eldiario.es

Menú

El Hospital Dr. José Molina Orosa (Lanzarote) incrementa un 30,18% las asistencias domiciliarias de cuidados paliativos

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

La Unidad de Cuidados Paliativos del Hospital Doctor José Molina Orosa, en la isla de Lanzarote, ha incrementado en un 30,18 por ciento las asistencias domiciliarias de cuidados paliativos en el primer semestre de 2009 con respecto al mismo periodo del pasado año.

- PUBLICIDAD -

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 10 (EUROPA PRESS)

La Unidad de Cuidados Paliativos del Hospital Doctor José Molina Orosa, en la isla de Lanzarote, ha incrementado en un 30,18 por ciento las asistencias domiciliarias de cuidados paliativos en el primer semestre de 2009 con respecto al mismo periodo del pasado año.

Esto ha significado 526 consultas más que el primer semestre de 2008, ya que en total la unidad de Cuidados Paliativos del citado Hospital ha realizado 2.269 asistencias domiciliarias, según informó el Gobierno canario en nota de prensa.

Respecto a las funciones que lleva a cabo esta Unidad se centran en crear una atmósfera de empatía, escucha activa, respeto y confianza entre el paciente, sus familiares y el equipo, "favoreciendo" la expresión de los sentimientos. Para ello, toma como "principales" herramientas de trabajo el control de síntomas, los cuidados de confort y el apoyo emocional.

Asimismo, se centra en la implicación de los familiares en este trance, estableciendo una planificación y organización de los cuidados del paciente, adiestrando a los miembros de la familia como "principal dadora" de cuidados en el domicilio. De esta forma, se reforzarán sus conocimientos y habilidades como cuidadores, previniendo el agotamiento y la claudicación familiar en una atmósfera comunicativa.

En estos momentos, la Unidad cuenta con dos médicos y dos enfermeras cuyo objetivo es proporcionar confort y calidad al final de la vida del paciente, fundamentalmente en su entorno familiar, cubriendo "no sólo" sus propias necesidades sino también de la familia, tanto física como psicológica.

Respecto a las consultas telefónicas también han aumentado, ya que pasaron de las 2.117 durante el primer semestre de 2008, a las 2.371 en el mismo periodo de este año, lo que ha supuesto un incremento de un 12 por ciento.

La mayoría de los pacientes que son atendidos por la Unidad de Cuidados Paliativos del hospital lanzaroteño son remitidos desde el Servicio de Oncología aunque también pueden ser derivados de otras especialidades o de su médico de Atención Primaria.

En cuanto a las visitas, se realizan con la frecuencia necesaria según las necesidades y condiciones del paciente, haciéndose más frecuentes cuando éste está más crítico. El contacto telefónico es una herramienta fundamental para asegurar un servicio directo y continuo.

El domicilio "es el lugar más idóneo" para seguir la evolución, control, apoyo y tratamiento de los pacientes en esta fase final cuando se reúnen las condiciones necesarias, tales como que el paciente quiera estar en su casa, que la familia pueda atenderle, que el entorno sea el adecuado, que haya colaboración y comunicación entre los profesionales de los distintos niveles asistenciales y que haya un equipo de soporte sanitario de atención domiciliaria organizado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha