eldiario.es

Menú

El PP embronca a la oposición con una moción antiterrorista en el Pleno

EL PSOE EN LA CAPITAL GRANCANARIA ACUDIRÁ A LA JUSTICIA

- PUBLICIDAD -

Una declaración antiterrorista presentada y aprobada este viernes por el grupo Popular del Ayuntamiento Las Palmas de Gran Canaria acabó en un acalorado enfrentamiento que el PSOE llevará a los tribunales, según afirmó su portavoz, Néstor Hernández, a la salida del pleno.

El Grupo Popular presentó un texto que mostraba su solidaridad con las víctimas del atentado de Barajas y expresaba su "convencimiento de que la aplicación estricta de la Ley, la actuación independiente de la Justicia y la eficacia policial son los instrumentos decisivos para derrotar" el terrorismo.

Además, solicitaba al Gobierno que rectifique su política antiterrorista, que someta al Congreso la revocación de la autorización para dialogar con ETA y que la Abogacía estatal inicie la ilegalización del Partido Comunista de las Tierras Vascas.

La declaración institucional prometía debate entre los grupos porque el PSOE, CC y CPGC no compartían su contenido ni la oportunidad de presentarla en el pleno municipal, pero finalmente se convirtió en un enfrentamiento acalorado en el que la alcaldesa, Josefa Luzardo, advirtió con llamar a la Policía Local.

Moción que excede la competencia municipal

Los portavoces de los tres partidos coincidieron en apuntar que el reglamento municipal no permite mociones sobre asuntos que excedan la competencia municipal, que la declaración presentada era una moción encubierta, y que el terrorismo, aunque condenado por los ciudadanos, no era el principal problema de la capital grancanaria.

Asimismo, Bernarda Barrios (CPGC) aseguró que el objetivo del texto era generar "bronca" e instó al PP y PSOE a unirse ante la lucha antiterrorista, pues el documento era un dictado de Madrid, al igual que opinó Alicia Gómez (CC), quien dijo que respondía "al dedo de Génova".

Néstor Hernández (PSOE) tenía previsto presentar una moción de urgencia al final del pleno, pero ante la advertencia de la alcaldesa de que no sería apoyada, la introdujo para ser debatida junto a la del PP.

Explicó que su enmienda era a la totalidad y pedía al PP que retirara la suya, y si la socialista no era de su agrado, proponía que el texto finalmente aprobado fuera el apoyado por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), votado en su momento por representantes de diversidad de partidos, incluida Josefa Luzardo.

Finalmente se sometió a votación el documento de la FEMP y la primera edil expresó que mantenía la postura que realizó en este organismo y el Grupo Popular votó a favor al tiempo que Hernández le apuntaba que el texto era una enmienda "a la totalidad".

"Sí, sí, una enmienda", le respondió la alcaldesa, que acto seguido propuso la votación de la declaración del PP, momento en el que el alboroto inundó la sala de plenos.

"¡No la puede votar, la acaba de sustituir!, le gritó Barrios, quien ante la insistencia de Luzardo pidió un pronunciamiento de la secretaria de la corporación, a lo que la primera edil contestó que "¡nada de informes!".

Luzardo insistió en que el apoyo al texto de la FEMP era una ratificación de su contenido, pues votaba "lo mismo aquí que en Madrid", pero que no sustituía la declaración del PP, sino que se agregaba.

De esta forma, la alcaldesa dio paso a la votación de dicha declaración, que fue apoyada por el grupo de gobierno y contó con los votos en contra y la abstención de los grupos de la oposición.

El portavoz socialista aseguró a la salida del pleno que llevará el caso a los tribunales, mientras el portavoz popular, Paulino Montesdeoca, sostuvo que el PP considera que la propuesta era añadir el texto y no sustituir el suyo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha