eldiario.es

Menú

Soria (PP) invita a equipo de gobierno de Las Palmas de Gran Canaria a "ponerse las pilas" para solucionar los problemas

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

El vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda del Gobierno de Canarias, José Manuel Soria (PP), ha invitado hoy al equipo de gobierno de Las Palmas de Gran Canaria a "ponerse las pilas" para solucionar los problemas de la ciudad.

- PUBLICIDAD -

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 10 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda del Gobierno de Canarias, José Manuel Soria (PP), ha invitado hoy al equipo de gobierno de Las Palmas de Gran Canaria a "ponerse las pilas" para solucionar los problemas de la ciudad.

"En esta vida no hay nada como que cada cual asuma sus responsabilidades. El grupo de gobierno de Las Palmas de Gran Canaria, más pronto que tarde, en los escasos 18 meses que quedan de este mandato municipal debería ponerse las pilas y, por lo menos, limpiar la ciudad, arreglar los jardines, poner la policía en la calle", apuntilló Soria en declaraciones a los medios tras un encuentro con colectivos de vecinos de la capital grancanaria.

El también ex alcalde de Las Palmas de Gran Canaria explicó que los colectivos vecinales de la capital grancanaria le han mostrado, entre otras cuestiones, "su queja y su decepción porque, de acuerdo a su criterio, el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Las Palmas les da continuamente la espalda y no cuenta con el movimiento vecinal". Ante los planteamientos de las asociaciones, Soria aseguró que ha "quedado en estudiar las distintas" cuestiones que le han planteado.

En relación con la subida de impuestos del Consistorio capitalino, el vicepresidente autonómico indicó que los vecinos "están francamente disgustados". De todos modos, Soria achacó dicha subida a que el gobierno de Las Palmas de Gran Canaria es "mayoritariamente" socialista.

"El socialismo en España, ya lo estamos viendo con el Gobierno de la nación, lo que plantea son soluciones de aumentar impuestos, sobre todo, impuestos cuya carga tengan que soportar más las rentas más bajas, es una posición que desde luego no comparte el Gobierno de Canarias, no comparte el PP, y todo aquello que los vecinos hagan para oponerse, con argumentos sólidos, a este tipo de incremento de presión fiscal hay que apoyarlo", apostilló.

Preguntado si con la reunión con los vecinos está retomando el pulso a la vida municipal, aseguró que "nunca" lo ha perdido. "Yo nunca he perdido el pulso a la vida municipal, estuve ocho años que fueron ocho años muy intensos y muy densos de mi vida política también de la institución insular y lógicamente siendo vicepresidente nada de lo que ocurra en los municipios me puede ser ni debe ser me ajeno y, desde luego, lo que ocurra en Las Palmas de Gran Canaria no debe ser una excepción", subrayó.

Por su parte, el representante de los vecinos Óscar Roque apuntó que entre las cuestiones que han planteado al vicepresidente del Gobierno de Canarias está el que las tres federaciones de vecinos de Las Palmas de Gran Canaria quieren un local, así como su desacuerdo en relación a la construcción del edificio del Frontex en la zona de San José o el centro de menores en el barrio de Cruz de Piedra.

Asimismo, otro de los representantes de los vecinos Matías Dávila aseguró que con la subida de impuestos, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria quiere que se le pague a Emalsa "las membranas que tenían deterioradas"; sin embargo, afirmó que los ciudadanos "no están dispuesto" a ello. Ante esto, han solicitado a Soria que medie con el equipo de gobierno de la capital grancanaria.

GUAGUAS MUNICIPALES

Por otro lado, en relación a la deuda histórica de Guaguas Municipales y a la aportación que el Ejecutivo regional se comprometió a realizar, para lo que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria planteó la elaboración de un plan de viabilidad, Soria aseguró que no le ha llegado dicho plan y recordó que cuando él llegó al Consistorio capitalino la situación de la empresa pública de transporte "era bastante peor de aquella herencia, que en cambio 12 años de gobierno, dejaron al Partido Socialista".

En este sentido, afirmó que la deuda acumulada que había en el año 95 "era equivalente a 230 millones de euros", ya que el Ayuntamiento le debía "a los bancos y a los proveedores".

"Después de 12 años de gestión del PP en el Ayuntamiento de Las Palmas a parte de darle una vuelta de calcetín completa en cuanto a mejora de la ciudad, a parte de eso, dejamos las arcas muchísimo más saneadas que aquello que nos encontramos; sin embargo hoy da la impresión que todo aquello que ocurre de mal, que es mucho desde el punto de vista de los servicios públicos, en Las Palmas de Gran Canaria hay quienes quieren, desde el grupo de gobierno y no precisamente el alcalde, achacarlo al PP", insistió.

RECORTE PRESUPUESTARIO

En cuanto a las críticas de los sindicatos por los recortes que en el proyecto de los presupuestos autonómicos de 2010 se prevé en Educación y Sanidad, Soria hizo hincapié en que el próximo año habrá "300 millones de euros menos que el presupuesto de este año, por tanto, hay un recorte".

De todos modos, explicó que este recorte vendrá "proporcionalmente de todas" las áreas "excepto de aquellas actividades que vayan directamente vinculadas a prestaciones de servicios públicos fundamentales". En este sentido, agregó que la disminución de gasto en las áreas Sanidad y Educación son "disminuciones que, en modo alguno, no afectan ni a la prestación del servicio de educación ni a la prestación del servicio sanitario ni a la prestación de servicios sociales en el área de Bienestar Social".

Al respecto, y a modo de ejemplo, se refirió al recorte en Educación. "Por ejemplo, si en la Consejería de Educación este año se están destinando 34 millones de euros para prever que por ese importe ya van a existir bajas laborales. Lo que plantea el Gobierno para el próximo año es que en vez de 34 millones haya 7 millones, por tanto, 27 millones menos de los que hay porque en vez de prever bajas laborales por 34 millones de euros, lo que vamos a prever es que el año que viene el índice de absentismo pase a ser infinitamente inferior", apuntó.

Así, insistió en que el Gobierno de Canarias quiere "poco a poco" ir "normalizando la situación porque no hay sociedad que pueda aguantar que en un año se presupueste por bajas laborales, sólo en un ámbito de Educación, por 34 millones de euros".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha