eldiario.es

Menú

Guaguas estudia reordenar las líneas

PARA ADAPTAR SUS SERVICIOS ''A LA NUEVA CIUDAD''

- PUBLICIDAD -

La empresa pública Guaguas Municipales prepara la reorganización de algunas líneas para adaptarlas a la nueva realidad urbana de la ciudad, ya que la planificación global de los trayectos no se ha modificado desde hace 15 años. En este tiempo, Las Palmas de Gran Canaria ha crecido con nuevos barrios y, sobre todo, nuevos centros urbanos de residencia y de trabajo.

Esta remodelación debe entenderse como una nueva asignación de los recursos de Guaguas Municipales ?plantilla y flota-, asignándolos allí donde lo demandan los ciudadanos. Todo ello bajo criterios de racionalidad para mejorar la actual red de líneas.

En cualquier caso, la nueva red que se derive de la reorganización mantendrá cubiertos todos lo barrios de la ciudad a los que se presta servicio actualmente. Asimismo, en base a la disponibilidad de nuevos recursos se podrá mejorar la movilidad de los ciudadanos, tanto ampliando itinerarios como intensificando frecuencias.

El citado Plan de Remodelación forma parte del Plan de Viabilidad de Guaguas Municipales. Es un proyecto realizado por directivos de la entidad tomando como punto de partida el Diagnóstico realizado por una empresa externa, la experiencia de la empresa y las peticiones y sugerencias de los usuarios.

Líneas básicas

El Plan de Remodelación propone la creación de nuevas líneas y la potenciación de trayectos actuales para convertirlas en líneas básicas, con un intervalo de paso de 10 minutos. En este capítulo se incluye la línea 12, una nueva línea 21 ?que conectará Miller Alto con Santa Catalina- y una nueva línea 91 que prolongará su actual trayecto desde Siete Palmas a Tamaraceite.

Parque Atlántico seguiría conectado con el puerto pero mediante la línea 22, que en vez de bajar por Escaleritas lo haría por aquel núcleo. Actualmente, la línea 21 para ir desde el Edificio de Hostelería al Puerto circula antes por La Feria, Sansofé, Las Chumberas y Escaleritas, desplazándose hacia el sur cuando el destino final es el norte. Con el nuevo trayecto de la línea 22, a los residentes en La Paterna se les facilitaría su desplazamiento al Centro de Salud de La Feria y al Hospital Doctor Negrín. Ya no se justifica que esta línea atraviese Ciudad Jardín una vez que la Clínica el Pino no presta servicios como tal.

Por este mismo motivo, no es lógico el mantenimiento de la línea 81. Lo que sí es necesario es potenciar la línea 8 y facilitar el trasbordo en la zona de Las Rehoyas y/o la Plaza del Pino a líneas con final de trayecto en el Puerto.

El Cono Sur no perdería la línea 13. Esta línea seguiría operando desde la terminal de Tres Palmas. En el extremo norte prolongaría su itinerario hasta El Sebadal. Por este motivo, la línea 20 no tendría que cubrir el tramo Manuel Becerra-El Sebadal y los usuarios que quieran desplazarse desde Santa Catalina a El Sebadal no tendrán ?como ocurre ahora- que subir antes a Nueva Isleta.

En el tramo intermedio, la línea 13 dejaría de circular por San Telmo, el Teatro Pérez Galdós y el Mercado de Vegueta, haciéndolo por la Avenida Marítima para ganar rapidez. Esta franja sería cubierta por la línea 9 que ya la recorre parcialmente. Además, la línea 9, entre la plaza de Santa Isabel y el Intercambiador de Hoya de La Plata, circularía por la Avenida Marítima. Así se reduce la superposición de recorridos en la Vega de San José y permitirá suprimir la línea 60.

Las líneas circulares simplifican sus recorridos diurnos ?más rápidos y cortos desde el Teatro y Santa Catalina hacia el Hospital Doctor Negrín-. De esta manera, se conectarían con más rapidez los dos polos de más atracción de viajeros, el Teatro (línea A) y Santa Catalina (línea B), con el mayor centro hospitalario de la ciudad. En horario nocturno seguirían con sus recorridos actuales, transitando un mayor número de barrios.

La línea 44 no llegaría a Piletas ni a Isla Perdida. Acabará en el Intercambiador de Tamaraceite. Para servir a estos barrios se crearía una línea de proximidad que los uniría con el Intercambiador de Tamaraceite. Esta misma línea periférica se prolongaría hasta el Lomo de Los Frailes, propiciando el traslado desde Tamaraceite a este último núcleo ?cosa que no hace la actual línea 47- y cubriendo los desplazamientos motivados por el centro sanitario y por el nuevo centro comercial de la zona.

La línea 46 es una línea que se sugiere suprimir. Tiene 34 kilómetros de longitud y sólo registra una ocupación aceptable entre Santa Catalina y Siete Palmas. Igualmente, la línea 83 no tiene razón de ser desde el momento en que su nivel de ocupación medio obtenido durante 2007 no llega al 10% (9'47, exactamente).

El Plan de Remodelación, una vez aprobado por el Consejo de Administración de Guaguas Municipales, se hará público con el fin de poderlo enriquecer con las aportaciones de los sectores implicados.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha