eldiario.es

Menú

Gavaldá destripa el ''expediente oculto'' de Repsol

DICE QUE NO ES UNA EMPRESA ESPAÑOLA

El especialista en Ciencias Ambientales explica que la mayoría de los beneficios que reporta a sus accionistas proceden de la especulación en bolsa.

- PUBLICIDAD -

Marc Gavaldá, especialista en Ciencias Ambientales y experto en las consecuencias que la actividad de Repsol está teniendo en distintas comunidades internacionales, ha impartido recientemente varias conferencias en Lanzarote, Fuerteventura y Gran Canaria en las que ha destripado el "expediente oculto" de la compañía y ha explicado la importancia de la movilización social e institucional de Canarias y "el referente en que se están convirtiendo para otros movimientos de protesta contra la industria petrolera".

El ponente también subrayó el hecho de que se trata de una "gran multinacional cuya propiedad está distribuida en todo el mundo", y por lo tanto no es una empresa española "ni invierte sus beneficios aquí". Explicó además que la mayoría de los beneficios que reporta a sus accionistas proceden de "la especulación financiera en bolsa", no de la actividad extractiva o comercializadora. En este sentido, solo con el anuncio de autorizaciones de prospecciones petrolíferas junto a las costas de Lanzarote y Fuerteventura, el Gobierno de España "ya ha hecho ganar dinero a los propietarios de Repsol distribuidos en fondos de inversión por todo el mundo", ha señalado.

La distribución de propietarios de Repsol expuesta por Gavaldá demuestra que la mayoría de las participaciones (68%) proceden de fondos internacionales cuya titularidad la propia compañía no facilita, sujetos a operaciones especulativas en bolsa.

Gavaldá explicó que ya ha trasladado toda esta información sobre Repsol al consejo de accionistas de la multinacional. "Ahora la responsabilidad sobre la forma de actuar de esta multinacional es conocida por todos. Los pequeños accionistas no pueden alegar desconocimiento y deben tomar medidas para evitar que el dictado de los intereses del gran capital trasnacional acabe imponiéndose a la voluntad democrática de los pueblos amenazados por esta industria", ha aseverado.

"Sin beneficios para la sociedad"

Gavaldá ha explicado que Repsol es un ejemplo de empresa que evade impuestos. "Es una de las multinacionales con sede en España (que no española) que cuenta con más presencia en paraísos fiscales, en donde tiene 13 filiales a través de las cuáles minimiza el pago de impuestos". Además, señala, "Repsol no crea empleos, sino que los ha estado destruyendo". El especialista señala que el ejemplo de YPF en Argentina es paradigmático, pues "miles de personas en plantilla fueron despedidas".

Además, señala que la búsqueda de la competitividad le ha llevado a rebajar las condiciones de seguridad de sus plantas, "lo que está detrás de la muerte de 9 trabajadores en la refinería de Puertollano y continuos accidentes laborales en sus diferentes instalaciones"

No es una empresa "española"

Repsol no es una empresa "española", simplemente tiene su sede de la matriz en el Estado español, ha asegurado. La mayoría de su accionariado está radicado en el exterior. Además, la defensa de sus accionistas es "la defensa de los intereses privados de un porcentaje ínfimo de la población en detrimento de los derechos universales de las mayorías".

Para Gavaldá, toda la actividad de Repsol, con los consiguientes impactos descritos, responden a "la única lógica de la acumulación de beneficios, que, en plena crisis económica, social y ecológica, se traduce en sueldos multimillonarios para sus directivos". De acuerdo con datos publicados en febrero de este año, el presidente de la compañía, Antonio Brufau, cobró 7 millones de euros en 2011, y el consejo directivo recibió en total 16,3 millones de euros de retribución (frente a los 11 millones de 2010). Por su parte, la alta dirección de la petrolera, formada por 10 ejecutivos, recibió 18 millones de euros, es decir, un 44 % más que los 12,5 millones de 2010.

Deterioro ecológico

El ponente ha manifestado, por otra parte, que Repsol posee un "abultado historial de responsabilidad en la generación de pasivos ambientales". Gavaldá ha puesto como ejemplo los 8 derrames que se han producido en los últimos seis años en la costa de Tarragona y ha realizado un recorrido por los territorios del continente americano donde la compañía opera, recordando los vertidos producidos en Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador, Perú o Colombia.

Además se han denunciado episodios de contaminación atmosférica en la mayoría de sus refinerías: "En Tarragona un estudio de la Universidad Rovira y Virgili detectó la emisión de moléculas prohibidas en zonas urbanas, en Cartagena los/as escolares se han manifestado con máscaras denunciando la contaminación, en Muskiz son semanales las protestas de los vecinos contra la planta de Coke, en Luján de Cuyo (Argentina) se descubrieron manejos irregulares de residuos tóxicos, como el entierro o la quema en fábricas de cemento".

Gavaldá ha relatado que también se han denunciado impactos generados por la exploración sísmica en el mar en Argentina, donde los/as pescadores se movilizaron en 2010 por ver su fuente de ingresos amenazada. En Canarias también se han denunciado los impactos en cetáceos por las actividades de exploración de Repsol.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha