eldiario.es

Menú

Miles de personas marchan contra el puerto de Granadilla

AL GRITO DE ''LO VAMOS A PARAR''

Sindicatos, grupos ecologistas, estudiantes, políticos, familias y diversos colectivos sociales muestran su rechazo a la construcción del muelle.

- PUBLICIDAD -

Varios miles de personas, según fuentes de la organización, se concentraron en la mañana de este sábado en la capital tinerfeña en contra de la construcción del puerto de Granadilla al grito de "lo vamos a parar". Sindicatos, grupos ecologistas, estudiantes, representantes de numerosas formaciones políticas, familias enteras y diversos colectivos sociales quisieron mostrar, con su presencia pacífica, su rechazo a la construcción de un muelle que tiene tras de sí "un historial de escándalos e irregularidades".

Manifestación contra el Puerto de Granadilla. (ACN PRESS)

Manifestación contra el Puerto de Granadilla. (ACN PRESS)

Unas mil personas se concentraban por fuera del edificio de la Autoridad Portuaria en Santa Cruz de Tenerife a las 12.00 horas, aunque no fue hasta cerca de las 13.00 cuando este grupo, que había aumentado considerablemente su número, comenzó su recorrido hacia la plaza de Candelaria de la capital tinerfeña al ritmo de la batucada y con numerosas pancartas en contra de esta instalación.

Con carteles que repetían mensajes al estilo de "Granadilla: Puerto Socialista Obrero Especulador" o "50 puestos de trabajo no solucionan el paro", los presentes insistieron en su creencia de que el puerto que se debe fomentar es el de Santa Cruz, pero que, con el del sur, se demuestra que "los intereses de los negocios provocan la destrucción del territorio y, al final, no podremos dejarle nada a nuestros hijos", afirmaron fuentes de la organización.

Otros colectivos rechazaban el supuesto robo de arena del Sáhara mientras numerosos jóvenes se desplazaban entre las personas allí concentradas disfrazados de bloques de cemento. De hecho, numerosos universitarios estudiantes de Biología participaron en la manifestación para concienciar a la población de los peligros que supone para numerosas especies la construcción de esta infraestructura, lo que también apoya el colectivo Ben Magec-Ecologistas en acción así como numerosos grupos ecologistas estatales que ya manifestaron su postura contraria al puerto en los últimos días, como son Greenpeace, SEO/Birdlife y World Wildlife Fund (WWF).

Señalan que el puerto de Granadilla es uno de los casos "más paradigmáticos" de esta burbuja de infraestructuras que existe en el Estado español que produciría, a su juicio, la pérdida de ecosistemas marinos y terrestres de gran importancia y su utilidad es, "a todas luces, cuestionable, ya que como puerto comercial no realiza ninguna función que no pueda cubrir el Puerto de Santa Cruz, a tan solo 50 kilómetros".

Por otra parte, insisten en que esta obra podría declararse ilegal cuando se resuelva cualquiera de las múltiples denuncias que han presentado ante los tribunales distintas organizaciones sociales y medioambientales, ya que se han detectado numerosas irregularidades en su puesta en marcha. Entre ellas, el incumplimiento de la declaración de impacto ambiental del proyecto, la descatalogación ilegal de una parte de la pradera de sebadal que quedaría sepultada con esta construcción, o la falta de aprobación inicial del proyecto por el Ministerio de Fomento.

Asimismo, los representantes de Sí se Puede, Por Tenerife (Izquierda Unida- Los Verdes- Socialistas x Tenerife), Asamblea Nacionalista Canaria, Partido comunista del Pueblo Canario o Ciudadanos de Santa Cruz, entre muchos otros, también quisieron aportar su presencia en contra de lo que consideran "un atentado contra el medioambiente y contra la ética".

Entre ellos, Manuel Marrero, candidato elegido por las fuerzas de izquierda para encabezar como independiente la coalición por Santa Cruz de Tenerife, quien estuvo acompañado por Odalys Padrón, número uno de la lista para el Senado, insistió en que en esta situación de emergencia social esta construcción es una burla a las normas de convivencia", a la vez que añadió que solicitarán la paralización de todas las macro infraestructuras planteadas en Canarias para "invertir ese dinero en un empleo estable y sostenible y dejar de invertir dinero público en proyectos de empresarios afines al Gobierno".

A su llegada a la plaza de Candelaria, los miles de manifestantes escucharon la lectura del manifiesto en el que se recuerdan algunas de las razones para luchar contra esa infraestructura como su convencimiento de que el puerto de Granadilla es una obra "ilegal", fruto de "una decisión política" y "no va a suponer ningún tipo de mejora económica para Tenerife. No va a ofrecer empleo de forma significativa".

Además, recuerdan que supondrá un "impacto ecológico sin precedentes" pese a ser una construcción "inútil" y causante de graves atentados no sólo contra la biodiversidad, sino además, contra justicia y la democracia", sin olvidar el "derroche de dinero público"

Insisten en que el puerto de Granadilla "no está hecho" y que el pueblo "no debe dejarse engañar". "El puerto sólo se ha iniciado, pero aún no se ha concluido, y no es seguro que se pueda concluir. Se puede parar aún", aseguraban desde la Plataforma contra el Puerto de Granadilla.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha