eldiario.es

Menú

El Gobierno entiende que el suspenso de la ciudadanía al Ejecutivo exige una reflexión

TOMA NOTA DE LOS RESULTADOS Y ANIMA AL PSOE A QUE ACTÚE EN CONSECUENCIA

- PUBLICIDAD -

El Gobierno de Canarias considera que los resultados del barómetro elaborado por el Consejo Económico y Social (CES) en relación a la calificación que otorga la ciudadanía al Ejecutivo y a la oposición obligan a una reflexión sobre el distanciamiento entre ésta y la política. El Ejecutivo toma nota de estos resultados y anima al PSOE a que también actúe en consecuencia en función de la valoración negativa de los ciudadanos sobre el Gobierno y la oposición, un 4,38 y un 4,69, respectivamente.

El Gobierno de Canarias valora, asimismo, el hecho de que el 94% de los encuestados considere que su calidad de vida es "media o alta", y que de ese porcentaje, el 55% crea que su calidad de vida es alta.

En cuanto a las preocupaciones de los canarios, el estudio señala que un 41% considera que el paro es el principal problema del Archipiélago, en sintonía con la preocupación y las propuestas realizadas por el Gobierno para primar a los trabajadores residentes en las Islas.

El Ejecutivo autónomo constata igualmente la existencia de una clara sintonía entre las preocupaciones y reivindicaciones de la ciudadanía con el esfuerzo presupuestario que viene realizado y con sus principales objetivos de cara a la presente legislatura. No en vano, los canarios sitúan a la sanidad, la vivienda y la educación a la cabeza de los asuntos que requieren una mayor inversión, áreas que precisamente son las que más crecen en los Presupuestos autonómicos para 2008.

De la misma manera, el 38% de los encuestados coloca la inmigración como un asunto primordial, en la línea con las propuestas del Gobierno sobre la necesidad de ordenar el proceso inmigratorio. En este sentido, destaca el hecho de que el 81% de los encuestados estime que el número de personas procedentes de otros países que viven en Canarias es alto.

En todo caso, al Ejecutivo le preocupa especialmente que el 34% de los canarios considere que la inmigración procedente de otros países es negativa, lo que refuerza su conocida posición para exigir el establecimiento de un sistema que permita un flujo migratorio ordenado y regular.

En cuanto al medio ambiente, el 60% de los encuestados asegura que estaría dispuesto a sacrificar un mayor desarrollo económico por una mayor sostenibilidad ambiental, precisamente uno de los asuntos a los que el Gobierno de Canarias otorga la mayor importancia y que se traduce en el impulso de políticas que permitan un desarrollo económico sin la sobreexplotación del territorio.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha