eldiario.es

Menú

El Gobierno canario ahora quiere potenciar los castaños y almendros

EN VEZ DE ERRADICARLOS POR SER UNA ESPECIE INVASORA

"Hubo una interpretación errónea de las implicaciones de la inclusión de algunas especies en el listado", afirma José Miguel Pérez.

- PUBLICIDAD -

El consejero de Educación, Sostenibilidad e Igualdad del Gobierno de Canarias, José Miguel Pérez, ha señalado que en vez de proceder a la erradicacion de especies como los castaños y almendros que han sido incluidas en la lista de potencialmente invasoras, la intención del ejecutivo es potenciar su uso agrícola. El consejero indica que cuando surgieron las primeras noticias en el mes de febrero que apuntaban a que estos ejemplares iban a ser eliminados, pese a la tradición que tienen en la isla, emitieron dos comunicados de prensa desmintiendo las informaciones. Recuerda que el Real Decreto de finales del pasado año define "erradicar" como el proceso tendente a eliminar del todo la población de una especie, sin embargo en el caso del almendro y el castaño se ha optado por considerarlas "potencialmente invasoras" y no "invasoras". Por esta razón según el consejero, "no están sometidas a ninguna restricción en su cultivo y o aprovechamiento tradicional, pudiéndose incluso potenciar en las zonas agrícolas de las islas como recurso económico añadido".

Imagen de almendros en flor. (EUROPA PRESS).

Imagen de almendros en flor. (EUROPA PRESS).

Por lo tanto la inclusión en este anexo tan sólo tiene un carácter "preventivo" y se plantea con la intención de controlar o eliminar ejemplares sólo en los enclaves en los que "no sólo no son útiles al no estar sometidos a ningún tipo de aprovechamiento tradicional, sino que además, están causando un perjuicio a la vegetación nativa, endémica o amenazada o a los ecosistemas y hábitat naturales de las islas".

Otro tanto ocurre con determinados tipos de piteras que se encuentra con la misma categoría que los almendros y castaños que podrán ser cultivados para la obtención de fibras. Pero eso sí, siempre y cuando se tomen las medidas oportunas para evitar su propagación al medio natural fuera de las áreas destinadas a su cultivo o aprovechamientos y donde podrían provocar un grave daño, siendo luego muy costoso su control o erradicación.

"Por lo tanto, ha habido una interpretación errónea de las implicaciones de la inclusión de algunas de estas especies en el listado. Esa norma, incluye dos anexos, el primero contiene las especies consideradas invasoras, mientras que el segundo anexo recoge aquellas que se considera potencialmente invasoras, y sobre las cuales las comunidades autónomas deben realizar un seguimiento para actuar de manera temprana en determinadas zonas del entorno natural o seminatural y evitar así, que se pudieran expandir y convertirse en especies exóticas invasoras", señala el consejero.

En cuanto a la caña silvestre, las tuneras y la pitera, se permitirá su cultivo siempre y cuando se utilicen para la agricultura o alimentación y estén en zonas agrícolas. No obstante estas especies están dentro del anexo I y por lo tanto son consideradas muy perjudiciales en el medio natural del archipiélago. Por ello se evitará que se realicen malas prácticas como la de propagarlas sin control en laderas, barrancos o espacios protegidos, "donde no solamente no son útiles sino que causan un grave daño a la flora nativa y amenazada del Archipielágo y a nuestros hábitats naturales". De hecho estas tres especies exóticas están consideradas entre las cien invasoras más dañinas del mundo.

Estas medidas, según Pérez, han sido consensuadas con una treintena de especialistas técnicos y científicos del Archipiélago que participaron en unas jornadas celebradas en el año 2009 en las que se sentaron las bases para elaborar estas listas. "Hoy se sabe, a nivel mundial, que la presencia de especies exóticas invasoras supone una de las principales causas de pérdida de biodiversidad del planeta y que los problemas derivados en Canarias, ya han generado grandes de gastos económicos". Precisamente, acaba de detectarse una nueva especie exótica invasora en Gran Canaria en la presa de Ayagaures que está considerada entre las más dañinas del mundo, el llamado caracol manzana dorado, cuyo control, en el Delta del Ebro cuesta millones de euros anuales sin haber logrado aún erradicarlo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha