eldiario.es

Menú

Tribunales.- Absueltos dos periodistas acusados de calumnias e injurias al presidente del PP en Canarias

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

El juez del Juzgado de lo Penal número 4 de Las Palmas de Gran Canaria, Francisco Javier García-García Sotoca, ha absuelto de los presuntos delitos de calumnias e injurias a los periodistas Carlos Sosa y Francisco Javier Chavanel, a quienes el presidente del PP en Canarias, José Manuel Soria, denunció en 2006 por relacionar el uso de su vivienda entre junio de 2004 y marzo de 2006 con el interés en el concurso eólico de Javier Esquivel, administrador de la empresa Atlantic Building y propietario del chalé.

- PUBLICIDAD -

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 24 (EUROPA PRESS)

El juez del Juzgado de lo Penal número 4 de Las Palmas de Gran Canaria, Francisco Javier García-García Sotoca, ha absuelto de los presuntos delitos de calumnias e injurias a los periodistas Carlos Sosa y Francisco Javier Chavanel, a quienes el presidente del PP en Canarias, José Manuel Soria, denunció en 2006 por relacionar el uso de su vivienda entre junio de 2004 y marzo de 2006 con el interés en el concurso eólico de Javier Esquivel, administrador de la empresa Atlantic Building y propietario del chalé.

La sentencia, dada a conocer hoy por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), condena en costas a la acusación particular del también vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda del Ejecutivo regional, así como desestima las acciones afirmadas como responsables civiles subsidiarios frente a la entidades Virtual Press SL y Canaria Ahora Radio SL.

Dicha resolución no es firme, por lo que cabe interponer ante este órgano judicial y ante la Audiencia Provincial de Las Palmas recurso de apelación en el plazo de diez días desde su notificación.

Tras apreciar "en conciencia" las pruebas practicadas, el juez declara probado que Carlos Sosa publicó el día 11 de mayo de 2006 en el diario digital 'canariasahora.com' los artículos titulados 'Eolo vuelto al revés' y 'Soria vivió totalmente gratis en el chalet de Esquivel durante 19 meses'.

SUPUESTO "TRATO DE FAVOR"

En los mismos se afirmaba que Soria, entonces presidente del Cabildo de Gran Canaria, "desde la elevada posición en la estructura del poder, supuestamente ejerció sus buenos oficios para que se diera un trato de favor en el concurso convocado por orden de 14 de octubre de 2004 para la asignación de potencia en la modalidad de instalación de nuevos parques eólicos, a las empresas Promotora de Recursos Eólicos 2004 y Mediotec Inversiones SL --constituidas en UTE--, empresas de sus amigos personales, los hermanos José Ignacio y Javier Esquivel", así como en otros asuntos relacionados con ambos.

A cambio de ello, Soria "habría morado de forma gratuita el chalet que la entidad Atlantic Buildings SL en un chalet en Santa Brígida, desde junio de 2004 hasta el mes de abril de 2006". De dicha mercantil era presidente en esas fechas, Javier Esquivel, y su esposa.

Asimismo, la resolución declara probado que Carlos Sosa, "tras obtener la información de sus fuentes, después de contrastarla diligentemente con datos objetivos la publicó, y acto seguido se retransmitió reproduciendo su contenido en la emisora Canarias Ahora 102 FM al ser entrevistado por Francisco Javier Chavanel Seoane".

La sentencia cuestiona "la rotunda persistencia de los testigos en trasladar que la relación arrendaticia" de Soria con Esquivel "se ha articulado en virtud del principio de autonomía de la voluntad, dentro de los cánones legales y la normalidad". Así, señala que "la regla general es el pago mensual, y, por tanto, el pago a precio alzado como reminiscencia de los arrendamientos rústicos es posible, pero no parece que sea la práctica habitual en el tráfico arrendaticio actual en el ámbito urbano".

Además, por otro lado, la resolución indica que "se deja una gran libertad de pacto en orden al lugar y procedimiento de pago, da manera que en su defecto jugaría lo que ha sido tradicional, en metálico y en la vivienda arrendada, esta previsión legislativa trae su causa en que lo habitual en sociedades modernas va siendo el pago a través del sistema bancario e incluso acudiendo a medios ofimáticos". El juez alude al "extraño modo del pago de la renta" y apunta a que lo relatado por los testigos "no se corresponde con lo que es habitual en el tráfico jurídico arrendaticio, máxime cuando la arrendadora es una mercantil".

DURANTE EL JUICIO

El líder del PP canario negó el pasado 30 de junio durante el juicio de esta causa haber influido en su condición de entonces presidente del Cabildo para "apartar" a Megaturbinas Arinaga SA del concurso de asignación de potencia eólica convocado en 2004 por el Gobierno autonómico "a cambio de favorecer a un tercero privado", al tiempo que rechazó haber vivido gratis en un chalé en la capital de la isla. Sin embargo, los imputados sostuvieron sus acusaciones basadas en "informaciones veraces y contrastadas".

Soria declaró entonces que "nunca" ha dado "instrucciones órdenes o realizado sugerencias sobre cualquier aspecto de la sociedad Megaturbinas Arinaga ni sobre la conveniencia de que se presentara a un concurso eólico", así como rechazó haber dado órdenes sobre cómo debía actuar la Sociedad de Promoción Económica de Gran Canaria dentro de la citada empresa pública.

"Yo no tenía ningún tipo de competencia como presidente del Cabildo grancanario en el concurso eólico. Me mantuve absolutamente al margen", añadió cuestionado acerca de la relación con su hermano, Luis Soria, entonces consejero regional de Industria. Interrogado sobre el contrato de arrendamiento de su casa, Soria reconoció que lo redactó él mismo y que no puso fianza porque no se la exigió el propietario en tanto que "había una relación de confianza suficiente y una amistad desde antiguo".

Igualmente, negó haber vivido gratis en el domicilio. "Pagamos absolutamente todos los alquileres que teníamos que pagarle. Yo tenía puntual conocimiento de que mi esposa pagaba mensualmente, casi siempre, los alquileres. En el contrato se dice que la forma de pago será mediante transferencias o pagos en efectivo. Disponíamos de dinero en efectivo obtenido de manera lícita, cosa que es absolutamente legal", aseveró.

"NO PAGÓ EL ALQUILER DURANTE AL MENOS 19 MESES"

En cambio, el periodista Carlos Sosa sostuvo que "Soria vivió gratis en un chalé propiedad de Esquivel al menos durante 19 meses mientras se tramitaba el concurso eólico, en el que hubiera resultado bastante beneficiado Esquivel de haber salido las cosas como estaban previstas, lo que ocurre es que se suspendió el concurso".

Para ello, aportó las cuentas del registro mercantil de Atlantic Building en las que "se ve que Soria no pagó y actuó irregularmente". Reconoció que en su periódico digital ha incidido en que Soria "impidió que Megaturbinas se presentara al concurso eólico". Dijo que "consta un asiento contable de Esquivel asumiendo la deuda de Soria de 30.400 euros".

"Teníamos mucho miedo de cometer un error y antes de publicarlo lo consultamos con varios expertos contables que contrastaron los datos", apuntó Sosa, que subrayó que Soria "no depositó fianza y sus recibos no constan en la contabilidad de la empresa". A su entender, "Soria influía en acontecimientos muy importantes como el concurso eólico, que gestionaba entonces su hermano Luis Soria".

Relató que durante un Consejo de Administración de Megaturbinas en 2004 su entonces presidente, Miguel Jorge Blanco, contactó con Larry Álvarez, persona entonces de confianza de Soria, y "a partir de esa llamada se decidió no concurrir al concurso eólico y dejar libre el camino para que la empresa de Esquivel obtuviera el negocio limpio eólico en el muelle de Arinaga".

"Mi trabajo es opinar y hacer crítica política", destacó el periodista, que defendió su trayectoria de 27 años de profesión. "Mi ánimo nunca fue calumniar ni injuriar", remarcó y reiteró que en el registro mercantil figuraba la contabilidad de la empresa propietaria del chalé y también realizó "otras diligencias periodísticas".

Por su parte, el periodista Francisco Chavanel reconoció que el día 11 de mayo de 2006 dirigía 'El Espejo Canario', un programa radiofónico "crítico eminentemente político", en el que se abordó la información sobre la vivienda de Soria y sobre el concurso eólico. Confesó que en un momento dado se puso "como abogado del diablo por si había otra forma de que Soria pagara el alquiler de su casa", pero consideró que "es importante saber si el César se comporta como el César".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha