eldiario.es

Menú

Gran Canaria exige al Gobierno de Canarias una rectificación por “mentir con los vertidos de la isla”

“Lo que me produce más rabia es que un Gobierno genere confusión cuando lo que tiene que hacer es sentirse orgulloso”, reclama Antonio Morales

- PUBLICIDAD -
El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales ALEJANDRO RAMOS

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, ha exigido este martes públicamente una rectificación al Gobierno de Canarias por "mentir con los vertidos de la isla" al afirmar que en Gran Canaria se vierten al mar aguas sin depurar, cuando el político de Nueva Canarias ha vuelto a recalcar que en la isla el 99% de los vertidos que se vierten son de aguas tratadas.

Morales se ha mostrado crítico con el presidente autonómico, Fernando Clavijo, y la consejera de Política Territorial, Nieves Lady Barreto, a quienes les acusa de buscar la confusión al relacionar vertidos sin permiso con vertidos contaminantes. “Lo que me produce más rabia es que un Gobierno genere confusión cuando lo que tiene que hacer es sentirse orgulloso”, ha indicado, y ha avanzado que en estos momentos desde la Corporación insular están redactando la citada solicitud de rectificación. 

El líder nacionalista ha destacado que " la campaña de desinformación" realizada por el Gobierno en minoría de Coalición Canaria está perjudicando a la isla que preside, y ha recordado que cuando el foco de los vertidos estaba solo en Tenerife, Clavijo pedía que no se informara del tema para que no perjudicara al turismo. "No puede el presidente de los canarios, de manera interesada, hacer daño a una isla, debe ser el presidente de todos los canarios y no de una isla, en concreto de la isla de Tenerife", ha reiterado.

"Siete de cada diez vertidos en Canarias son ilegales, ese es ahora el mensaje del Gobierno de Canarias. Cuando se produce el problema en Tenerife el presidente dice que se calle el debate porque eso puede perjudicar a la isla", ha subrayado Morales, quien ha agregado que la actitud de los miembros del Ejecutivo "es de una irresponsabilidad increíble, espero que la ciudadanía pase cuentas porque no se puede actuar con esta irresponsabilidad para salvar un proyecto político, a una institución que está en sus manos y que se ve que no ha hecho las tareas", en clara alusión al Cabildo de Tenerife, y agregó que desde el Gobierno "no se puede aceptar que Gran Canaria depure la práctica totalidad de sus aguas, tenemos que parecernos a quienes no cumplen y no han hecho los deberes, los que invierten en cosas que se vean y no en canalizaciones y cosas enterradas".

Morales ha reconocido que sí existen vertidos que no tienen permiso para realizarse, pero que estos están en trámite con casos en los que llevan hasta cuatro años para ponerse en regla y los documentos en estos momentos están en otras administraciones como el Ejecutivo autonómico o la Demarcación de Costas. Por tanto, descarta que esta falta de permisos implique que se emita aguas contaminadas, algo que a su parecer es lo que quiere hacer entender el Gobierno canario. " Han intentado contaminar todo, número de vertidos con contaminación e ilegalidad.  Si Las Palmas de Gran Canaria va a destinar 13 millones para renovar el emisario del Teatro y el Cabildo 50 millones para mejorar infraestructuras es porque no están hechos los deberes, es porque están contaminando…ese era el mensaje", ratificó Morales.

Por tanto, desde el Cabildo comentan que de los 37 vertidos de Gran Canaria que según el Gobierno carecen de administración, una veintena son piscinas y salmueras de pequeñas desaladoras y los restantes sí son competencias de la Corporación insular. Así, Morales ha desglosado en qué instalaciones dependientes del Consejo Insular de Aguas existen problemas administrativos: el emisario del Puerto de Las Nieves, la EDAR de Cardones, la conducción del desagüe de Bocabarranco en Gáldar, la conducción de desagüe en la EDAR de Tenoya, el emisario submarino a la altura del Teatro en la capital, la EDAR de Puerto Rico, la EDAR de Puerto de Mogán, el emisario submarino en El Pajar, el emisario submarino Los Cochinos II, la conducción de desagüe en La Aldea, y el emisario submarino en Hoya del Pozo.

Eso sí, también ha demostrado que de todas estas instalaciones la Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad de Canarias tiene en sus manos informes de "vigilancia y control de vertido al mar" emitidos por el Consejo Insular de Aguas, todos ellos con registros de entrada a lo largo de este 2017. 

A ello agregó que ya en el año 2013 la Audiencia de Cuentas de Canarias admitía que el  93,56% de los vertidos que llegaban al mar en Canarias era de aguas tratadas y que ahora, cuatro años más tarde, se ha alcanzado este 99% que lleva pregonando a lo largo de este mes. 

"Se ha llegado al 99% por tres obras fundamentales. Se puso en marcha un proyecto para adecuar la depuradora de Jinámar y se dejó de verter en Bocabarranco, se ha puesto en marcha el colector interceptor en Las Palmas en la zona de las Rehoyas y se ha puesto en funcionamiento también la planta depuradora de Tamaraceite que está solo a la mitad de la producción", ha explicado el político de Agüimes. 

Así mismo, ha expuesto que del 100% de las aguas residuales en Gran Canaria, solo el 50% es el que va a parar al mar tras su depuración y el 50% restante es reutilizado en agricultura y riego de zonas deportivas y de ocio, pero reivindica que en la isla se está trabajando para que se llegue al momento de poder reciclar la totalidad de las aguas gracias al plan Renovagua

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha