eldiario.es

Menú

El TSJC anuló en 2005 el acuerdo de El Rosario que aprobó El Varadero

EL GOBIERNO CANARIO DESISTIÓ DE LA EJECUCIÓN DEL FALLO JUDICIAL

- PUBLICIDAD -

Increíble?pero cierto. El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) dictó el 17 de julio de 2007 la anulación del acuerdo plenario del Ayuntamiento de El Rosario de 29 de junio de 2004 por el que se aprobaba el Plan Parcial El Varadero. El pronunciamiento judicial conocido hace una semana responde al recurso contencioso-administrativo 600/2004 interpuesto por IR-Verdes. Sin embargo, el TSJC ya había anulado, con mucha anterioridad, el mismo acuerdo plenario: mediante auto de 21 de marzo de 2005.

Ante la petición del Gobierno de suspender cautelarmente El Varadero (recurso nº 1.049/2004), en este auto la Sala sostiene que la Ley 6/2001, de moratoria turística, "contiene medidas que se proyectan sobre el régimen de planeamiento y el uso de suelo mientras se redactan las Directrices de Ordenación General y del Turismo, resultando que por su vocación temporal -que finaliza con la aprobación de las Directrices de Ordenación, salvo que con anterioridad se apruebe el Plan Insular de Ordenación del Territorio correspondiente- y la finalidad perseguida -evitar la alteración de la realidad analizada durante su elaboración, como refiere la Exposición de Motivos-, de concretarse la interferencia de la Ley en los acuerdos recurridos y no acceder a la adopción de la medida cautelar, se frustraría la finalidad del recurso, pues para el momento en que se dicte sentencia, la vigencia de las medidas contenidas en la Ley habría pasado, resultando definitivamente frustrado el propósito preservado perseguido".

En el punto tercero de los fundamentos de derecho, último párrafo, el TSJC añade: "al no resolver la Administración sobre la aprobación del Plan Parcial previsto -seis meses- se pretende su aprobación por silencio administrativo que tendría, a todos los efectos, la consideración de un acto administrativo finalizador del procedimiento".

Y en el punto cuarto, argumenta: "Pretende la parte codemandada que las previsiones contenidas en la Ley 6/2001 no resulta de aplicación dado que el Plan Parcial no contiene determinaciones turísticas, pero lo cierto es que su artículo 4.1 suspende la tramitación de los procedimientos de aprobación de los planes parciales 'cuando el planeamiento general permita el uso de alojamiento turístico, ya que el Plan Parcial debe ajustarse a las previsiones del Plan General que desarrolla, sin poder contener previsiones contrarias al mismo".

Sólo que el demandante, la Consejería de Ordenación Territorial del Gobierno de Canarias, que ahora considera que el Plan es ilegal, desistió de su ejecución. Es decir, pese al fallo del alto tribunal canario, el Gobierno permitió que el Plan Parcial prosiguiera su tramitación durante más de dos años (desde marzo de 2005), al estimarse su petición de desistimiento mediante auto de 29 de diciembre de 2005.

No obstante, en este último auto de desistimiento, de 29 de diciembre de 2005, se indica, en la parte dispositiva: "Primero. Se acuerda el desistimiento del recurso interpuesto por la parte recurrente, indicado en el encabezamiento de esta resolución. Tercero.- Firme este auto, quede el expediente administrativo surtiendo efecto en el recurso 600/2004?.". Es decir, se abrió la vía para reiterar el fallo en el recurso contencioso-administrativo interpuesto por Los Verdes, aunque casi dos años más tarde.

El TSJC se ha pronunciado cuatro veces sobre el Plan Parcial El Varadero: en dos ocasiones desestimó los recursos contencioso-administrativos contra el decreto por el que se aprobaba el PIOT presentados por el Ayuntamiento de El Rosario y el promotor, Amador Díaz Ramos SL, al ser una norma de planeamiento superior y por la aplicación del artículo 4.1 de la Ley 6/2001; en dos ocasiones ha dado la razón a los demandantes, tanto al Gobierno de Canarias como a IR-Verdes, anulando el acto administrativo impugnado: la aprobación plenaria del Plan por silencio administrativo positivo.

"Es ilegal y hay que revisarlo de oficio"

Durante el pasado mes de agosto, tanto el consejero de Ordenación Territorial y Medio Ambiente, Domingo Berriel, como el viceconsejero de Ordenación, Miguel Ángel Pulido, han declarado que El Varadero se revisaría en la próxima sesión de la COTMAC y es "ilegal". Pulido ha criticado que el alcalde, Macario Benítez, sembrara dudas sobre una posible "mano negra" en la COTMAC.

En la sentencia del TSJC nº304, del 17 de julio de 2007, en el punto tercero, la Sala introduce el siguiente párrafo: "Llama poderosamente la atención a este Tribunal que la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias aprobara en el año 2005 una modificación de las Normas Subsidiarias de planeamiento de El Rosario, en las que se suprimiera el uso de alojamiento turístico en el ámbito de El Varadero, cuando lo cierto es que el uso residencial que se contempla ahora para la zona es contradictorio con lo dispuesto en el Plan Insular de Ordenación del Territorio".

La aprobación de la modificación de las normas subsidiarias se realizó en un pleno el 22 de junio de 2005, tres meses después del auto del TSJC que daba la razón a la Comunidad Autónoma y anulaba la aprobación del Plan Parcial por silencio administrativo positivo. Esta modificación plenaria, por la que se eliminaba el uso turístico de El Rosario en las normas subsidiarias, fue el principal argumento del informe jurídico del Gobierno para desistir de la ejecución del fallo judicial, ya que se adaptaba el planeamiento municipal a la Ley 6/2001, de moratoria turística, no así al PIOT, que califica la zona como Área de Regulación Homogénea de Protección Paisajística 1-Ladera, suelo de protección paisajístico.

No por silencio administrativo

El Gobierno de Canarias presentó un recurso similar contra el Plan Parcial de El Codezal, en Tegueste, que se aprobó también por silencio administrativo positivo y que fue paralizado. Sin embargo, el no presentó un recurso parecido contra el Plan Parcial Hacienda Santa Lucía, en Puntallana, donde se promueve un complejo turístico de cinco estrellas, en una isla que no tiene aprobado el Plan Insular de Ordenación del Territorio y que acaba de aprobar el Plan Especial Turístico de la isla, que se encuentra recurrido en el TSJC.

El propio Gobierno de Canarias, en sede parlamentaria, ha argumentado por qué no se puede utilizar el silencio administrativo para aprobar planes parciales. En el pleno de 28 de abril de 2004, el consejero de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Augusto Lorenzo, respondía a una pregunta del diputado Santiago Pérez sobre El Codezal, donde afirmaba: "no cabe el silencio administrativo si el plan no contiene, como es el caso, los documentos y determinaciones establecidas por los preceptos que sean directamente aplicables para el tipo de plan de que se trate; y segundo, porque la aprobación definitiva por silencio administrativo será nula si el plan contiene, como es el caso, creemos, determinaciones contrarias a la ley o a los planes de superior jerarquía". (*)

Añadió Lorenzo que en el PIOT, "que creemos que es aplicación directa", se considera "incompatible el uso residencial de ese suelo, por lo que la aprobación de ese plan parcial es contraria a la legislación aplicable y, por tanto, nula la aprobación por silencio positivo".

(*) Diario de Sesiones del Parlamento de Canarias número 28, de 28 de abril de 2004 (páginas 15 a 20)

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha