eldiario.es

Menú

Clavijo se compromete a empezar en 2018 las obras pendientes de la carretera de La Aldea

"Esta carretera no se puede dejar más. El pueblo de La Aldea ya ha esperado demasiado", ha manifestado el presidente, antes de poner en servicio un nuevo tramo entre La Aldea y el túnel de Andén Verde

- PUBLICIDAD -
Nuevo tramo de la carretera de La Aldea.

Nuevo tramo de la carretera de La Aldea.

El Gobierno canario se ha comprometido este lunes a que en 2018 comiencen las obras pendientes de la nueva carretera a La Aldea en todos sus tramos, valoradas en 180 millones, y a incluir en el nuevo convenio con el Estado el cierre del anillo insular de Gran Canaria hasta Mogán.

"Esta carretera no se puede dejar más. El pueblo de La Aldea ya ha esperado demasiado", ha manifestado el presidente de la comunidad autónoma, Fernando Clavijo (CC), antes de poner en servicio un nuevo tramo de carretera de la GC-2 entre La Aldea y el recién inaugurado túnel de Andén Verde.

En su intervención, Clavijo ha dicho que asume como compromiso las dos peticiones que le ha planteado el Ayuntamiento de La Aldea: agilizar las obras de construcción del futuro túnel de Faneque, lo que permitirá cerrar al tráfico en su totalidad la vieja carretera GC-200, y comenzar a negociar con el Estado el cierre del anillo insular, que tendrá "prioridad" en nuevo convenio.

El nuevo tramo de la carretera de La Aldea ha entrado en servicio a las 13.00 horas, tras un acto que ha contado con la asistencia del presidente de la comunidad autónoma. Se trata de diez kilómetros que incluyen el mayor túnel construido hasta la fecha en Canarias y que recortan de 30 a 8 minutos el trayecto del El Risco a La Aldea.

A la apertura del tramo -para la que se optado por un simbólico acto de retirada de conos de tráfico, en lugar del clásico corte de cinta-, han asistido el presidente y el vicepresidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales y Ángel Víctor Torres; el vicepresidente de la comunidad autónoma, Pablo Rodríguez; la delegada del Gobierno en Canarias, Mercedes Roldós, y el director general de Carreteras del Ministerio de Fomento, Jorge Urrechu.

Todos los intervinientes han coincidido en describir el día de hoy como una jornada "de fiesta" para La Aldea, municipio lastrado durante décadas por su aislamiento, pero la inauguración de la primera fase de la carretera ha estado también presidida por la reivindicación, en forma de una concentración del Foro Roque Aldeano que exigía comenzar "ya" las obras del túnel de Faneque.

El presidente Clavijo ha explicado que los proyectos que se hicieron en su día para el tramo El Risco-Agaete han quedado desfasados por el tiempo y deben adaptarse a las novedades técnicas y legislativas, un proceso en el que ya se está trabajando.

Por eso, ha explicado, puede asumir el compromiso de que el año próximo se adjudicarán las obras del tramo completo por un importe de 180 millones de euros, con un plazo de ejecución de cuatro años y ritmo inversor de unos 45 millones de euros por anualidad.

El presidente del Cabildo, Antonio Morales (NC), ha incidido en ese mismo tramo pendiente, para subrayar que "es imprescindible" que las obras comiencen durante 2018, porque "con esta carretera ya se ha tardado demasiado". "No podemos tardar décadas en atender las necesidades básicas de un pueblo", ha manifestado.

Morales también se ha unido al la reivindicación del alcalde de La Aldea, Tomás Pérez (PSOE), para que comience a plantearse ya el cierre del anillo insular de Gran Canaria, lo que supondría construir una nueva carretera entre este municipio y el de Mogán.

Por su parte, la delegada del Gobierno, Mercedes Roldós (PP), ha defendido que la inauguración de este lunes ha sido posible porque el presidente Mariano Rajoy "entendió en 2012", nada más llegar al Gobierno, que esta carretera era prioritaria, y cuatro años después la dotó en los presupuestos con una partida nominativa de 27 millones de euros que "ha resultado ser absolutamente decisiva".

El alcalde de La Aldea ha reconocido la labor realizada por sus predecesores y por los colectivos vecinales y sociales del pueblo para exigir que no se demorara más esta carretera, que está llamada a poner fin al aislamiento del municipio.

"Se hace justicia con un pueblo que ha padecido un aislamiento secular. Durante años se nos consideró una isla dentro de la isla, porque para los aldeanos era más fácil ir a Tenerife en una pequeña embarcación que desplazarse a Las Palmas de Gran Canaria", ha recordado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha