eldiario.es

Menú

Las Palmas de Gran Canaria prevé reducir "a menos de la mitad" la deuda de 105 millones con los bancos

En el pleno de este viernes se ha aprobado una modificación de crédito de 27.740.999 euros destinada a amortizar esa deuda

- PUBLICIDAD -
Pleno del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria

Pleno del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria

El grupo de gobierno del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria prevé reducir en un año "a menos de la mitad" la deuda de 105 millones de euros que mantiene con varias entidades bancarias por préstamos solicitados por otros gobiernos en mandatos anteriores.

El primer paso para lograrlo se ha dado en el pleno de este viernes, en el que se ha aprobado una modificación de crédito de 27.740.999 euros destinada a amortizar esa deuda, una amortización extra que se unirá a la ya prevista en el actual presupuesto, que es de 20.573.205 euros, según ha informado el Consistorio en un comunicado.

Con esa amortización total, de algo más de 48,2 millones de euros, se cerrará el ejercicio presupuestario 2015, que se inició con una deuda vida en varios bancos de 105.028.533 euros, endeudamiento con el que se encontró el nuevo gobierno local al acceder a la Alcaldía en el mes de junio pasado.

"Gracias a este sobreesfuerzo de la hacienda municipal, el ejercicio 2016 comenzará con 58.343.116 euros de deuda, que volverá a ser amortizada a finales del próximo año con otros 11.250.615 euros. El resultado de todas estas operaciones será que, en el plazo de un año, la deuda del Ayuntamiento con los bancos será de 47.092.251 euros, es decir un 65% menos que la actual", asegura la institución.

Con la amortización extra aprobada hoy se busca hacer frente a una buena parte del préstamo de 62.075.530 euros solicitado por el anterior gobierno municipal en 2014.

Para ello, el actual gobierno de la ciudad ha presentado hoy al pleno una modificación de crédito por los 27,7 millones de la amortización, para transferir ese dinero del epígrafe 'remanentes de tesorería', dentro del capítulo de ingresos, al de 'pasivos financieros', en el capítulo de gastos, quedando disponible sobre la marcha para ejecutar la operación amortización.

El nuevo gobierno municipal busca con esta operación presupuestaria "sanear las cuentas del Ayuntamiento con los bancos, y dar uso a las decenas de millones de euros que la corporación tiene paralizadas en los bancos por el techo de gasto que impone la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria aprobada por el Gobierno de España".

El alcalde Augusto Hidalgo denunció ayer, durante la presentación de los presupuestos de 2016, que este techo de gasto impuesto desde Madrid impedirá al Ayuntamiento poder gastarse 26 millones de euros el próximo año pese a disponer de ese dinero en los bancos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha