eldiario.es

Menú

La concentración de contaminantes en el mar grancanario "pueden afectar a la salud"

El coordinador de la sectorial de Medio Ambiente del PSOE, Raúl Ruiz, advierte de que los vertidos de aguas fecales en la costa pueden causar tifus, cólera, disentería o hepatitis A

- PUBLICIDAD -
Escollera de protección del polígono industrial de Piedra Santa 2.

Escollera de protección del polígono industrial de Piedra Santa 2.

El PSOE de Gran Canaria ha alertado este jueves de la "situación preocupante" del litoral de la isla por las concentraciones de contaminantes a causa de los vertidos de aguas fecales en la costa, que pueden afectar a la salud, causando tifus, cólera, disentería o hepatitis A.

Según informa los socialistas en un comunicado, esta ha sido una de las conclusiones de la última reunión celebrada por la sectorial de Medio Ambiente del partido, que también ha alertado de que en las aguas de la costa insular se han detectado bacterias fecales.

El coordinador de la sectorial de Medio Ambiente del PSOE, Raúl Ruiz, advierte de que esta contaminación se ha convertido en un fenómeno crónico que afecta "gravemente" a la calidad, ya no se mezcla con la corriente oceánica, y a las características de las aguas canarias, muy transparentes y especialmente sensibles a los cambios introducidos por los vertidos incontrolados.

En cuanto a sus consecuencias, el PSOE destaca los perjuicios que se causan al medio marino, con disminución de la cantidad y diversidad de las especies autóctonas y la proliferación excesiva de otras, como el erizo moruno, medusas y algas, así como el daño que puede producir a las personas, lo que conllevaría a limitar o impedir el baño, el deporte y la pesca en el litoral grancanario.

La falta de coordinación administrativa, el hecho de que cada vez se contamina más y sea más tóxico, el que la sensibilidad sea cada día menor y la creciente politización y delegación de la gestión a entidades privadas o semiprivadas, así como el disponer de infraestructuras obsoletas, son algunas de las causas que han llevado a esta situación, según el partido socialista.

Problema higiénico

El PSOE, ante esta situación, entiende que la depuración ha dejado de ser un problema medioambiental y se ha convertido en otro higiénico y sanitario, al tiempo que advierte de las consecuencias que puede tener en el futuro en la economía y del turismo.

No obstante, apunta que si se atajara este problema de forma decidida, Gran Canaria podría convertirse en ejemplo y marca para un destino turístico sostenible, que generaría empleo.

El PSOE recuerda en la nota que la sectorial de Medio Ambiente, desde hace más de un año, estudia y denuncia la situación de los vertidos de instalaciones de tratamientos de aguas en la costa de Gran Canaria y que ha organizado varias reuniones y visitas a instalaciones y zonas afectadas.

Así mismo, informa de que ingenieros de distintas especialidades, biólogos, químicos, médicos y licenciados en Ciencias del Mar, así como concejales de Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, cargos orgánicos y otros especialistas han asistido a la última de esas reuniones.

En ese encuentro se abordó de forma específica el litoral de Gran Canaria, a raíz de las diligencias abiertas por la Fiscalía de Medio Ambiente sobre un supuesto delito medioambiental por los vertidos contaminantes de aguas sin depurar o con un gran deficiencia de depuración, que Emalsa ha realizado entre el teatro Pérez Galdós y el barrio de San Cristóbal, según indica la nota del PSOE.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha