eldiario.es

Menú

Sanidad recomienda beber agua, evitar comidas copiosas y tomar el sol de forma progresiva para combatir la ola de calor

SANTA CRUZ DE TENERIFE

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias recomienda a los ciudadanos, especialmente a mayores, niños y enfermos crónicos, que beban más agua para evitar los efectos negativos de las olas de calor.

- PUBLICIDAD -

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 2 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias recomienda a los ciudadanos, especialmente a mayores, niños y enfermos crónicos, que beban más agua para evitar los efectos negativos de las olas de calor.

Sanidad insiste en una nota en que los mayores y enfermos crónicos deben tomar agua al menos una vez cada hora para evitar la deshidratación. Además, debe evitarse, en términos generales, el consumo de bebidas con cafeína, alcohólicas o muy azucaradas.

Asimismo, hay que evitar las comidas copiosas y no consumir preparados fácilmente contaminables --como alimentos con mayonesa-- y optar por una alimentación rica en frutas y verduras, aunque hay que lavarlas bien antes de su consumo.

En cuanto a la exposición al sol, lo mejor es no exponerse demasiado tiempo o durante las horas en las que los rayos solares llegan más verticalmente --de 12.00 al 16.00 horas--. El sol debe tomarse de forma progresiva, sin superar nunca las dos horas y usando cremas solares con un factor de protección mínimo de 30.

Los menores de 3 años no deben tomar el sol y, los días de más calor, es preferible que las personas más vulnerables permanezcan en casa. Sanidad destaca también que los aparatos de aire acondicionado deben emplearse a una temperatura aproximada de 24 grados, y evitar grandes contrastes de temperatura al salir al exterior.

Si a pesar de estas medidas preventivas se dieran síntomas de trastorno por calor, se recomienda refrescarse con una esponja o toallas húmedas, tomar un baño si no se tienen mareos, beber líquidos frescos no alcohólicos y, si los síntomas no remiten, solicitar ayuda al médico lo antes posible.

Es importante reducir la actividad física, así como el ejercicio físico al aire libre cuando el calor es excesivo, y protegerse con sombrero y usar ropa cómoda y holgada si finalmente hay que salir de casa.

Este consejo también es muy importante tenerlo en cuenta, no sólo cuando hay calor, ya que se evita una exposición directa al sol, sino también cuando hay calima en el ambiente, ya que el polvo en suspensión contribuye a resecar las vías respiratorias, y se puede provocar un agravamiento de afecciones o síntomas relacionados con enfermedades respiratorias, tales como el asma.

PLAN DE CALOR

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias recuerda que desde el pasado 1 de junio está activado el Plan de Actuaciones Preventivas de los Efectos del Exceso de Temperaturas sobre la Salud, un operativo que se mantendrá hasta el 15 de septiembre.

El plan, de ámbito nacional, se desarrolla en colaboración directa con el Ministerio de Sanidad y Política Social, a través de la Comisión Interministerial para la Prevención y el Control de los Efectos del Exceso de las Temperaturas sobre la Salud.

Este plan establece las medidas necesarias para reducir los efectos asociados a las temperaturas excesivas y coordinar las instituciones de la Administración del Estado implicadas; y propone las acciones que en esta materia puedan ser realizadas por las Comunidades Autónomas y la Administración Local.

Se trata de un sistema de control que está especialmente pensado para los colectivos de población más vulnerables al calor intenso, como son los ancianos, los niños y las personas con patologías crónicas.

Desde un enfoque sanitario, la exposición a temperaturas excesivas afecta especialmente a los niños, a las personas mayores y a los enfermos con patologías crónicas de base.

DISCAPACIDAD

Desde un punto de vista social, la marginación, el aislamiento, la dependencia, la discapacidad, las condiciones de habitabilidad de las personas con menos recursos, añaden factores de riesgo que hacen aún más vulnerables a colectivos que, precisamente por sus condiciones socio-económicas, deberían estar más apoyados.

La puesta en marcha de este Plan de Prevención supone la activación de todo el sistema sanitario y de atención a las urgencias de Canarias para atender las consecuencias de una elevación anormal de las temperaturas.

Todos los hospitales y el Servicio de Urgencias Canario (SUC) cuentan con personal designado y formado especialmente para hacer frente y coordinar de manera eficaz los servicios ante una posible ola de calor, así como las vías de comunicación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha