eldiario.es

Menú

Rivero respeta pero no comparte el "interés de partido" del PP y no destituye aún a 4 consejeros populares

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Garantiza "tranquilidad" a los agentes económicos y sociales Ofrece "colaboración" a PP y PSC-PSOE

- PUBLICIDAD -

Garantiza "tranquilidad" a los agentes económicos y sociales

Ofrece "colaboración" a PP y PSC-PSOE

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 20 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha admitido este miércoles que respeta pero no comparte que el PP "anteponga el interés de partido a la defensa de Canarias" tras su decisión de romper el pacto de gobierno en las islas, así como no anunció aún la destitución de los cuatro consejeros populares en el Ejecutivo regional.

En una comparecencia en la capital grancanaria con máxima expectación mediática, el jefe del Ejecutivo regional y líder de Coalición Canaria (CC) afirmó que "las decisiones que afecten a los cambios de gobierno" las adoptará "en las próximas 72 horas con la serenidad, tranquilidad y con la responsabilidad que un asunto de este naturaleza requiere".

"No son tiempos para improvisaciones ni sobresaltos. Hay que generar certidumbre, confianza y tranquilidad. En esa línea he venido trabajando y así seguiré haciendo", aseguró Rivero, que quiso confirmar a las instituciones y agentes económicos y sociales que el Gobierno autonómico "garantiza esa tranquilidad, esa certidumbre que tanta falta hace a la economía y a la sociedad en su conjunto".

"MI OBLIGACIÓN NO ES QUEDAR BIEN"

En su "primera valoración" respecto a la decisión anunciada este martes por el presidente del PP en el archipiélago y todavía vicepresidente y consejero regional de Economía y Hacienda, José Manuel Soria, Rivero quiso garantizar que las decisiones de los próximos días "se adoptarán situando la responsabilidad institucional, el criterio de buen gobierno, por encima de cualquier otra consideración o prioridad".

"Sé que algunas decisiones no serán fáciles, algunas serán bien entendidas, otras no, pero mi responsabilidad, mi obligación, no es quedar bien, sino hacer bien las cosas. El interés de Canarias está muy por encima del interés de los partidos", reiteró.

Añadió que con ese criterio ha "venido trabajando" y subrayó que "con esa convicción" seguirá actuando. En ese sentido, incidió en que "las decisiones se tomarán con la tranquilidad que el sentido del deber impone".

Con ese punto de partida, destacó que no actuará en función "de lo que le viene mejor a este presidente o al partido que representa (CC), sino atendiendo única y exclusivamente a lo que Canarias necesita en unos momentos que la situación económica hace especialmente difíciles".

Asimismo, señaló que "en otra coyuntura cabrían soluciones al uso, pero no es el caso". "Afrontamos una situación económica distinta a cualquier otra e impone la necesidad de adoptar decisiones distintas a las habituales, que se adoptarán en el transcurso de las próximas 72 horas", apostilló.

A este respecto, eludió aclarar si los cuatro consejeros populares (Economía y Hacienda; Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación; Sanidad y Turismo) estarán presentes durante el Consejo de Gobierno a celebrar esta semana y en el que se aprobarán los presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2011.

"EL GOBIERNO HA TRABAJADO MUCHO Y BIEN"

Tras asegurar que no valorará "el paso que ha dado el PP", mira al pasado "únicamente para poner de relieve que se ha avanzado" y que el gobierno que preside "ha trabajado mucho y bien". "En estos tres años todas las decisiones se han adoptado por unanimidad en el seno del Consejo de Gobierno, un dato que demuestra la cohesión y fortaleza del gobierno", aseveró el presidente canario.

"He defendido, defiendo y defenderé con firmeza y orgullo el interés de los canarios. Respeto pero no comparto que otros antepongan el interés de partido a la defensa de Canarias. Respeto pero no comparto que la apuesta sea otra, la apuesta de este presidente es anteponer la estabilidad, el trabajo y el interés general a cualquier otro interés", sostuvo.

Y es que aseguró que su responsabilidad como presidente "no es defender a éste o a aquel candidato, sino defender a Canarias". "Así lo he hecho y que nadie lo dude así voy a seguir haciéndolo", avisó.

MANO TENDIDA AL PSC-PSOE

Igualmente, en su mirada "hacia adelante", espera tanto del grupo parlamentario del PP como del Partido Socialista Canario (PSC-PSOE) "el compromiso, la lealtad y la altura política que los ciudadanos demandan y merecen".

"A ambos grupos les ofrezco colaboración, trabajo y confianza. Mirando al presente y al futuro garantizo a los ciudadanos el buen gobierno de los intereses generales", declaró Rivero, que hizo especial hincapié en que seguirá "gobernando con responsabilidad, firmeza y con valentía cuando la situación lo requiera".

Del mismo modo, avaló "la correcta gestión de los intereses de los canarios con solvencia, fiabilidad, seriedad y rigor, respetándonos y haciéndonos respetar".

"Hay razones para la tranquilidad, para seguir trabajando. Es verdad que no son tiempos fáciles ni en Canarias ni en ningún otro territorio, pero desde el primer momento hemos plantado cara a la crisis y hay datos que apuntan que estamos empezando a recuperarnos", expresó Rivero.

En su intervención, quiso dejar claro que trabajará "de sol a sol para que esta situación puntual no altere la agenda de objetivos". "No vamos a parar ni un solo día, ni siquiera hoy", aseguró.

ZAPATERO LE LLAMÓ

Explicó que en la reunión del pasado lunes con el presidente del Ejecutivo central, José Luis Rodríguez Zapatero, dejó "clarísimo hasta el último segundo" que el Gobierno canario no "cederá ni un centímetro" de sus planteamientos de que esta región "por primera vez mejorara de forma significativa su autogobierno y que tuviera en los Presupuestos Generales del Estado "una posición justa y razonable". "Lo hemos conseguido", opinó.

Detalló que dicho encuentro "era para defender los intereses de Canarias y lograr un acuerdo importante" relacionado, entre otros asuntos, con las tasas aeroportuaria para que el destino Canarias "gane en competitividad".

No obstante, manifestó que este martes por la tarde le llamó Zapatero y, posteriormente, el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, para expresarle "la consideración del Gobierno de España y la apuesta en disposición de los socialistas canarios para los apoyos que necesite el Gobierno de Canarias".

Por otro lado, el jefe del Ejecutivo regional dijo que es "prácticamente imposible" la aprobación del nuevo Estatuto de Autonomía de esta comunidad en esta legislatura. Si bien señaló que antes del 31 de octubre se constituirán los grupos de trabajo para empezar a negociar dos importantes transferencias en políticas activas de empleo.

"Es muy importante que el obstáculo que ha impedido el entendimiento en Madrid, el sistema electoral, quede remitido al Parlamento de Canarias y pueda haber un acuerdo en el Parlamento regional en base a necesidades desde el punto de vista competencial y creo que seremos capaces de llegar", sentenció.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha