eldiario.es

Menú

La isla de El Hierro será el escenario de un thriller psicológico protagonizado por Elena Anaya

MADRID

El especialista en posproducción, Gabe Ibáñez, debuta a la dirección con 'Hierro', un thriller psicológico protagonizado por una espléndida Elena Anaya y por la isla canaria de El Hierro, cuyos espectaculares paisajes consuelan el desasosiego de una madre a la búsqueda de su hijo desaparecido.

- PUBLICIDAD -

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA/BARCELONA, 2 (EUROPA PRESS)

El especialista en posproducción, Gabe Ibáñez, debuta a la dirección con 'Hierro', un thriller psicológico protagonizado por una espléndida Elena Anaya y por la isla canaria de El Hierro, cuyos espectaculares paisajes consuelan el desasosiego de una madre a la búsqueda de su hijo desaparecido.

El guión está escrito por Javier Gullón a medida de la isla y para que lo dirigiese Ibáñez, que hizo una "investigación visual de las posibilidades" de El Hierro antes de rodar para "capturar su atmósfera", aseguró en rueda de prensa junto a Anaya, de pelo cortísimo y rubio platino.

Aunque el papel y su interpretación huelen a premio, Anaya sostuvo que no pensó en eso al aceptar el trabajo y que únicamente Ibáñez y "su fascinante manera de contar la historia" hizo que se decidiera. "Era un reto, soy kamikaze pero me gustan sus personajes", dijo la actriz, presente en el 95 por ciento de los planos de 'Hierro'.

A pesar del desconsolado y devastado personaje, Anaya aseguró que es una de las películas con las que más ha "disfrutado", aunque algún día acabó el rodaje "con mal cuerpo" al meterse en ese mundo de dolor y locura. "Luego hice un poco de callo", reconoció, y añadió: "Acababa con ganas de tomarme una caña" después de un día de rodaje.

'Hierro' tiene lazos comunes con películas como 'El intercambio' y 'Plan de vuelo', pero Anaya dijo que la abordó "sin referentes" cinematográficos y con el único apoyo del libro 'El año del pensamiento mágico', de Joan Didion.

Al leer este libro, la actriz empezó a entender "la cabeza" de su protagonista, atormentada por la pérdida de su hijo y una incipiente locura. Se trataba, en todo caso, de saber "qué proceso doloroso estaba viviendo y cómo afectaba a su forma de ver y no ver", dijo Anaya.

DESUBICACIÓN

La película, que se presentó este año en la Semana de la Crítica del Festival de Cine de Cannes, eleva a la isla del Hierro al nivel de protagonista pero la puebla de personas con oscuros trasfondos que no parecen muy dispuestas a ayudar a buscar al niño. Además, Ibáñez prescinde de elementos comunes porque "no es una película costumbrista" y porque desubicarla hace que "psicológicamente funcione mejor; es más desasosegante", dijo el director.

La música tiene un gran papel en la creación del ambiente --hay un tercio de los diálogos de una película "normal", dijo el director--, que también se forma con algunos sutiles efectos especiales y símbolos del cine clásico, como el agua y los pájaros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha