eldiario.es

Menú

Ofensiva del Gobierno canario contra el fraude fiscal

CAMPAÑA DE VISITAS A LOCALES EMPRESARIALES

Los grupos de la oposición aseguran que el pago en 'dinero negro' mueve cerca de 12.000 millones de euros al año en las Islas.

- PUBLICIDAD -

El consejero de Economía, Hacienda y Seguridad, Havier Gonzalez Ortiz, ha anunciado en el Parlamento que el Ejecutivo va a iniciar este mes una ofensiva contra el fraude fiscal, que aunque no ha querido cuantificar, los grupos de la oposición han cifrado en 11.500 millones de euros.

Para ello, a Consejería de Economía, Hacienda iniciará este mes una "campaña de visitas presenciales a locales donde se desarrollen actividades empresariales o profesionales" con el fin de acabar con "comportamientos insolidarios que perjudican a todos los canarios" en un momento de crisis como el actual.

El portavoz de Nueva Canarias (NC) en el Grupo Mixto, Román Rodríguez, fue quien puso cifra al fraude: "11.500 millones de euros cada año en la economía canaria no paga impuestos o se salta las reglas, o las dos cosas".

Una cuantía que también usó el portavoz del Grupo Popular, Víctor Moreno del Rosario, cuando aseguró que "el pago en dinero en negro mueve cerca de 12.000 millones de euros" en las Islas, "casi el 30% del PIB" (Producto Interior Bruto) de la Comunidad Autónoma.

"El pago en negro provoca una pérdida 140.000 eruos diarios a la Seguridad Social en Canarias, duplicándose desde 2007 el numero sanciones impuesto por las infracciones detectadas", afirmó el portavoz de los conservadores.

Este panorama fue el que llevó a Rodríguez a asegurar que "en Canarias somos campeones" del fraude fiscal, pues, además, "entre el 70 y 75% lo hacen las grandes empresas y las grandes fortunas, pues para eso están los paraísos fiscales".

"La bolsa de fraude es tan brutal que es bastante indecente que no le prestemos más atención, pues con la que está cayendo debería ser la primera prioridad", afirmó el líder de NC.

Quizá por ello, el consejero de Economía y Hacienda recordó que el pasado mes de marzo su departamento aprobó un nuevo plan contra el fraude fiscal para 2012 añadiendo nuevas líneas de inspección sobre sectores y actividades que han cobrado auge con la crisis económica.

"El fraude supone un grave perjuicio no solo para las administraciones públicas sino para el conjunto de la sociedad; un perjuicio que todavía es más dañino en momentos como estos de crisis económica", insistió González Ortiz.

En general, la ofensiva gubernamental se dirige a una mayor colaboración con la agencia estatal tributaria, la seguridad social, los ayuntamientos, los cabildos y otros organismos públicos con el fin de obtener mejores resultados en el cruce de datos y en la información compartida.

El control de las devoluciones del IGIC, la detección de redes de fraude mediante la investigación de todos los sectores de actividad en los que se pone de relieve la existencia de gastos ficticios, o las actuaciones sobre las importaciones, son otras de las cuestiones donde la Consejería intensificará su tarea.

También incidirá en el intercambio de información con las notarías y se comprobará especialmente la tributación de las operaciones de compraventa de objetos realizados con metales preciosos. Además, se proyectará un mayor control en las operaciones de artículos de oro y objetos de arte con la colaboración de la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía.

González Ortiz destacó que con estas y otras medidas "intensificaremos el esfuerzo en la detección del fraude cometido por empresas y particulares que actúan de forma insolidaria frente a la gran mayoría que cumple con sus obligaciones tributarias".

Pese a ello, el líder de NC pidió al consejero "más énfasis en la lucha contra el fraude fiscal" y aprovechó para criticar la "inmoralidad" que supone la amnistía aprobada por el Gobierno del Estado y que, además, considera que tendrá "dudosa eficacia", pues solo pretende que aflore "el 10 por ciento de los 240.000 millones de euros" que han sido objeto del desfalco a las arcas públicas estatales.

Tanto el socialista Manuel Marcos Pérez como el nacionalista José Miguel barragán apoyaron la actuación emprendida por el consejero, aunque indicaron que pusiera especial énfasis en reforzar la inspección turística y la sanitaria.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha