eldiario.es

Menú

Hortalizas, viña y plátano, los cultivos más afectados por las altas temperaturas en Tenerife, Gran Canaria y La Palma

MADRID

En algunos invernaderos se han alcanzado los 50ºC, causando la deshidratación y el cuajado de los cultivos

- PUBLICIDAD -

En algunos invernaderos se han alcanzado los 50ºC, causando la deshidratación y el cuajado de los cultivos

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 31 (EUROPA PRESS)

El Departamento Técnico de la Asociación de Agricultores y Ganaderos de Canarias (ASAGA Canarias) ha realizado una evaluación preliminar del estado en el que se encuentran los cultivos de las islas dadas las altas temperaturas que han afectado al archipiélago durante el mes de agosto y, más concretamente, en los últimos días; según este informe y a falta del peritaje de las empresas aseguradoras, las primeras estimaciones apuntan a consecuencias muy negativas para la agricultura.

Por islas, Tenerife es la que más daños ha sufrido en las producciones hortícolas (tanto en la zona norte como en el sur) en casi la totalidad de las plantaciones nuevas, además de producirse importantes afecciones en los semilleros que estaban a punto de ser traslados a campo, lo que obligará a una nueva plantación.

Dentro de estas producciones, las hortalizas de hojas (lechugas) son las que se han visto más perjudicadas. En lo que respecta a hortalizas de fruto como el tomate de ensalada y pimiento, se han observado daños por deshidratación y cuajado debido a que el exceso de calor (en algunos casos con más de 50ºC en invernaderos de plástico) propicia la muerte de las abejas o afecta a la buena calidad del polen producido. De esta manera, cuando la polinización no se realiza correctamente, la producción merma.

Otras hortalizas como el pepino, la habichuela o el calabacín --cultivadas dentro de invernaderos-- también se han visto afectadas de igual manera, pero en algunos casos se han podido recuperar realizando un despuntado (una práctica cultural que consiste en la eliminación de las partes apicales de las plantas más afectadas).

La viña es otro de los cultivos que se ha visto dañado en distinto grado según la zona. Las plantaciones de las zonas de medianías y altas, donde la vendimia está próxima a la recolección, es donde el calor ha hecho más mella, con quemaduras en hojas y racimos que estaban expuestos directamente a la radiación solar y, donde el efecto puede ser más devastador con el paso de los días.

Por contra, las zonas costeras y sur de la isla no se han visto afectadas porque la vendimia ya se había realizado en la mayoría de los casos. Los datos que se manejan de momento apuntan a pérdidas del 30 por ciento, sin cuantificar las condiciones en que esta uva llegará a la bodega en el momento de la elaboración del vino.

El exceso de calor también ha afectado a la platanera, concretamente, en la zona de Las Galletas, aunque no de la misma manera que en los otros cultivos descritos anteriormente. En esta zona ya se han redactado los partes a las compañías aseguradoras por daños de desflecado (caída de hojas) y golpe de calor en fruta en pequeñas plantaciones. En la Isla Baja, las altas temperaturas se han dejado notar con menor intensidad que en el resto de la isla, con máximas que no ha superado los 35ºC, por lo que no ha tenido repercusiones en este cultivo.

En La Gomera se han observado los mismos daños en el cultivo de plátano que se han mencionado en la isla de La Palma, mientras que en El Hierro, todavía no se han terminado de cuantificar.

PROVINCIA ORIENTAL

En Gran Canaria, el cultivo más perjudicado ha sido el tomate, con pérdidas entre un 2 y un 8 por ciento de plantas en función de la fecha de plantación, lo que ha obligado a los agricultores a reponer las marras que se han producido. De la misma forma, se han producido daños en hortalizas (lechuga, calabacín y calabaza) así como aguacates y mangos, fundamentalmente en las zonas de Sardina y Santa Brígida. Al igual que en Tenerife, en las zonas costeras el efecto del calor se ha visto reducido por los vientos alisios.

La platanera y el aguacate son los dos cultivos más castigados en la isla de La Palma. Dentro del sector platanero, las pérdidas directas se observan en las plantas que se encuentran en estado de parición de la piña y en la fruta. Por un lado, se han producido maduraciones irregulares y, como consecuencia, se ha generado un adelantamiento de la cosecha de menor calidad y en estos momentos, las plantas empaquetadoras están desbordadas. Además, el efecto del viento ha propiciado el desflecado y la caída de muchas hojas de platanera.

Las primeras evaluaciones del aguacate manifiestan quemaduras y caída de frutos y hojas, ya que los árboles se encontraban bastante cargados en el momento del azote de calor. También, se han detectado cuantiosos daños en las hojas y tallos de flores y plantas, que pueden llegar a cifrarse entre el 10 y el 20 por ciento.

En Fuerteventura, al igual que en las otras islas, el sector de las hortalizas ha sido el más afectado, sobre todo, en lo que a cultivos de verano se refiere, tomate, melón y sandía. Al exceso de calor, hay que añadir la escasez de agua que padece esta isla y que perjudica negativamente a la agricultura, no sólo desde un punto de vista hídrico y nutricional, sino económico, ya que el coste de este recurso para riego es bastante elevado cuando se sobrepasa la primera hectárea y no resulta rentable para los agricultores majoreros.

En cuanto a Lanzarote, gracias al viento del noroeste, las temperaturas no llegaron a ser tan elevadas como en otras islas. También hay que tener en cuenta que el sector vitivinícola tiene más del 90 por ciento de sus producciones en bodega y sólo quedan algunos reductos de plantaciones de las variedades Moscatel, Diego y algo de Listán Negro.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha