eldiario.es

Menú

La familia del Loro Parque se amplía con el nacimiento de cuatro ejemplares de suricatos

SANTA CRUZ DE TENERIFE

Estos mamíferos conocidos como 'gatos de roca' se caracterizan por su gran dinamismo, velocidad y costumbres sociales

- PUBLICIDAD -

Estos mamíferos conocidos como 'gatos de roca' se caracterizan por su gran dinamismo, velocidad y costumbres sociales

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 5 (EUROPA PRESS)

La familia del Loro Parque (Tenerife) se ha visto ampliada con el reciente nacimiento de cuatro suricatos, que se vienen a sumar a otros pequeños como los peces payaso, las tortugas de patas rojas, jaguares mellizos, la cría de orca y los perezosos de dos dedos, por lo que este parque temático se prepara para recibir la temporada navideña con las guarderías llenas de nuevas criaturas.

Estos mamíferos conocidos como 'gatos de roca' se caracterizan por su gran dinamismo, velocidad y costumbres sociales, ya que juegan en grupo mientras uno de los adultos ejerce de centinela y controla de pié el entorno que les rodea. Las 4 crías son alimentadas por la madre y junto al resto del grupo toman el sol, hacen excavaciones en la tierra y llenan de sorpresa a todos los visitantes que se detienen a observarlas.

La suricata o suricato proviene de la familia de la mangosta y habita la región del desierto de Kalahari y el Namib en África. Se trata de un mamífero pequeño que no supera el kilogramo de peso y alcanza los 50 centímetros de longitud, de los cuales 25 son de cola. Son animales de costumbres diurnas y suelen llamar la atención de los niños por permanecer de pie en sus extremidades traseras vigilando en búsqueda de presas o para evitar ser sorprendidos por sus depredadores. Es una especie carnívora y como tal consume insectos y arañas, como también otros pequeños mamíferos.

En su zona de origen no es infrecuente que se las domestique como mascotas, pero en Occidente no se las considera aptas como animales de compañía, puesto que su comportamiento es sumamente destructivo en un domicilio urbano; en numerosos países la tenencia de suricatos, como de cualquier animal salvaje, está penada por la ley.

La estación de cría de aves de Loro Parque también ha tenido pichones de diversas especies que se encuentran muy amenazadas y que albergan en esta reserva una posibilidad supervivencia, como por ejemplo el guacamayo de Spix (totalmente extinto en la naturaleza) o los guacamayos de Lear, también gravemente amenazados. Asimismo y en los próximos días, se espera que eclosionen más huevos de otras especies a los que todos los visitantes podrán apreciar en la Baby Station, donde se alimentan a la vista del público.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha