eldiario.es

Menú

López Aguilar contra la aritmética

ASÍ LO VIMOS/ PRIMER CONTACTO CON PAULINO RIVERO TRAS EL 27-M

- PUBLICIDAD -

La reunión entre el candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Juan Fernando López Aguilar, y el presidente de Coalición Canaria (CC), Paulino Rivero, duró más de lo que pensaba la mayoría de los periodistas instalados en uno de los patios del Mencey. Empezó a las 10:30 y nadie daba un duro porque se prolongara más allá de las 11:30. Sin embargo, acabó en torno a las 12:25 horas.

El primero en comparecer ante los medios fue Rivero, con dos cosas claras: CC no apoyará de ningún modo un Gobierno en minoría del PSOE y para seguir hablando López Aguilar debe disculparse públicamente de los insultos que, según Rivero, les ha dedicado en campaña electoral?y antes. Una tercera cuestión salió a relucir durante la intervención de Rivero: que no se prorrogue el plazo para presentar enmiendas al Estatuto de Autonomía de Canarias que se tramita en el Congreso de los Diputados.

Es decir, CC no se plantea en ningún caso no estar en el próximo gobierno, aunque sea entrando con calzador o pactando con José Manuel Soria, espectador nervioso de las reuniones que le pueden enviar a la oposición, también en el Parlamento.

Para Rivero, ni los militantes ni votantes de CC y del PSOE entenderían un acuerdo parlamentario -mucho menos uno de Gobierno, ya que CC no se plantea apoyar gratis con sus escaños a López Aguilar- si antes no se producen esas disculpas públicas, pero no para llegar a un acuerdo sino tan siquiera para negociar. Rivero mencionó las declaraciones de López Aguilar el último día de campaña y afirmó incluso que en la conversación con el líder socialista éste le manifestó, más o menos, que se han escrito cosas que él no ha dicho.

López Aguilar siguió con su guión y con los planteamientos que ha difundido mediante una carta a los ciudadanos: el PSOE sube en todas las islas, miles de votos, 9 diputados y hay una clara voluntad de cambio, mientras que CC desaparece en Gran Canaria, baja 4 diputados y pierde miles de votos y el PP baja miles de votos también y tiene dos diputados menos.

Sobre el Estatuto, Aguilar expuso que nada podía hacer cuando eso es responsabilidad de la Comisión de Asuntos Constitucionales del Congreso de los Diputados y sobre las declaraciones que Rivero quiere que rectifique señaló que es muy preciso en sus intervenciones, incluso en los mítines. Contextualizó sus palabras del último día de campaña: intervenía en un acto en Telde, donde habló de latrocinio institucionalizado realizada por una cuadrilla de facinerosos. Ya se sabe que las verdades ofenden. Aunque las palabras de Aguilar sólo se refirieran a lo sucedido en Telde, en Coalición Canaria se han sentido aludidos.

En fin, que CC busca un clima propicio para presentar ante sus militantes y votantes una negociación con el PSOE, forzando al máximo en una estrategia prediseñada que se difunde en distintos medios de Tenerife desde finales de la campaña electoral. El error es confundirse porque el Gobierno es para todos los canarios, aunque precisamente en esa equivocación han caído en las dos últimas legislaturas y lo han pagado en las urnas. Rivero y CC deberán plantearse si sólo siguen pensando en sus militantes y en la legión de enchufados que ha exprimido la teta pública durante 14 años o si piensan en el interés general. Lo primero es pan para hoy y el fin de un proyecto que sobrevive en Tenerife y La Palma, con algunas migajas que se reparten entre algunas barrigas agradecidas en Fuerteventura, que nunca ha tenido el interés general, mal que le pese a Rivero, como horizonte de sus actuaciones. Pensar lo contrario sí es un insulto a la mayor parte de los canarios que no ha votado a CC.

El candidato socialista a la Presidencia declara como si viviera en una democracia madura y avanzada, cuando se trata de un régimen fundado en 1993 con la puñalada al nuevo alcalde de Las Palmas de Gran Canaria y recosido en una nueva puñalada, esta vez a Román Rodríguez, realizada por los dirigentes de ATI con la ayuda de Mauricio. López Aguilar, que ya puede ir pensando en cuidarse la espalda, sigue en su difícil lucha contra la aritmética.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha