a lo grande, pensando más en sí mismo que en su fuerza política, y Tomás Padrón no oculta su malestar. En cualquier caso, sea cual sea el resultado final, lo cierto es que ATI perderá mucha fuerza en el próximo Gobierno en cuanto a control de consejerías, para dejar contentos a quienes le dan la mayoría parlamentaria.

¿Y la reforma del Estatuto de Autonomía, que el PP calificó como nacional-socialista? Pues ya no es un elemento central en las negociaciones de CC porque según Barragán fue el PSOE el que lo puso como cuestión principal porque los socialistas podían aprobarlo en el Congreso. Hay que ver cómo ha cambiado el cuento?

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha