eldiario.es

Menú

Libertad bajo fianza para Valido y 'huida' en furgón de los vecinos

EL JUEZ DE 'FAYCÁN' MANTIENE EL CARGO DE COHECHO AL ALCALDE Y DOS CONCEJALES

- PUBLICIDAD -

El alcalde de Telde, Francisco Valido, quedó en libertad provisional con cargo de cohecho y bajo fianza de 80.000 euros tras prestar declaración ante el juez que instruye la Operación Faycán, Javier García, y ante el fiscal anticorrupción de Las Palmas, Luis del Río. El magistrado adoptó la misma medida contra los concejales, también del Partido Popular, de Aguas y Saneamiento, José Suárez, y la concejala de Obras Públicas y Contratación, Sonsoles Martín, que también declararon este miércoles, informaron fuentes judiciales.

Asimismo, María Eugenia Fernández, hija de la principal imputada en el caso, la ex concejala de Obras Públicas, María Antonia Torres, quedó en libertad provisional bajo fianza de 80.000 euros y con cargo de blanqueo de capitales. Fernández se acogió a su derecho a no declarar ante el juez, en una estrategia a la que recurrió también su abogado Alberto Hawach hace unas semanas en la defensa de Torres en su primera comparecencia ante el juez tras salir de la cárcel imputada por malversación de caudales públicos, cohecho, prevaricación, tráfico de influencias y revelación de secreto.

Los cuatro imputados deberán presentarse los días 1 y 15 de cada mes en el Juzgado de Telde, que estuvo durante toda la mañana controlado por un fuerte despliegue policial.

De "chorizo" a "guapa"

El alcalde y José Suárez fueron los primeros en llegar a las dependencias judiciales sobre las 09.30 horas y su rápida entrada en el garaje en un turismo cogió por sorpresa al medio centenar de vecinos congregados en los alrededores, que no gritaron nada. Valido, con semblante serio, no ocultó su rostro y saludó.

Quince minutos más tarde, entraron en otro vehículo Fernández y Martín, esta vez en medio de gritos de "chorizo", mientras que otros la llamaron "guapa". Posteriormente, una decena de personas, entre asesores municipales, directores de gobierno, militantes del PP y familiares, aguardaron dentro del edificio judicial para apoyar a los detenidos.

El primero en prestar declaración fue Valido, quien compareció durante una hora, mientras el resto aguardaba en los calabozos de los Juzgados. Su abogado, Juan Luis Guerra, rechazó hacer declaraciones.

Inmediatamente después entró José Suárez, cuya declaración duró unos veinte minutos y a quien el magistrado enseñó una "libreta" perteneciente a Torres, en la que supuestamente ésta había escrito las iniciales de concejales del grupo de gobierno junto a determinadas cantidades y porcentajes, según fuentes judiciales. Sin embargo, el concejal, tras ver las anotaciones, negó su relación con éstas y su implicación en este caso.

La siguiente en comparecer fue María Fernández, quien antes de entrar sonriente al Juzgado número 3 le entregó una chaqueta a su padre Francisco Fernández, que fue el único que estuvo dentro de las dependencias judiciales para apoyar a su hija y declaró que ella "está tranquila dentro de la gravedad". La última en prestar declaración fue Sonsoles Martín, que tuvo que esperar durante más de una hora a que llegara su abogado y mientras, volvieron a entrar en el juzgado número 3 el alcalde y Suárez para esperar la decisión del juez.

"Si el alcalde se esconde es porque algo oculta"

La larga jornada concluyó a las 14.53 horas con la salida de los cuatro imputados por el garaje del edificio en un furgón con los cristales ahumados, con lo que consiguieron esquivar a los medios de comunicación y ante la sorpresa de los vecinos, que criticaron al alcalde por no salir por la puerta principal. "No ha dado la cara", afirmó Dolores Santana, quien criticó que "han salido huyendo".

Mientras que otra vecina, Angel Rodríguez, exclamó que "si el alcalde se esconde es porque algo oculta. Si se considerara honrado tenía que haber dado la cara". El furgón fue dejando a cada uno en un punto diferente del municipio y sobre las 15.17 horas María Fernández se reunió con su madre y el marido de ésta e interventor municipal, Enrique Orts, también imputado, en un aparcamiento cercano a los Juzgados, donde se abrazaron.

El juez tomará declaración este jueves a las otras tres personas detenidas el pasado martes y que permanecen en dependencias policiales: la presidenta del PP local y concejala Desarrollo Local, María del Carmen Castellano, el concejal de Hacienda, Carmelo Oliva, y el de Servicios Municipales, Domingo Ramírez, imputados por un supuesto delito de cohecho por el reparto de comisiones ilegales en la adjudicación de obras.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha