eldiario.es

Menú

El PP, cauto ante la devolución de créditos

SUMAN 137,3 MILLONES

Sí se Puede cree que el último fallo judicial supondrá "la principal herencia" que dejará el presidente, Ricardo Melchior.

- PUBLICIDAD -

El portavoz del Partido Popular (PP) en el Cabildo tinerfeño, Antonio Alarcó, se ha querido mostrar cauto ante la reciente sentencia del Tribunal Supremo (TS) que obliga al Cabildo tinerfeño a devolver 137,3 millones de euros que se corresponden a créditos solicitados durante el año 2010. Este fallo judicial firme rechaza la petición de la institución insular de evitar en estos momentos el abono de estas cantidades tal y como ha solicitado sin éxito primero al Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) y ahora al TS.

Sin embargo, Alarcó ha dicho que esperarán a ver lo que ocurre en el primero de estos ámbitos judiciales, donde está a punto de la salir el primer fallo sobre el fondo del asunto: la legalidad o no del Decreto emitido por el gobierno central en 2010 que ordenó anular estos créditos. A partir de aquí esta resolución es recurrible ante el Supremo que será el que tenga la última palabra sobre el fondo del asunto. No obstante, la sentencia emitida ahora por el TS sobre las medidas cautelares, en teoría, obligaría a reintegrar a lo largo de este ejercicio esas cantidades, tal y como se ordenaba en el Decreto recurrido.

El PP recuerda que la resolución ahora recurrida fue firmada por el último responsable de la Dirección General de Coordinación de adminsitraciones locales del gobierno socialista encabezado por José Luis Rodríguez Zapatero.

El PP apunta que el Plan de Ajuste aprobado por el pleno del Cabildo y por el Gobierno central, "preve cualquier incidencia respecto a la deuda que mantiene esa institución. Por lo tanto, preferimos ser muy cautos en este asunto hasta que la Justicia se pronuncie de forma firme y será entonces cuando habrá que valorar los pasos a seguir". Alarcó indicó que tiene noticias de que los actuales responsables del Cabildo trabajan en un Plan B para el supuesto de que sus tesis vuelven a fracasar en los tribunales.

Por el contrario, la formación política Sí se puede, se mostró más contundente y a través de su portavoz, Paqui Rivero, considera que la cancelación de los créditos será "la principal herencia" que dejará el presidente, Ricardo Melchior en el Cabildo. La portavoz ecosocialista cree que en el caso de que los tribunales obliguen a devolver estos préstamos la institución insular quedará gravemente afectada. "Este es el resultado de las obras megalómanas emprendidas por los gobiernos insulares que ahora pesan como una losa sobre el futuro de la Isla", explica. Rivero recuerda que en este momento el Cabildo de Tenerife es la segunda institución supramunicipal más endeudada del Estado español y en gran parte se debe a obras como el tranvía, el Auditorio de Santa Cruz, las campañas en favor de los trenes, los proyectos como el circuito de alta velocidad de Granadilla, entre otros que han hecho crecer la deuda hasta los más de 477 millones de euros.

"Es un buen ejemplo de lo que sucede cuando no existe realmente una oposición insular, cuando los tres partidos que han convivido en el Cabildo defienden las mismas propuestas y han apoyado este endeudamiento, una situación que perjudicará directamente a los ciudadanos que tendrán que asumir los efectos sociales de esta mala gestión", afirma la portavoz de Sí se puede. La formación de izquierdas considera que la renuncia de Ricardo Melchior puede responder en buena parte a esta difícil herencia y que "parece que el perfil del sucesor elegido para el Cabildo también está pensado para evitar el más mínimo control o crítica de esta gestión política".

Para Rivero el Cabildo insular esta viendo como le estalla su propia "burbuja" y recuerda que las políticas que las han generado siguen siendo la base de la actuación de esta institución, que "sigue empeñada en sufragar trenes, puertos industriales, circuitos de velocidad o ampliaciones de aeropuertos".

A este respecto reseña que "solamente en la publicidad de los trenes de Tenerife se han gastado cientos de miles de euros de fondos públicos en los últimos años y no solo eso, en junio del 2012 los propios responsables de la deuda millonaria del Cabildo viajaron a Alemania a buscar otros 2000 millones de euros para financiar el tren del Sur. Curiosamente podemos ver claramente las prioridades de estos gobernantes, cuando dejan garantizadas las grandes obras faraónicas, cuyas deudas son el legado de Melchior, mientras seguimos con proyectos sanitarios abandonados, como el hospital del Sur", explican.

Finalmente en Sí se puede creen que hace falta que los responsables de esta grave situación económica respondan ante la ciudadanía de Tenerife, ya que resultaría muy poco creíble que se mantengan "como si no hubiera pasado nada".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha